En la prolija vidriera de un local de artículos deportivos sobresalía un par de zapatillas blancas, se trataba de un modelo singular fuera de stock, aunque de mejor calidad que las demás. Curiosamente llevaba meses sin ser vendido, a pesar de su aspecto llamativo.

La dueña del negocio estaba harta de verlas allí durante tanto tiempo y creyó que la vendedora se había vuelto inoperante debido al paso de los años y amenazó con despedirla si no lograba mejores resultados.

Zulma se hallaba en una edad intermedia, joven para jubilarse y vieja para conseguir un nuevo trabajo, y no soportaba la idea de quedarse en la calle, pues debía levantar la hipoteca de su casa y dependía de su sueldo para ello.

Un maldito par de zapatillas no podía ser la causa de su despido, entonces decidió ponerlas en oferta y hacerse cargo de la diferencia de precio, era preferible invertir su propio dinero a quedarse sin empleo.

Esa mañana una mujer y su hijo entraron al negocio y demostraron interés por el dichoso calzado. El joven se las probó viendo que parecían de su medida, pero no hubo modo de impedir que su dedo gordo quedara doblado por falta de espacio, a pesar de que las zapatillas eran de mayor tamaño que las que traía puestas.

Más tarde otro muchacho se mostró atraído por el diseño y su incomparable precio. A diferencia del anterior, a éste le quedaban holgadas, pese a ser del mismo número que las suyas.

Zulma ya estaba cansada de repetir que se trataba del único par en ese modelo y empezaba a considerar que pesaba una maldición sobre el calzado.

Un tercer candidato ingresó cuando ella estaba a punto de cerrar. Tampoco tuvo suerte, logró colocárselas pero algo le raspaba los dedos y se las tuvo que quitar.

La pobre vendedora suspiró resignada y bajó la persiana.

Los días se sucedían y las zapatillas seguían allí como si estuvieran adheridas a la vidriera.

Una tarde un chico se estacionó frente a ellas y quedó obnubilado contemplándolas. Viendo que pasaban los minutos y él no se movía de allí, Zulma salió para invitarlo a ingresar al local.

El número en exhibición era inferior al requerido por el joven y fue enorme su decepción al enterarse de que se trataba del único par. Y se estaba yendo cuando oyó un ruido desde la vidriera, fue como si algo se hubiera movido en ella.

Como estaban en época navideña había copos de algodón simulando nieve por todas partes, estos podrían servir de escondite para un roedor. Zulma dio un brinco al pensar en ello y entonces el joven se ofreció para revisar el lugar.

Mientras buscaba entre las zapatillas una voz interior le indicó que se probara las blancas. Convencido de que no había ningún roedor merodeando por allí, el chico tranquilizó a Zulma y le pidió permiso para intentar suerte con ese par. Ella pensó que nada perdía con acceder a su pedido - el resultado ya lo conocía de antemano – y le facilitó el calzado.

El pie derecho del muchacho se fue deslizando suavemente adentro de la zapatilla que cedió milagrosamente en su tamaño. Sorprendido, se calzó la otra y dio algunos pasos sobre la alfombra mientras se miraba en el espejo. Emocionado, experimentó la sensación de estar caminando sobre nubes.

Y Zulma no podía creer lo que veía. ¡Por fin alguien había conseguido doblegarlas! Lo que no comprendía era cómo se habían estirado de esa manera.

Julián no llevaba dinero suficiente en sus bolsillos, pero eso no le impidió quedarse con las zapatillas, ella le perdonó la diferencia. El hechizo parecía haberse roto y eso era lo que más le importaba.

Se generó entre ambos una química especial y por un tiempo se mantuvieron en contacto como buenos amigos.

El feliz poseedor del flamante par formaba parte del seleccionado de basketball de su colegio. Desde que comenzó a usar las zapatillas su desempeño cobró notoriedad, sus pies parecían tener alas cada vez que se elevaba para encestar.

Transcurría el tiempo y las zapatillas continuaban intactas a pesar del uso intensivo. Julián siguió avanzando en su carrera deportiva hasta ocupar un lugar en la selección nacional.

Más adelante llegaron las competencias internacionales y ningún sponsor conseguía que él se calzara otras zapatillas. Las suyas llevaban cuatro años en sus pies y aún lucían como el primer día, crecían junto con él generándole triunfos y dinero.

Una mañana Zulma se hallaba agachada adornando la vidriera para una nueva navidad, cuando del otro lado del vidrio le pareció divisar un calzado conocido. Levantó la vista y se emocionó al ver a Julián frente a ella. Se puso de pie con dificultad, su edad ya le pesaba.

Luego del abrazo, surgió la inevitable pregunta:

- ¿Son las mismas de aquella vez? ¡No lo puedo creer!

- Sí, no tengo explicación para ello. Estaban destinadas para mí y fueron decisivas en mi vida. Vine a agradecerte el gesto de habérmelas vendido a tan bajo precio, ahora ya puedo hacerlo como te mereces. Esto es para ti ¡Feliz Navidad! – le dijo Julián, mientras le entregaba un paquete envuelto en papel celofán, pero no se quedó a esperar a que ella lo abriera. Le dio un beso y se alejó.

Zulma encontró adentro muchos fajos con billetes de cien dólares y una nota que decía: ‘Esto es para levantar tu hipoteca. Gracias por haberme hecho tan feliz’

Laura C.

Visitas: 36

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por hugo el marzo 22, 2017 a las 12:35pm

Un cuento que acaba como este, querida Laura, merece el Me gusta que acabo de dejar... (¡Uy!... advierto que soy un sujeto redundacabador... o quizá un acabador redundante... ¿será contagioso?... Hmmm... ). 

P.S.: Yo tengo varios pares de zapatillas, y, de hecho, es el tipo de calzado que más uso diariamente. Y ahora que lo recuerdo, no tengo evidencias de que con ellas vuelo... pero, sí de que... a veces, huelo... Snif... Abrazonrisas

Comentario por Laura C. el marzo 21, 2017 a las 4:23pm

Ojalá los humanos se inspiraran en muchos de mis cuentos, donde procuro que la equidad, la justicia y la generosidad estén presentes. No suele ser así en la vida real, lamentablemente.

Gracias Beto y Lázara por haberse acercado a dejar sus huellas.

Comentario por Lázara Ávila Fernández el marzo 21, 2017 a las 1:34pm

Qué historia tan bella, y además exquisitamente narrada. Me ha encantado. Un gusto leerte, además de excelente para sembrar agradecimiento, en un mundo cada vez más hostil. Gracias.

Comentario por Beto Brom el marzo 20, 2017 a las 3:14am

...y colorín colorado este exquisito cuento a terminado.

Libros — Editores

Email: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________
'Creatividad Internacional' es una red abierta, donde no se obliga a registrarse para ver su información y colaboraciones, existen    +5,600 Foros de Discusiones  sobre grandes escritores y cineastas; actualidad literaria y cinematográfica diaria y  +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores. Los invitamos a participar.

Ismael lorenzo,                Director,                        Creatividad Internacional

Jorge Dominguez, Gloria Zúñiga, Alina Galliano.  Subdirectores

______________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS Y 'CINE Y LIBROS'

_______________

Radio Miami Mundial

RADIO MIAMI MUNDIAL transmite 24 horas / 7 dias a la semana, en español.
Contando con uno de los mejores grupos de locución global, 
alcanzando a oyentes en los Estados Unidos, Canadá, Latinoamerica, Europa, Asia y el resto del mundo.  Escuche 'Platicando con los Autores', un programa auspiciado por 'Creatividad Internacional', Jueves de 2 a 3 PM EDT/

RADIO MIAMI MUNDIAL

_______________

Matías Pérez regresa a casa

Ismael Lorenzo

Este aventurero profesor de química, sale de su retiro madrileño y regresa a aquella isla de la que había salido hacía muchos años, pero donde ya había terminado la pesadilla de más de medio siglo.  “Todo ha cambiado y no ha cambiado. Es como si hubiera pasado a la vez un terremoto, un huracán y una guerra”, piensa cuando va en el auto que lo trae del aeropuerto.  Una novela para meditar y reírse.  Envuelto en un formato lleno de humor e ingenio, se vislumbran serios pronósticos. 

MATIAS PEREZ REGRESA  A CASA

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo y Felipito

'Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.

"Mi papá me quiere mucho y ya me está dando consejos de como lidiar con los editores, que casi todos son unos bandidos, me dice, casi tanto como los políticos".

SOY FELIPITO

_______________

Timelike

Angel de Aluart

 No solo se trata de escribir, más o menos bien, una historia de fantasía, también se trata de estudiar el origen de la ciencia y no escribir ficción hasta que la ciencia ha dicho que "hasta aquí he llegado".  Esta es una novela que narra la construcción de una MD o máquina del tiempo...Viajar al pasado o al futuro a través del tiempo será posible, ¿cuándo?

TIMELIKE

________________

La mujer del sombrero rojo

Blanca Irene Arbeláez

Me despiertan las primicias de una pesadilla, una  sacudida del avión.  Levanto la pequeña persiana de la ventanilla y aprecio las gotas que chocan violentas contra el  cristal.   

Entramos en un gran techo de  nubarrones muy espesos y comienzan las continuas subidas y bajadas, descendemos muchos metros al entrar en los pozos de aire. A mí me gusta ver llover pero sólo cuando la lluvia acaricia y resbala sin fuerza por los cristales y la vegetación, no como ahora en mitad de una tempestad a quince mil pies. 

Debe ser esta la tormenta “Talina” que anunciaban en la televisión, justamente sobre las costas de la zona que estamos sobrevolando.

LA MUJER DEL SOMBRERO ROJO

_______________

Tiempo de sal

Lola Fernández

Ganadora del concurso literario Editnovel 2016.

Lo único que deseaba Judith era una vida nueva en Europa, salía de Ecuador llena de sueños, pero lo que iba a encontrar a su llegada al aeropuerto de Barcelona se alejaba mucho de sus proyectos, porque una organización mafiosa la esperaba para secuestrarla y obligarla a prostituirse.

TIEMPOS DE SAL

________________

buscándose a sí mismo

José Ignacio Velasco Montes

Un médico cirujano con muchos años de trabajo continuado es consciente que ha entrado en crisis y ni soporta a sus pacientes, a sus compañeros ni a sí mismo.

Ante la imposibilidad de resolver su situación, pide la excedencia y se va a la playa para pensar sin presiones.  En ella conoce a un americano que ha tenido igual situación,  que le aconseja que se marche a  Tailandia y busque a un determinado santón budista con el que él lo resolvió.

BUSCANDOSE A SI MISMO

________________

Aromas de café

Ôscar Martínez Molina

En "aromas de café", cada historia va tejiéndose a partir de un amor, una desilusión, un recuerdo. La añoranza por el pueblo y sobre todo por esos tiempos pasados marcados por una presencia familiar, por un sabor perdido

AROMAS DE CAFE

______________

Llorar no cuesta

Lázara Ávila Fernández

Una novela  cubana que narra con crudeza la historia de un hombre y de dos mujeres que obligados por las circunstancias se despojan de la piel para asirse a lo imposible.

Sexo, sincretismo, prostitución, violencia, desesperanza en la Cuba de los primeros años de la década del 90 tras la caída del Socialismo en Europa

LLORAR NO CUESTA

_________________

Un paseo por mis fantasías

             Laura C

Los relatos de este libro se caracerizan por su originalidad y fuerza siempre con un toque muy distintivo e impactante que logra identificar su elegante y sorpresivo estilo.

Más información:

LAURA

_________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable de los contenidos publicados por sus miembros.

_________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2017   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09:
AmazingCounters.com