Llevaba dieciséis años jubilado y sus sagaces comentarios molestaban a su familia que le tenían encasillado en el clásico criticón sin fundamento. Aunque a él le dolía ese desprecio, contenía su enfado en aras de una tranquila convivencia. De vez en cuando, y siempre sin proponérselo, se encontraba de lleno con frases como "tú siempre estás igual" o "tú que sabrás; los tiempos han cambiado". Cuando veía el alarmado rostro de su mujer, recogía velas y se ponía al pairo. "Algún día debería decirles la verdad,"pensaba sin mucha convicción; era tan grande el esfuerzo que tendría que hacer para convencerles...

Los años iban pasando y cada vez le dejaban opinar menos. La verdad es que ya nadie opinaba sobre cosas importantes pues se constreñían a ver y escuchar mediocridades y, de vez en cuando, a aprobarlas como sublimes. Una tarde-noche, tras una dilatada comida en casa de su hija, en la pantalla de gran formato de televisión, comenzaron a poner una de esas películas recién estrenadas; una versión nueva de la clásica "Los 7 Magníficos". Él no solía ver películas del oeste como no fueran las clásicas, como: "Solo ante el peligro", "OK Corral", etc., o las de Sergio Leone y, desde luego, de no haber estado en casa ajena, no la habría visto nunca; ya tenía en su memoria a Yul Brynner y su magnífico tema musical. Como se imaginaba, "nunca segundas partes fueron buenas". Calló estoicamente hasta casi el final, pero viendo el gozo de quienes le rodeaban, ya no pudo contenerse e hizo un pequeño comentario. "Con lo bien que estaba la primera, para qué habrán hecho esta nueva versión". ¡Para qué lo hizo! Aquello desencadenó las clásicas palabras de quién está por encima de toda discusión. Sin embargo, el veterano de la vida y de otras profesiones, tras mantener la controversia unos cortos minutos, miró a su mujer y cerró la boca. Al regresar a su casa pensó detenidamente  en que lo ocurrido formaba parte del problema nacional, o tal vez, global; que no era sólo su caso, y le asaltó una frase que lo definía todo: "esnobismo". Él representaba lo viejo, lo caduco, lo que había que apartar para vivir en plena tecnología sin plantearse siquiera la más leve duda sobre nada. Había que olvidar el pasado porque cualquier tiempo presente era mejor. Por su cabeza pasaron imágenes de sus años jóvenes y las enseñanzas adquiridas dentro y fuera de su profesión. Antes de entrar en TVE como decorador, había vivido entre bambalinas teatrales y conocía gran parte del repertorio de obras clásicas y populares. Zarzuelas, versos, sonetos y prosa, habían desfilado por sus oídos formando parte de su cultura. Conocía la dirección de actores, la interpretación y toda la tramoya que existe en un teatro llegando a ser experto en montajes escénicos. Pionero en la escenografía de televisión, se formó con verdaderos artistas de los que aprendió grandes cosas que, con los años, pudo desarrollar. Durante cuarenta años ejerció de escenógrafo (Art Director) teniendo bajo su dirección  a muchos profesionales pues la escenografía abarca los diseños constructivos y los ambientales, el vestuario y la caracterización, e incluso la iluminación. Leer un guión, interpretarlo para diseñar esos espacios escénicos y dirigir su construcción hasta entregarlo al realizador totalmente atrezado y listo para grabar, era uno de los obligados pasos en cada programa; para lo cual, las reuniones de producción, eran necesarias, y en ellas se trataban: el guión, los presupuestos y las necesidades técnicas, los actores y el vestuario. Una vez terminado de emitirse el programa, se convocaba otra reunión para criticar los errores y, de esta forma, tratar de corregirlos para la próxima vez. Día tras día, año tras año, los profesionales de este medio fueron adquiriendo grandes cualidades, no sólo como críticos, sino como autocríticos, que es más importante. Realizadores, productores y escenógrafos, formaban el equipo de expertos y tenían la obligación de llegar a acuerdos concretos antes de acometer el programa. Cada cual, en su parcela, ejercía sus funciones profesionales sin interferir en la de los demás y complementándose a la vez. Con ese bagaje, adquirido con la experiencia, podían dialogar  con prestigiosos directores de cine, teatro y, por supuesto, televisión. Esta, era la cultura profesional que atesoraba este jubilado y la que despreciaba su familia, tal vez por desconocerla, pero sabía que por mucho que se esforzara, su tiempo había pasado y, ahora, era el tiempo del esnobismo...

Visitas: 241

Respuestas a esta discusión

Amigo Francisco. Si no me fallan las cuentas, el protagonista tiene cerca de 80 años. Yo tengo 66. La historia se repite... no falla. Parece mentira, pero no aprendemos... Hay quienes se quedan anclados en el pasado... "su pasado"... su pequeña parcela en donde se encuentra cómodos... pero el tiempo pasa. Hay que "correr" para no perder el tren que cada vez corre más rápido de las nuevas tecnologías, nuevos conceptos, nuevas formas  de relación y acción.

Pero vale la pena si quieres seguir estando al lado, cerca de los hijos, de los nietos, y entenderlos, disfrutarlos y quererlos. Lo de antaño, esta superado es pasado. Depende de dónde quedamos vivir y estar.

Muy bueno, sí señor. Un abrazo.

Sí amiga Maruja, tienes razón, pero ese no es el caso de ese jubilado de 72 años pues nunca dejó de estar al día; sigue en la brecha, escribe y publica y, en cuanto a las nuevas tecnologías, está más integrado que sus propios hijos y las utiliza constantemente para compartir sus ideas con los demás. Como digo en mi cuento, creo que se trata de puro y duro "esnobismo", pero también podemos relacionarlo con aquel dicho de que "nadie es profeta en su tierra" ya que él se lleva muy bien con otros jóvenes que escuchan sus comentarios y los entienden.

Estoy a tu disposición para cualquier aclaración que estimes oportuna.

Un abrazo.

RSS

Libros – Editores

Creatividad Internacional’, es una red abierta, sin fines de lucro, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores. Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Liss Clisson, Debbie Indira, Gloria Zúñiga

Subdirectores

____________

PROGRAMACIÓN RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

524 Programas radiales, +71,300 visualizaciones en Youtube, Pags en FB, Twitter y en Instagram. 

_____________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

El silencio de los 12

Nueva edición revisada

____________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros. 

Somos una entidad sin fines de lucro. 

____________

Matías Pérez baila la Macarena

Ismael Lorenzo

La Pentalogía de los 'Matías Pérez', iniciada  hace un par de décadas: 'Matías Pérez entre los locos', 'Matías Pérez regresa a casa', 'Matías Pérez en los días de invierno', 'Matías Pérez de viaje por el Caribe', y 'Matías Pérez baila la Macarena'.  Disponibles en las Amazon.

MATIAS PEREZ BAILA LA MACARENA

____________

Amigos en Tiempos Difíciles'

Ismael Lorenzo

En este libro recién publicado 'Amigos en Tiempos Difíciles', Ismael Lorenzo describe las vicisitudes y pérdidas sufridas por la estafa que condujo a una orden judicial de desalojo y como muchos volvieron la espalda pero aparecieron otros

AMIGOS EN TIEMPOS DIFICILES

______________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2022'

En el 2022, su 8va versión es en 'Novela'. Se hará la entrega del Premio en Miami, el 7 de diciembre, el 32do Aniversario de la muerte de este gran escritor.

_____________

Sin niñez... me robaron la infancia

Guadalupe Díaz García

Ojalá las páginas de este libro no fueran ciertas, ojalá todo lo que escribo aquí no hubiese sucedido nunca, pero me ocurrió. No puedo olvidar sus amenazas, sus manos sobre mi pequeño cuerpo, las brutales vejaciones a las que me sometía para satisfacer sus sucios deseos.

Me Robaron la Infancia

____________

Ramona: Estampa de mi vida

Lázara Avila Fernández

El libro que leerás a continuación representa las memorias de una mujer ya adulta. Son ocho estampas o relatos cortos en los que nada de lo que se cuenta es ficción

RAMONA

_______________

HISTORIAS PICANTES PARA DISFRUTAR EN LA INTIMIDAD

Sonia Crespo

Conjunto de historias que te envolverán para llevarte adonde las fantasías más ocultas y personales cobran vida. Estos relatos para adultos conseguirán que explores tu interior y descubras esas 'ensoñaciones' prohibidas

Historias picantes

____________

Años de sobrevivencia

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra 

Años de sobrevivencia

___________

Casa Azul Ediciones

SERVICIOS EDITORIALES

Email: casazulediciones@gmail.com

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2022   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: