EL PERRO ESCRITOR

Sergio Gaut vel Hartman

argentino

Oxímoro Martínez nunca le había prestado atención a la meada de su perro. Por eso, cuando Balzac, un bello labrador dorado, dejó un reguero de orina sobre la alfombra de Bukhara que le había regalado la tía Angélica, su primera intención fue tomar la AK-47 que se había traído de Irak y coser a tiros al desgraciado. Pero por fortuna se detuvo a tiempo. La forma adoptada por el líquido, una serie de trazos coherentes que parecían letras, hablaba a las claras de que Balzac estaba tratando de comunicar un mensaje.

—Perrito loco —dijo Oxímoro acariciando al can, ya que a pesar del arranque cinocida experimentado unos minutos atrás amaba a Balzac—. ¿Se puede saber por qué measte mi alfombra de Bukhara?

El perro meó lo siguiente: "Es mi modo de expresarme".

Anonadado por la intempestiva revelación, Oxímoro miró a su perro, miró la alfombra, volvió a mirar a Balzac y una vez más, la alfombra. La haré corta: Oxímoro tardó solo dos minutos en descubrir que los textos de Blazac eran literatura, y de la mejor. Redactaba párrafos como este: "Cuando anocheció, el hombre se puso en cuclillas junto al camino, se preparó una cena frugal y escuchó el crepitar de las llamas mientras se llevaba la comida a la boca y masticaba con aire pensativo".

—¡Genial! ¿Podrías encarar cosas más extensas? —dijo Oxímoro.

El perro escribió: "¡Por supuesto! ¿Una novela, tal vez?".

—¡Una novela! ¡Estupendo! El primer best seller escrito por un perro. —

Oxímoro se frotó las manos, le brillaron los ojos y dio un salto de bailaríclásico, golpeando los talones antes de caer.

Balzac, haciendo honor a su nombre, escribió la novela en tres meses. Oxímoro tuvo que invertir en la aventura, ya que le costó un par de miles en cerveza… porque cerveza y no agua era lo que tomaba Balzac para estimular su vejiga y su, digamos, "estilográfica". En opinión de Oxímoro, la novela era maravillosa y se deleitó leyéndola. Tal fue su entusiasmo que hizo lo imposible para entrevistarse con el editor más importante de la ciudad con el objeto de ofrecerle la obra de Balzac. Y su empeño rindió frutos, ya que fue citado por Erasmo Bibliotek para que concurriera al trigésimo piso de la Torre Universum, emplazamiento de la editorial de los best sellers más afamados. Abreviaré la narración omitiendo los prolegómenos del encuentro y pasaré directamente al diálogo que Erasmo y Oxímoro, este acompañado por Balzac, mantuvieron en el despacho del primero.

—¿O sea que usted sostiene que este manuscrito —tocó el manuscrito con un dedo— ha sido escrito por el perro aquí presente?

—Es lo que él escribió usando su... meada, con perdón. Yo me limité a transcribir el texto.

—Ahá. El perro mea y usted transcribe.

—Exacto —aseguró Oxímoro. Y antes de que Erasmo pudiera reaccionar, Balzac comenzó su demostración.

—¡Pare! ¡Deténgase! ¡Stop! —Exclamó Erasmo, y al borde del colapso, exclamó—. ¡Mi alfombra de Bukhara!

—Arruinó la mía —dijo Oxímoro—. Todo sea por la literatura, ¿no? Lea lo que meó, quiero decir, lo que escribió.

Erasmo Bibliotek leyó, y no pudo negar que Balzac había escrito un párrafo coherente y legible.
Esto decía: "Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestión de aparcerías, volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles".

—¿Qué le parece? ¿No es maravilloso?

Ahogándose, pero incapaz de morir sin antes poner en claro la situación, Erasmo respondió.

—Es... maravilloso... en espe... en especial, por... por... porque esto ya… ya lo es... escribió Cor... tázar, y... y... la no... nove... vela, es Anna Kare... Karenina, pa… palabra por… por pala… palabra. —

Reunió sus últimas fuerzas y gritó a voz en cuello—: ¡su perro es un plagiario!

***

El Autor

Nací en 1947, en Buenos Aires. Me crié en Floresta, donde viví hasta los 10 años. Por aquel entonces era un sitio poco poblado y existían enormes espacios vacíos en los que los chicos podíamos corretear a gusto. Por eso, el regreso a casa, cansado de jugar, proporcionaba un excelente incentivo para actividades más pacíficas y sedentarias. Durante mi infancia escuché tantos programas de radio y vi tantas películas de todo género que he terminado por suponer que esos fueron los disparadores de mis gustos literarios, aún por delante de la lectura misma. Claro, también leí muchísimo: Salgari, Verne, Stevenson, Siri, London, Wells, Swift, Raymond Jones, Wollheim... Leí "novelitas de a duro" hasta que descubrí Más Allá en 1960, cuando ya había dejado de salir y empecé a conseguir ejemplares en las librerías de usados. Después llegaron la colección Nebulae y más tarde la primera Minotauro y la Planeta de Pauwels y Bergier desde el mismo momento en que aparecieron en los kioscos. Esas publicaciones y un profesor de física del Colegio Nacional, fueron los mayores incentivos para hacerme comprender que mi interés por la literatura era un asunto serio. Por entonces, con 15 años sobre las espaldas, me encontré con Anatole France, Herman Hesse, Romain Rolland, Krishnamurti, el budismo zen, algo de literatura política y social, José Ingenieros. Fue una variante imprescindible antes de la "especialización" en cf y fantasía.

(Liter Área Fantástica / Blog del autor)

Visitas: 186

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Gloria Zúñiga.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

TENEMOS 151 PROGRAMAS  y +24,900 visualizaciones.

______________

Matías Pérez entre los locos

Ismael Lorenzo

Una novela de humor y aventuras. Su protagonista es un simple y oscuro profesor de química, que ha escapado en un globo de una isla siniestra con una curiosa y original fórmula, para la cura de una terrible enfermedad.  Después de muchas peripecias, Matías arriba a una ciudad desconocida donde tiene que negociar con un médico, libidinoso y de pocos escrúpulos, que trata de adquirir la fórmula para un consorcio farmacéutico. 

MATIAS PEREZ ENTRE LOS LOCOS

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo y Felipito

'Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.

"Mi libro ya está en las Amazon, me ha dado tanta alegría, que hasta se me ha quitado mi hambre perenne. Mi papá me quiere mucho y ya me está dando consejos de como lidiar con los editores, que casi todos son unos bandidos, me dice, casi tanto como los políticos".

FELIPITO

______________

Anécdotas turbulentas

Adela Soto Alvarez

Sucesos reales ocurridos a diarios en la Cuba de hoy. El valor de un hombre luego de regresar de una misión. El abuso de cargo.  Las miserias humanas todas recopiladas en diversos  testimonios que sangran en un país totalitario.

ANECDOTAS  TURBULENTAS

_______________

Mi último invierno

José Baroja

Antología de un hombre que está cansado

“Tuve la oportunidad de coincidir con un hombre indescifrable. No porque sus estructuras mentales fuesen impredecibles, al contrario. Este hombre era incomprendido porque convivía, al mismo tiempo, con otros dos. Así sumaba yo a tres seres: el poeta, el maestro y el niño.

MI ULTIMO INVIERNO

______________

Pijamas verdes y batas blancas en la clínica

José Ignacio Velasco

Gustavo Montes es un cirujano con experiencia que, de una familia de médicos, recuerda lo que fue la medicina de su abuelo, la de su padre y la suya propia a los largo del tiempo. Y lo hace alternando el pasado, cuando era estudiante de medicina, con el presente cuando ya ha alcanzado un alto nivel y es jefe en una clínica.   Desde el inicio de su profesión ha tenido claras la netas diferencia entre la forma de ver y ejercer la profesión entre los Médicos Clínicos [las batas blancas] y los Cirujanos [los pijamas verdes.

PIJAMAS  VERDES

_______________

El Polvo Rojo de la Memoria

Eduardo R. Casanova Ealo

El personaje principal de esta novela, Carlos Camilo vive aquejado por la pérdida de la memoria colectiva y las nubes del polvo rojo de su pueblo natal.

Por lo que se ve obligado a refugiarse en el arte y la literatura en general, para tratar de aproximarme al más grande de los misterios, dejando a un lado el cosquilleo de sus nervios,

EL POLVO ROJO DE LA MEMORIA

______________

Un paseo por sus fantasías

             Laura C

Los relatos en este libro se caracterizan por su originalidad y fuerza, siempre con un toque muy distintivo e impactante, que logra identificar su elegante y sorpresivo estilo, resulta un deleite leerlos/

LAURA

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2018   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: