Ayer, mi hija menor, Elvira se licenciaba formalmente en Historia del Arte. Era el paso de su adolescencia a la situación de adulta a lo largo de cuatro años, dejando resueltas una serie de materias muy queridas por ella. Estaba nerviosa, radiante, esperanzada. La familia al completo estuvimos con ella para arroparla y para animarle al importante paso que debe iniciar a partir de ahora. Yo, el padre, uno más. Quizá el primero, un elemento de solidez en cualquier caso, en el que ella debe sustentarse y encontrar fuerza para su consolidación profesional, que a partir de ahora empieza. Uno de esos días para recordar de la vida. Ella lo llevaba escrito, pero…, y yo. Dónde estaba mi alegría. Tenía que estar allí y estaba, no me lo hubiera perdido por nada del mundo. Mi Elvira me miraba, me sonreía, me tocaba como si quisiera pasarme retazos de su dicha en cualquiera de mis gestos pero yo sólo podía ofrecerle mi presencia, mi testimonio, estar con ella en aquel momento pero…, mi pensamiento…, mi espíritu…, qué lejos o en cuántos sitios a la vez en aquel momento.

Los suyos la arropábamos y ella lo percibía porque no cabía en sí de emoción pero fuera de ella, yo era perfectamente consciente, que todo era válido pero nada era limpio, cada uno aportábamos nuestra presencia decidida y con ella el lastre de limitaciones, dudas, miserias en muchos casos, que se hacían presentes en medio de aquel momento de brillo para Elvira, afianzándola a la tierra por una parte, pero también consolidándola a un espacio y a un tiempo concreto. Yo, el mayor, aportaba el más amplio bagaje de luces y de sombras y significaba la más sólida referencia, rubricando con la presencia de mi cuerpo una constatación de pertenencia, un hilo conductor de vida para enlazar un ayer con un mañana y cumpliendo como un testigo, el cumplimiento del ciclo de la vida en el que algunos estábamos de salida y otros abrían la puerta con todo el futuro por delante.


En medio de esta secuencia de privilegio, por ser partícipe de ella, una pregunta inmisericorde que me martilleaba ayer, y que esta mañana persiste, como un martillo pilón, en mi cerebro. – Y, mi alegría…, dónde está mi alegría. En qué tiempo se quedó, si es que existió en algún momento, con qué personas que ya no están para compartirla conmigo…, apenas un pozo de soledad, aquí, junto a los míos, arropando la historia pasada que ha llegado hasta aquí a través de mí y permitiendo que los que vienen detrás se apoyen en lo que a mí me queda para proyectar un nuevo impulso. A mi Elvira se le dibuja el futuro en su cara y yo solo puedo acompañarla en su gestualidad, ofreciendo mi soledad como baluarte para que se apoye y siga como pueda su parte del camino. Esta mañana de final de mayo me ofrece ser testigo de un ciclo vital conmovedor, pero dentro de un cúmulo de soledad inevitable. Es la parte que me toca y la asumo como un arma con la que habrán de formarse nuevas vivencias en las que yo ya no seré más que un recuerdo.


No puedo mover mis labios para esbozar una sonrisa y la vida sólo me permite ser presencia, que no es poco. Mi Elvira se me acerca y creo que pretende sacar de mí algún gramo de entusiasmo del que a ella le sobra pero yo sólo puedo ofrecerle esta solidez en la mirada y un trasfondo de tristeza que no logro disimular por más que lo pretendo. – No es nada contra ti, aunque la duda la reflejes en tu mente. Es la vida, tan diversa, que en mí se refleja desde la soledad y la tristeza y eso es lo que me permite reflejar a quien se acerque. Mañana seguiré con la vida que arrastro cada día y esta secuencia que hoy comento, se quedará en una anécdota para olvidar, como tantas otras. Quizá la riqueza sólo se encuentre en el imple hecho de haber sido testigo de un cúmulo de secuencias de diverso signo que poco a poco se acumulan y hacen que la marcha sea más pesada y más lenta, producto de las vivencias que llevas acumuladas a tu espalda. –Ánimo, hija.

Visitas: 51

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros – Editores

Creatividad Internacional’, es una red abierta, sin fines de lucro, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores, ya por 15 años de fundada. Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Robert Allen Goodrich, Subdirector

Alina Galliano R.I.P.

Liss Rivas Clisson, Jorge Dominguez, Carlos Rubio, Oscar Martínez Molina,  Eduardo Casanova

Consejo Editorial

____________

PROGRAMACIÓN RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

713 Programas radiales, +84,000 visualizaciones en Youtube, Pags en FB, Twitter y en Instagram. 

___________

Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros. 

Somos una entidad sin fines de lucro. 

___________

La niña del zapato roto, de Griselda Roja

La niña del zapato roto

___________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

El silencio de los 12

Nueva edición revisada

__________

'Matías Pérez baila la Macarena

Ismael Lorenzo

La Pentalogía de los 'Matías Pérez', iniciada  hace un par de décadas: 'Matías Pérez entre los locos', 'Matías Pérez regresa a casa', 'Matías Pérez en los días de invierno', 'Matías Pérez de viaje por el Caribe', y 'Matías Pérez baila la Macarena'.  Disponibles en las Amazon.

MATIAS PEREZ BAILA LA MACARENA

____________

Amigos en Tiempos Difíciles'

Ismael Lorenzo

En este libro recién publicado 'Amigos en Tiempos Difíciles', Ismael Lorenzo describe las vicisitudes y pérdidas sufridas por la estafa que condujo a una orden judicial de desalojo y como muchos volvieron la espalda pero aparecieron otros

AMIGOS EN TIEMPOS DIFICILES

__________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2023'

En el 2023, su 9va versión, el ganador ha sido Carlos Fidel Borjas. _________

Libros de Ismael Lorenzo

_________

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra 

Años de sobrevivencia

__________

Madame Carranza

Renée Pietracconi

La novela basada en hechos reales relatados por Josefina, tía abuela de Renée y añadiendo un poco de ficción para atraparnos en historias dentro de historia

Madame Carranza

_________

Casa Azul Ediciones

Súmate a la campana de promoción a la lectura 

TE INVITO A LEER 

Email: casazulediciones@gmail.com

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2024   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: