El bufón del tiempo

“Por que no hay nada más malo,
que un payaso malo”.
Un viejo amigo

El enorme charco rojo y espeso, oscurecía coagulando sobre la baldosa fría… bordó ahora y pestilente; las partes del cuerpo mutilado, habían sido esparcidas por toda la habitación; moscas; más allá vieron sus tripas en montañas y junto a ellas: las pisadas del asesino inhumano, por lo que había hecho… y por su talla. ¿Quién puede calzar tanto?, es casi el doble de un pie normal, ¿y quién, ¡por Dios!, pudo haber cometido una aberración así? Registraron todo el lugar en busca de otras pistas, huellas digitales… no hallaron ninguna.
Entró extasiado, feliz y sorprendido miraba, con su nuca casi tocándole la espalda, las luces tenues… multicolores; su brazo extendido hacia arriba, tomaba la gran mano de su abuelo, y esto le distorsionaba el abanico de sonidos provenientes de todas direcciones… el rugir de fieras, bullicio de gente, bombo platillo y redoblante le vibraban en el codo, a la altura de su pequeño oído derecho. Risas y malabares, dulces y caballos desfilaron ante sus pupilas dilatadas que intentaban absorberlo todo; se encontraba fascinado con toda aquella novedad… de exquisitos rojos y algodón de azúcar, hasta que el redoblante se hizo sentir; se apagaron todas las luces; sólo un foco apunta ahora, directo al telón caído, que lentamente, comienza a abrirse en dos; cesó el redoblante; salió un payaso y el niño clavó sus ojos en él, quedó helado y sin respirar; mientras todos reían, él, se encontró de pronto apretando fuertemente la gran mano de su abuelo, y con la otra, dejó caer el frágil palito de madera, de su algodón de azúcar, y echó a llorar. Media hora duró el suplicio del niño: a las once en punto, terminó la función.
-Tranquilo Rudy… calma
En brazos de su abuelo, ya no lloraba. Al salir de la inmensa carpa, se encontraron con una hilera de blancas estatuas humanas a cada lado del camino; una de ellas, tenía un termo rojo bajo su brazo izquierdo, y un mate llevado a la boca por su mano derecha; el abuelo, escogió al instante dejando caer una moneda en la canasta que estaba a sus pies; con un movimiento mecánico la estatua cebó y quedó en pose de ofrecer, poniendo esa espumosa infusión delante del anciano rostro; el viejo bebió y al devolverlo, la empolvada estatua recuperó su original postura; continuaron su camino a casa, sin percatarse, que la estatua de enfrente ofrecía leer una poesía, del negro libro abierto, elevado al cielo por su mano izquierda, y ademán con la derecha. Calmado llego el chico a casa y subió a su dormitorio; era tarde, ya casi las doce y el payaso, en su camerino, se quitaba la nariz, la peluca, y frente al espejo veía como su rostro se transformaba; (una buena función), pensaba… (pero alguien no quedó conforme), sentía una voz algo distinta en su interior, más grave y profunda, (no todos te quieren no… no todos); se despintaba la gran sonrisa de su rostro, y el espejo, le devolvía una cara extraña… feroz; (¡cuídate!, alguien muy cercano a ti… te odia), seguía pensando… (y de ti se quiere vengar; tú lo conoces, no lo dejes, actúa ya); y se dispuso a salir del remolque arrojando su camisa multicolor sobre la cama y quitándose el ancho pantalón, tan ancho, que se lo sacó con los zapatos puestos y salió, apurado caminó a campo traviesa hasta el remolque de su mejor amigo, el domador de fieras, y de golpe abrió la puerta cuando el niño, en su cuarto, observó el reloj de su mesita de cama: las doce en punto, y apagó la luz, pero un haz brillante se colaba por su ventana, y cual foco, apuntaba directo, a la puerta doble hoja del ropero; en su mente comenzó a sonar el redoblante, y sintió miedo.
Doce treinta; el bufón trastornado sale del trailler de su mejor amigo, vuelve a su casa rodante, termina de desvestirse en su cama… y duerme. El niño no puede dormir.
Su abuelo, dado lo ocurrido la noche anterior en el circo, comentó delante de los padres sobre el miedo irracional del chico a los payasos; éstos no le dieron demasiada importancia, ya que nunca se enteraron, que el domador de fieras había amanecido: “brutalmente asesinado”, según decía el periódico de hoy; son cosas de chicos; pero el abuelo, dispuesto a terminar con lo que él creía una cobardía, compró dos entradas para la función del día de mañana.
Al payaso ni bien despertó, le dieron la trágica noticia; se mostró sorprendido pero más que nada: asustado; otra muerte de alguien cercano a él; afligido fue a hablar con el director:
-Estoy muy deprimido, le voy a pedir suspender por duelo la función de hoy
-Imposible, tenemos todas las localidades ya vendidas
-Pero yo estoy destrozado, no sé si podré hacer mi actuación
-Eres un profesional… y harás tu acto con los ojos cerrados
Con esas palabras en sus oídos, abandonó abatido el despacho del director y por primera vez en mucho tiempo, concurrió al bar.
Al final el director tuvo razón, el payaso, incluso borracho, ejecutó esa noche su acto a la perfección; el público que no lo conocía, fue incapaz de adivinar el dolor que ocultaba bajo su sonrisa. La función terminó como siempre, a las once en punto. El payaso se retiró a su camerino, y sentado frente al espejo, comenzó a cambiar: se quitó la nariz… y la peluca; mientras que el niño, en su casa, tapado hasta los ojos, miraba la puerta doble hoja del ropero y hasta le parecía que… lentamente, se estaba comenzando a abrir. A las doce en punto, el payaso mostró ante el espejo su rostro más feroz y desquiciado; así salió corriendo a matar a la persona más cercana a él; luego volvió a su camerino, y se durmió.
El abuelo despertó temprano, tomó las dos entradas y fue a darle la noticia a su nieto, de que esta noche, irían al circo nuevamente; el chico se negó durante todo el día a querer asistir, pero la tenacidad de su abuelo se impuso; nadie en la casa sabía lo ocurrido en el circo, pero lo que sí todos sabían, era que hoy, debían atrasar todos los relojes; comienza el verano y con él, el cambio de horario: a las doce, serán las once… nuevamente.
En el circo esa noche, el payaso ofreció su más divertida función, pero el chico no lo podía resistir, y aunque en un intento por mostrarse valiente, no lloro, apretaba fuertemente la rodilla de su abuelo, ocultando su rostro tras el muslo, no quería verlo más. La función terminó, y dos inspectores de la policía, acudieron a hablar con el director del circo… mientras el público se retiraba y el payaso, once treinta, comenzó a cambiarse frente al espejo. A las doce en punto la transformación fue total:
-Te odia, te odia, véngate de él
Y se hicieron las once, nuevamente
-¿De quién, de que hablás, quién sos?
-Mátalo, mátalo
-Soltá ese cuchillo, soltalo…
Cuando los inspectores entraron a su remolque y vieron: el enorme charco de sangre, las pisadas de zapatos gigantes y las tripas entre el mosquerío: concluyeron.
DCF
Dcf2008@hotmail.es
Mi blog persoanal: http://telocuentoconmusiaca.blogspot

Visitas: 69

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros – Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

________________

 En estos tiempos de crisis y para poder seguir  en nuestro proyecto cultural, Creatividad Internacional agradece cualquier pequeña donación.

En Paypal:

 ismaelelo50@yahoo.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Zúñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

339  Programas radiales, +55,900 vistas en Youtube, Pag en FB, Twitter y en Instagram. 

________________

Años de sobrevivencia

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra de Jaime Bellechasse, Manuel Ballagas y un prólogo de Roberto Madrigal. Este es su libro número 14.

Años de sobrevivencia

_________________

Desnudanto mi alma

Victoria Cuesta Prieto

Esta recopilación dividida en tres partes, nace de la necesidad de expresar sensaciones marcadas a fuego en mi alma.
La primera trata de mis sentimientos, donde muestro trocitos de mí a través de un cúmulo de emociones sentidas en determinados momentos de mi vida.

DESNUDANDI MI ALMA

________________

Diletante sin causa

Roberto Madrigal

Como no puede ser de otro modo si se trata de Roberto Madrigal, una parte del título de este libro tiene su origen en el cine y, específicamente, en Rebel Without a Cause (1955) de Nicholas Ray.   La otra se explica a partir de una intención modesta: no pretende que sus juicios sean tomados como los emitidos por un profesional sino más bien por un aficionado, aunque lleva más de 40 años en el ramo editorial y literario

DILETANTE SIN CAUSA

_________________

Casa Azul Ediciones

Diseño, edición e impresión
Consultoría Editorial Comercialización
 Libro en formato E-book e impreso en cantidades y en bajo demanda

CONVERSANDO CON LISS

_________________

Una historia que no tiene fin

Ismael Lorenzo

Mis Memorias, y relatos sobre violencia y abuso sexual contra mujeres. En colaboración con 'Casa Azul Ediciones',  en Nantes, Francia

UNA HISTORIA QUE NO TIENE FIN

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

EL SILENCIO DE LOS 12

______________

Amar las palabras

María José Castejón

Su más reciente libro es Amar las palabras’.

Ha publicado los libros de poesía POEMAS INFINITOS, SOLFEA MIS CURVAS, SENSACIONES COMPARTIDAS, EL SÍ O EL NO, la novela EL MANANTIAL DEL CIERVO.

AMAR LAS PALABRAS

______________

Entre cajas anda el juego

Francisco Sanz Navarro

Una compañía de comedias llega a una ciudad de provincias para interpretar LA VIDA ES SUEÑO de Calderón de la Barca, y termina representando la obra de un escritor local...
Describe la rocambolesca época actual con sus formas y costumbres.

ENRE CAJAS ANDA EL JUEGO

_______________

LAS HORAS MANSAS DE LOS LIRIOS

Alonso de Molina

Nuevo poemario de uno de los grandes poetas actuales desde España a Latinoamérica.

"Quizá fuera la única mujer sin amigas obsesas, No obstante, ella era la única amiga obsesa de sus amigas".

LAS HORAS MANSAS DE LOS LIRIOS

_________________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  Ya los hermanos Coen están llamando a mi papá por los derechos cinematográficos

SOY FELIPITO

__________________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2020'

En el año 2021 será en el Género de 'Poesía'. Recibimos manuscritos desde el 15 de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2021   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: