Tercer capítulo

Como el invierno se estaba acercando, era necesario prepararse, estar provisto con todo lo indispensable para afrontarlo y pasarlo de la mejor manera posible. Pues manos a la obra, me dije, y di comienzo al trabajo empezando por la revisación del techo. La verdad no fue fácil trepar utilizando el árbol del fondo, los años no venían solos; alrededor de la chimenea una tabla levantada, me ocupó más de una hora reemplazarla. El resto, por suerte, estaba en buenas condiciones.

Al día siguiente me dediqué a revisar puertas y ventanas. Los vientos alcanzaban elevadas velocidades en el invierno, propio de aquellas alturas. Era necesario verificar el buen cerramiento de todas las aberturas; cualquier orificio, por pequeño que sea, daría paso al viento, y a los pocos instantes  éste arrancaría de cuajo tal puerta o ventana. Todo ello aprendido  en mi ya larga estadía por aquellos parajes. Dos ventanas y la puerta en el galpón, en la parte trasera, exigieron unas cuantas horas de trabajo, hasta quedar en condiciones.

Realicé un recorrido final alrededor de la cabaña. Quedé pensando en la posibilidad, aunque remota, pues nunca había ocurrido, que las copiosas lluvias que acosaban a la zona en general y a la montaña en particular, ocasionen el desborde del pequeño arroyo tan cercano a mi cabaña, obligándome a evacuarla en medio de la tempestad.

Estudié las orillas del susodicho arroyo. Calculé las posibilidades. Llegué a la conclusión de que la solución más adecuada sería construir una pequeña empalizada al costado izquierdo de la casa. Me pareció el lugar propicio.

En los siguientes días, más de una semana, logré apilar decenas de piedras, de todos los tamaños, en el lugar elegido. Al comienzo, los perros iban y venían acompañándome en mi labor, lo tomaron como un juego; al poco tiempo se aburrieron y me esperaban al frente de la cabaña.

Ojeando un viejo libro de historia (lo había traído entre otros al instalarme allí, allá lejos y hace tiempo) que trataba sobre la antigua Grecia, me detuve en un plano que hablaba de construcción de empalizadas en aquellas épocas. Me jugó un buen pasar la suerte.

Allí estaban detallado las cantidades y tipo de material, medidas, clase de terreno y demás detalles necesarios. Por supuesto las medidas no coincidían con mis necesidades, ni el terreno era del tipo allí detallado, y por descontado que no tenía en mi poder las herramientas ni materiales por ellos utilizados. Pero como el tiempo llegó a ser mi mejor amigo, pues siempre está conmigo, me permitió dedicarme al estudio de la futura construcción de mi anhelada empalizada.

La zanja en la cual debería construir la base de la empalizada, detalle primordial para que resultase una construcción fuerte y segura, requirió bastante tiempo. Mis manos, no obstante acostumbradas al trabajo, empezaron a mostrar indicios de pequeñas ampollitas, acompañadas por dolores que me obligaron a tomar unos días de descanso.

Mientras tanto, separé las piedras según formas y tamaños, comenzando a probar los elementos necesarios para la mezcla que me serviría para conseguir la unión de las mismas. Al carecer de cemento, al igual que los griegos antiguos, sumado a la falta de los elementos por ellos utilizados, fueron imprescindibles  toda clase de experimentos hasta lograr una mezcla adecuada a las necesidades, es decir que posea la suficiente resistencia capaz de sostener una pared de un metro de altura.

Todo ello no me impidió realizar mi caminata diaria, en compañía de mis perros obviamente. No obstante, el tiempo que dediqué a la construcción me privó, lo cual lamenté, dedicarme a ellos, como  acostumbraba. Pero dejé por descartado que entenderían las razones y no se enojarían. Mientras yo trabajaba, sentados observaban cada uno de mis movimientos sin perder detalle alguno.

Un día me resultó imposible mantener un tronco para sostén; tuve la idea brillante  de atar una cuerda a uno de los extremos del mismo y por señas logré hacer entender a mis perros que sostengan con sus mandíbulas el otro extremo de la cuerda, tomando un árbol como ayuda. Captaron al vuelo mi pedido. Dos de ellos, apresaron con sus dientes el final de la cuerda, mientras que Cleopatra había tomado una pequeña protuberancia que salía del tronco, más o menos en la mitad de éste, evitando que se deslice. Yo mismo me asombré de la inteligencia aplicada por los caninos. Al terminar los acaricié, uno por vez, premiándolos con tres respectivos huesos con carne, restos del animal que había cazado la semana anterior. Y allí se fueron, cada uno a su rincón, a deleitarse con el trofeo que bien se lo habían merecido.  Yo también aproveché el momento, tomé un descanso y fui a comer algo.

En más de una ocasión, a causa de las dificultades que se presentaron al no tener ayuda,  me vi obligado a intentar una y otra vez, hacer y deshacer; ello me llevó a la conclusión de que lo por mí emprendido, era un utopía. La tenacidad, la fuerza de voluntad y mis fuertes deseos se arremolinaron y no obstante el tiempo requerido, más de lo calculado, lo logré.

Frente a mí se erguía la empalizada. Una hermosa y firme pared de un metro de altura y de unos doce metros de longitud. La susodicha debería soportar los miles de litros de agua, descontando los golpes sin miramientos que ellos efectuarían contra ella, evitándoles el paso y manteniendo el cauce del curso correspondiente.

Sólo restaba aguardar la época de las lluvias, que, a juzgar por las frías mañanas, los atardeceres más cortos, y las largas noches, calculé, entonces, que no faltaría mucho para su aparición.

Los tres compinches al percatarse del final de mi trabajo, y por supuesto significaba que nuevamente me dedicaría a ellos como estaban acostumbrados, quisieron demostrar su alegría saltando alrededor mio. Consiguieron provocarme una caída, con tal mala suerte que encontré una piedra, no chica, cara a cara.

 

 CONTINUARÁ

||||||||||||||||

Visitas: 24

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Beto Brom el octubre 21, 2019 a las 6:30pm

Ginimar, Laurita, José, Margarida, Juan los espero en la continuación...

Comentario por MARGARIDA MARIA MADRUGA el octubre 21, 2019 a las 10:21am

Tus perros son hermosos y fuertes.
El trabajo que hiciste fue maravilloso.
Lamento tu caída.

Comentario por José Ignacio Velasco Montes el octubre 20, 2019 a las 1:26pm

Me encanta Beto, Extenso, profundo y muy bueno y profundos los conceptos. 

De todas formas, lo que más me ha gustado en el C-3, ha sido lo de los maravillosos perros, y su inteligencia. 

He de reconocer, que todo lo que amo de lo perros lo rechazo de los humanos en una proporción positiva / negativa bastante  similar (ganan los perros), quizás por ello tengo tres novelas con personaje canino al tiempo que comparten todo con los humanos. 

 Tengo claro, que puesto a elegir entre un hombre y un perro, me quedo con el perro, es una comparación paralela de los humanos que acepto  y  que reza, por no decir que dice:

ENTRE UN HOMBRE MALO Y UNA MUJER MALA, QUÉDATE CON EL HOMBRE MALO, ES MÁS FIABLE Y MENOS RENCOROSO, AUNQUE SÍ MÁS BRUTO.

Abrazos.

Comentario por juan ignacio arias anaya el octubre 20, 2019 a las 11:40am

Buen relato

la inteligencia de los perros nos deja asombrados


Saludos

Ignacio

Comentario por ginimar de letras el octubre 20, 2019 a las 7:36am

El esfuerzo al final es recompensado. Los libros y los animales nuestros mejores aliados. Gracias Beto por esta histora tan amena. Espero la continuación. Un abrazo :)

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

234 Programas  y +37,000 vistas en Youtube.  Retransmitidos por Radio Satelitevision

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia.  Desde una niña de 12 años violada por una escuadra de Marines en el Líbano hasta jóvenes abusadas por profesores en la Sorbone. Una historia que no tiene fin. Un libro que debe leerse por su tema que nunca termina y que muchos prefieren ignorar. 

EL SILENCIO DE LOS 12

_______________

Felipito busca novia

Ismael Lorenzo

 'Felipito busca novia' es una secuela de 'Soy Felipito', Y en esta secuela 'Felipito busca novia', participa en una investigación científica, junto con su papá, de unas misteriosas inflamaciones. Un libro lleno de humor sobre una realidad actual.' 

FELIPITO BUSCA NOVIA

_______________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2019'

 Este año 2019 será para 'Poesía'.

Entrega de los premios: Sábado  7 de diciembre, 2019, en conmemoración del XXIX Aniversario de la muerte de Reinaldo Arenas.

PREMIO REINALDO ARENAS

________________

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “CONSUELO SUNCÍN DE SAINT-EXUPÉRY”

Se lanza la primera edición del Premio CASA AZUL de Literatura Infantil y Juvenil

El Premio nace con la necesidad de fomentar la promoción de la lectura, buscamos fortalecer la campaña.  “Te Invito a leer” que tiene como principal objetivoestimular el gusto por la lectura en los niños y jóvenes

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL

_______________

'Prohibido Arrojar Las Butacas al Escenario'

 Francisco Sanz Navarro

Durante los años de la posguerra española, muchas compañías de teatro no tuvieron otro remedio que actuar en teatros portátiles sin la ayuda de ningún estamento o promotor, y este es el tema que nos ocupa... No muy conocidos para los que no vivimos aquella, pero muy interesante

PROHIBIDO ARROJAR BUTACAS AL ESCENARIO

_______________

Saga

Carlos Rubio

Como obra subversiva que es ataca con destreza los cánones establecidos a la vez que seduce a sus lectores con las juguetonas y magistrales versiones de una misma e inolvidable aventura.  Saga no es un texto arisco ni hermético, sino una narración sensual que induce a sus lectores a participar en un estimulante juego mental

SAGA

________________

El perro azul

Ale Marrero

El libro contiene historias muy tiernas como “Noemí y la paloma” o "El Perro Azul”; donde el autor nos lleva al mundo interior de los seres humanos, viaje del cual regresamos fortalecidos y transformados.

EL PERRO AZUL

________________

Contamos con un grupo de profesionales entre editores, diseñadores, correctores, traductores.

Escríbenos a: casazulediciones@gmail.com
____________

Contra Todos los inviernos

Adela Soto Alvarez

Este es un nuevo poemario de la escritora cubanoamericana Adela Soto Álvarez, esta vez con una temática intimista muchísimo mas fuerte que a la que nos tiene acostumbrado.  Podría decirse que un desdoblamiento a puro grito, sin recovecos ni complejos lingüísticos, mucho menos contextuales. 

CONTRA TODOS LOS INVIERNOS

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2019   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: