REMEMBRANZAS DE MI BELLA DAMA

En el año 1959 yo era un estudiante de arquitectura en el Tec de Monterrey. Se iniciaba el año, corría el mes de enero y la ciudad se vio gratamente sorprendida por un suceso que dejaría huella en el aspecto de representaciones teatrales, particularmente en el género musical. Manolo Fábregas, el actor teatral, incursionaba como productor y había elegido a Monterrey para representar, concretamente en el teatro María Teresa Montoya, Mi Bella Dama, el musical basado en la obra teatral Pigmalión de Bernard Shaw.

Con el nombre de My Fair Lady, se había estrenado, con un éxito extraordinario, en Broadway, en 1956. Manolo Fábregas había adquirido los derechos para su representación en México y, a saber por qué, pero para fortuna de los que vivíamos en la próspera ciudad norteña, fue en Monterrey donde la estrenó, antes que en la propia ciudad capital. De hecho, después de Monterrey la llevó a Guadalajara y ya más adelante la representó en la Ciudad de México, primero en el Palacio de Bellas Artes, y luego en el teatro Esperanza Iris.

Creo que medio Monterrey acudió a ver la obra. Valga la exageración para significar el éxito que tuvo Mi Bella Dama. En el Tec, caminaba uno por los pasillos de la Facultad entre el tararear de las melodías, lo mismo de estudiantes o catedráticos. Vaya si recuerdo a nuestro maestro de Urbanismo, que había acudido tres veces a ver la obra y, mientras nosotros resolvíamos acertijos urbanísticos en el restirador, él, prescindiendo de solemnidades de investidura y pudores por desentones, cantaba La Calle Donde Tú Vives, rememorando la interpretación del enamorado de Eliza Doolittle.

Amén de toda la plana de docentes, casi todos mis compañeros habían acudido a ver la obra. Faltaba yo, así que hice malabares con mi mesada -de suyo modesta-, compré mi entrada en la mejor localidad que pude, y acudí al teatro.

Manolo Fábregas puso una puesta en escena verdaderamente magnífica. No reparó en gastos y, simplemente el vestuario, era un dechado de elegancia y buen gusto. Al grado de que en el cuadro del Hipódromo de Ascot, significado por la presencia de la alta sociedad londinense, en la obra de Fábregas igual se distinguió por la elegancia en el vestuario, tanto, que en un momento dado el público estalló en profusos aplausos, simplemente por lo que estábamos viendo, más allá de melodías o coreografía alguna.

El elenco fue cuidadosamente seleccionado por Manolo. Diría yo que no a base de grandes figuras del teatro o canto del momento, sino de las que Fábregas consideró como idóneas para la obra. Desde luego, él mismo se adjudicó el papel del profesor Henry Higgins, y aquí no vale decir que por ser “el dueño del balón”, Manolo, de suyo un buen actor teatral, hizo una espléndida interpretación del personaje. Y si en la obra en Broadway, Rex Harrison sólo “decía” las melodías, aquí Manolo se atrevió a cantarlas, de manera muy sencilla, pero lo hizo y lo hizo bien.

Para el papel de mi bella dama, Eliza Doolittle, que en Broadway interpretó Julie Andrews, Fábregas tuvo la audacia de contratar a una ilustre desconocida. Cristina Rojas de nombre, una chica de 25 años que acudió al casting en pos de un papel en el coro. Su voz cautivó a Fábregas y le dio el papel principal. Lo hizo bastante bien, tanto en actuación como en canto y así, de un día para otro, estaba en la cumbre del teatro musical. No trascendería gran cosa después, no sé por qué.

El papel de Freddy, el enamorado de mi bella dama, lo hizo Salvador Quiroz, que era un buen tenor aunque no de los mejores de la época; pero el papel, que no exige tampoco mucho, lo hizo bastante bien.

Mas yo quiero enfatizar el papel de otro protagonista, ya verán por qué. Se trata de Alfred Doolittle, el padre de Eliza. En Broadway y Londres (después en la película de George Cukor) lo había hecho el espléndido actor inglés Stanley Holloway. Dueño además de una buena voz de barítono, Holloway habría de pasar, así fuera por sólo este papel, a la historia de la comedia musical. Pero en México Manolo Fábregas seleccionó para el papel a un tenor, además sólo cantante, no actor. Fue Mario Alberto Rodríguez, toda una figura en una época de grandes intérpretes de la canción popular en México, como Nicolás Urcelay, Juanito Arvizu, el doctor Ortiz Tirado, Néstor Chaires, Pedro Vargas, etc.

La elección de Fábregas fue de lo más acertada. Traducida a nuestro medio, Mario Alberto Rodríguez ciertamente que daba el personaje: un tanto chaparrito, un tanto gordito, un mucho simpático y pícaro. La grave voz de Holloway, entre nosotros se substituyó por la fresca y agradable voz de Mario Alberto. Ya no digamos el derroche de simpatía que el cantante asimiló para su personaje.

Pero todo este rollo que he desplegado es para aterrizar en la siguiente pista narrativa:

Alfred Doolittle, padre de mi bella dama, el personaje que interpretó Mario Alberto Rodríguez, era un borrachín que solía andar en sus correrías siempre acompañado de otros vagos y borrachines como él. En la obra teatral de Broadway y Londres, como en la película de Cukor, varios, no lo recuerdo bien; en la obra de Fábregas acaso un par, o tres o cuatro, no más, tampoco lo recuerdo bien. Lo que sí recuerdo es que en Monterrey eran unos jovenzuelos cuyo papel no pasaba de secundar con alguna frase melódica al tenor Mario Alberto Rodríguez y dar unos brinquitos a manera de coreografía. Claro, sus nombres ni aparecían en el programa.

Muchos años después supe el nombre de uno de aquellos muchachitos. Un joven que con 18 años entonces, hacía sus pininos como tenor.

Se trataba de… ¡Plácido Domingo!

J. A. C.

Visitas: 544

Respuestas a esta discusión

Deliciosa anécdota, amigo, y no ceso de sorprenderme de que hables de hechos de cuando yo alcanzaba los nueve añitos; porque te he considerado siempre, a pesar de alguna aclaración tuya al respecto, y que olvido tercamente, que eres muy, muy jocen: Prueba del gran espíritu que te anima y reverdece a perpetuidad...y eso lo percibo guajiricamente hablando. Gracias por este regalo tan bien contado, como envidiaría cualquier columnista de los más rancios. Un abrazo, joven amigo.

Querido Javier, como de costumbre ¡fabuloso! Has estado fabuloso con tu sorpresiva narración y me complace mucho que te hayas centrado en un tema tan querido como el teatro aunque sea musical, piensa que mi familia también hizo ese género y coincidió con compañías de zarzuela donde estaba la familia de Plácido Domingo y él mismo. Te animo a que continúes con el tema, que seguro tienes en tu gran memoria más recuerdos de estos.

Muchas gracias mi buen amigo, siempre tan generoso en tus comentarios. Pues sí, en los meandros de la memoria 
suele hallarse materia que se recoge para plasmar en papel. García Márquez tenia razón: "Nadie puede evitar el zarpazo de la nostalgia".
Pastor Aguiar dijo:

Deliciosa anécdota, amigo, y no ceso de sorprenderme de que hables de hechos de cuando yo alcanzaba los nueve añitos; porque te he considerado siempre, a pesar de alguna aclaración tuya al respecto, y que olvido tercamente, que eres muy, muy jocen: Prueba del gran espíritu que te anima y reverdece a perpetuidad...y eso lo percibo guajiricamente hablando. Gracias por este regalo tan bien contado, como envidiaría cualquier columnista de los más rancios. Un abrazo, joven amigo.



Estimadísimo Paco: Mil gracias por tu comentario tan estimulante para mí. Debo decirte que la zarzuela es particularmente de un gusto personal muy especial. Y me trae gratos recuerdo pues me remontan a mi ya muy lejana niñez. Tendría yo unos ocho años y mi abuelo, amante del género, me llevó a ver La Verbena de la Paloma, eso en el puerto de Veracruz, mi tierra natal. Al puerto llegaban periódicamente compañías de España, desde luego la de Pepita Embil. Desde entonces me hice amante de la zarzuela, poseo algunos discos y eventualmente los disfruto. Un abrazo.
Francisco Sanz Navarro dijo:

Querido Javier, como de costumbre ¡fabuloso! Has estado fabuloso con tu sorpresiva narración y me complace mucho que te hayas centrado en un tema tan querido como el teatro aunque sea musical, piensa que mi familia también hizo ese género y coincidió con compañías de zarzuela donde estaba la familia de Plácido Domingo y él mismo. Te animo a que continúes con el tema, que seguro tienes en tu gran memoria más recuerdos de estos.

RSS

Libros – Editores

Creatividad Internacional’, es una red abierta, sin fines de lucro, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores. Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Liss Clisson, Debbie Indira, Gloria Zúñiga

Subdirectores

____________

PROGRAMACIÓN RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

523 Programas radiales, +71,100 visualizaciones en Youtube, Pags en FB, Twitter y en Instagram. 

_____________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

El silencio de los 12

Nueva edición revisada

____________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros. 

Somos una entidad sin fines de lucro. 

____________

Matías Pérez baila la Macarena

Ismael Lorenzo

La Pentalogía de los 'Matías Pérez', iniciada  hace un par de décadas: 'Matías Pérez entre los locos', 'Matías Pérez regresa a casa', 'Matías Pérez en los días de invierno', 'Matías Pérez de viaje por el Caribe', y 'Matías Pérez baila la Macarena'.  Disponibles en las Amazon.

MATIAS PEREZ BAILA LA MACARENA

____________

Amigos en Tiempos Difíciles'

Ismael Lorenzo

En este libro recién publicado 'Amigos en Tiempos Difíciles', Ismael Lorenzo describe las vicisitudes y pérdidas sufridas por la estafa que condujo a una orden judicial de desalojo y como muchos volvieron la espalda pero aparecieron otros

AMIGOS EN TIEMPOS DIFICILES

______________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2022'

En el 2022, su 8va versión es en 'Novela'. Se hará la entrega del Premio en Miami, el 7 de diciembre, el 32do Aniversario de la muerte de este gran escritor.

_____________

Sin niñez... me robaron la infancia

Guadalupe Díaz García

Ojalá las páginas de este libro no fueran ciertas, ojalá todo lo que escribo aquí no hubiese sucedido nunca, pero me ocurrió. No puedo olvidar sus amenazas, sus manos sobre mi pequeño cuerpo, las brutales vejaciones a las que me sometía para satisfacer sus sucios deseos.

Me Robaron la Infancia

____________

Ramona: Estampa de mi vida

Lázara Avila Fernández

El libro que leerás a continuación representa las memorias de una mujer ya adulta. Son ocho estampas o relatos cortos en los que nada de lo que se cuenta es ficción

RAMONA

_______________

HISTORIAS PICANTES PARA DISFRUTAR EN LA INTIMIDAD

Sonia Crespo

Conjunto de historias que te envolverán para llevarte adonde las fantasías más ocultas y personales cobran vida. Estos relatos para adultos conseguirán que explores tu interior y descubras esas 'ensoñaciones' prohibidas

Historias picantes

____________

Años de sobrevivencia

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra 

Años de sobrevivencia

___________

Casa Azul Ediciones

SERVICIOS EDITORIALES

Email: casazulediciones@gmail.com

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2022   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: