EL MAGO.- 6ª PARTE

6.-

El interés del público se muestra con claridad al regreso del escape de un momento. Se ha establecido un claro silencio y los presentes no pierden de vista al mago.

--Coged vuestro mazo --indica a otro de los que hay en el escenario-- ¿Tenéis experiencia en manejar los naipes?

--No señor. Apenas si sé barajar.

--¿Os gustaría aprender?

--¿Ahora? No es nada fácil y precisa de habilidad y tiempo el hacerlo.

--¿Tampoco tenéis fe en lo que con voluntad podéis lograr?

--Fe, alguna tengo. Pero no basta para hacer algo así.

--Sin fe, desde luego. Pero creed en ello, e intentadlo.

--No tengo una gran habilidad para nada.

--¿Cómo lo sabéis? ¿Lo habéis intentado alguna vez con algo?

--No.

--Hacedlo ahora. Pasaos las cartas de una mano a otra, separando las manos, y apretando un poco por los extremos y dobladlas  un tanto hacia la palma de la mano.

Mostrando una escasa habilidad y una manifiesta desconfianza de conseguirlo, sigue las instrucciones. Las cartas saltan una tras otra de la mano derecha a la izquierda y se acumulan ordenadas. La expresión del rostro del que lo ha realizado es de una elocuencia clara al mostrar una manifiesta sorpresa.

--Ahora devolverlas al lugar en el que estaban, haciendo lo mismo con la mano izquierda. --Le indica el mago.

Y de nuevo las cartas, en un vuelo ordenado y exacto, realizan el regreso al punto de origen.

--Quedaos con la baraja, es vuestra. Podéis sentaros y vos también, Señora.

Quedan dos personas en el escenario. Li Chuang los mira por un momento antes de añadir:

--Coged cada uno vuestra baraja, y al mismo tiempo las tiráis a esa zona del escenario para que se mezclen. Son de dos colores, por lo que será fácil separarlas.

--Fácil sí, pero llevará un cierto tiempo el hacerlo.

--¡Tiradlas! Pero hacedlo hacia lo alto, para que se mezclen bien.

Ambos las arrojan hacia lo alto. Los naipes se separan en forma de dos abanicos de cartas voladoras que se mezclan y caen lentamente, como una nevada, hasta el suelo que queda cubierto de manchas en dos colores, rojo y azul.

--Ahora, cada uno debe pedir las cartas por su color y ellas volverán a vuestras manos.

Uno de ellos, más rápido en comprender, lo hace de inmediato:

--¡Las rojas, a mis manos!

Y desde el suelo, los naipes rojos surgen, se elevan y en un claro chorro se encaminan hacia las manos del solicitante en las que quedan formando un mazo. La operación es repetida por el otro voluntario con idéntico resultado. Los aplausos se suceden llenos de calor mientras ambos vuelven a sus sitios.

Li Chuang espera a que el cúmulo de conversaciones se aplaque antes de proseguir.

--Señoras, señoritas y caballeros. En la magia hay muchos aspectos diferentes que vamos a ver. Supongo que todos habéis oído hablar de la Telepatía. Una persona puede transmitir su pensamiento a otra y ésta recibirlo, igual que si hablaran por teléfono. ¿Alguien no cree en ello?

Una persona, en la mitad de la sala se alza.

--Se que en teoría es posible. Pero no acepto que ahora y aquí puedan realizarse intercambios de pensamientos.

--¿Alguna razón especial?

--Pues que no lo creo.

--Si os adivino lo que pensáis, ¿lo aceptaríais?

--Sí, pero no podréis hacerlo.

El mago sonríe benévolamente antes de declarar:

--Ustedes lo han escuchado. El no cree en esa posibilidad. Yo mantengo que sí. Piense en algo, coméntelo con quien quiera de la sala, lleguen a un acuerdo sobre el pensamiento que tenga que adivinar. Pueden reunirse varios, cuantos quieran, y que no haya posibilidad de que sea un engaño con total seguridad. ¡Adelante!

Li Chuang se retira al fondo del escenario y espera a que el grupo que se está formando, acuerde el pensamiento que deben transmitirle. Se han reunido cinco personas que charlan en voz baja. Cuando parecen haber acordado lo que van a transmitirle, se vuelven y uno de ellas indica.

--Ya lo hemos acordado. ¿Qué debemos hacer ahora?

--Muy sencillo. Pensar en ello un momento y yo recibiré lo que pensáis. O mejor, ¿hay alguien que quiera subir y que sea ella la que lo reciba?

Una señora de la primera fila se alza y sin dudarlo sube por la escalerilla, al tiempo que expone:

--Yo adivino el pensamiento en ocasiones. Me gustaría comprobar si soy una buena Médium.

--Podéis comprobarlo. Adelante, los dos recibiremos lo que habéis acordado.

Los cinco quedan quietos. Andrés capta todo el proceso mental y observa que uno de ellos, perfectamente localizado para él, está mandando otro mensaje diferente de los otros cuatro. La señora que tiene a su lado es algo, muy poco, receptiva, pero no lo suficiente para recibir el mensaje, por lo que  se decide y le mejora su capacidad telepática para el resto de su vida.

--¿Sabéis lo que han pensado? --Inquiere.

--No, no me ha venido ningún pensamiento. He pensado en playas. No sé si tendrá alguna relación.

--Se verá en un momento --indica Li Chuang y añade.-- He recibido dos mensajes telepáticos diferentes. Cuatro de ustedes ha respetado las reglas acordadas. El quinto, que sé quien ha sido, ha mandado un pensamiento diferente, que también he captado.

Los emisores se miran entre sí con una cierta desconfianza.

--¡Diga lo que hemos acordado!

--“Estamos deseando que llegue el verano para irnos de vacaciones”.

Los aplausos de los cinco hacen arrancar similares cumplidos del resto de los presentes.

Li Chuang hace una venia de saludo agradecido antes de enfocar el problema del esquirol.

--Uno de ustedes, se quien es como ya he dicho, pero no lo descubriré. Si quiere, que él lo reconozca, ha mandado el mensaje siguiente: “Mañana tengo que llevar el coche al taller”.

Entre los cinco, que se siguen mirando, uno de ellos hace un movimiento de cabeza y habla.

--He sido yo, lo reconozco. No me fiaba, siempre desconfío de todo. Es mi sino. Y es exactamente lo que pensaba. Estaba seguro que lo mío no lo iba a recibir. Pero ya veo que sí, por lo que pido perdón a toda la sala. No puedo vencer mi desconfianza. Lo siento.

--No importa --acepta el mago-- cada uno de nosotros somos como somos. Reconocerlo ya es un paso adelante, pero hay que insistir en ello y suprimir lo que sabemos que no es lo que debe ser.

Hay murmullos en la sala que, cuando se calman, dejan que el mago vuelva a intervenir.

--Necesito un voluntario. Joven a ser posible, que no tenga miedo, aunque no es en absoluto peligroso.

--Yo mismo --indica un muchacho de una veintena de años alzándose de su asiento y encaminándose hacia la escalerilla.

--Gracias, sé bienvenido.

Li Chuang hace un gesto hacia un lateral y un tramoyista trae dos sillas con respaldo que deja en el centro del escenario, hace un gesto de saludo al público y se retira.

El joven inquiere.

--¿Qué hay que hacer?

--Tiéndete en el suelo y relájate. Yo haré el resto. Hazlo aquí --y le indica un lugar delante de las dos sillas.

Una vez en el suelo, el mago coloca las dos sillas de modo que su separación es menor que la longitud total del joven que, tendido, observa.

--Ahora, sin que nuestro afable y colaborador amigo haga nada, se ira elevando y quedará apoyado en los dos respaldos con el cuerpo completamente recto. Has dicho que no tienes miedo, no lo tengas. No hay motivo. --Indica al tiempo que se aleja hacia un lateral para dejar diáfana la zona.

Adelanta una mano y lentamente la va subiendo. Como arrastrado por ella el joven se alza del suelo y asciende lentamente sobrepasando la mayor altura del respaldo de las sillas. Y queda suspendido en el aire mientras mira al público perplejo.

El mago se acerca y, suavemente, lo empuja hasta dejar la nuca y los tobillos a la altura de los respaldos. Y entonces, bajando la mano, el muchacho desciende hasta quedar apoyado en ambos sitios. Es como una viga totalmente recta apoyada en dos puntos. Hay un silencio total en la sala.

--Ahora descenderá hasta el suelo.

Y moviendo la mano, las sillas se van yendo hacia fuera y el cuerpo desciende lentamente hasta que todo queda en el suelo. Un gesto, y las sillas se alejan del muchacho que ha vuelto a su posición inicial.

--Puedes levantarte y muchas gracias por tu colaboración.

Li Chuang mira el reloj y sabe que no dispone ya de mucho tiempo. Debe pasar a la última sección de la función tal como la ha concebido: la hipnosis.

--Ahora vamos a realizar algo en lo que muchos de ustedes no creen. Voy a hipnotizar a varios voluntarios. Me sentiría satisfecho si los que se presten a ello, sean precisamente los que no creen en la hipnosis y además estén convencidos que su resistencia es tal, que no lo pueda lograr.

Hay silencio y expectación en la sala. Las luces, como ha indicado, bajan ligeramente de intensidad y cambian a un suave azul que añade un toque de intimidad al escenario.

--Usted, caballero de la última fila, se ofreció para resistirse a la hipnosis pues cree imposible que pueda ser controlado por ese poder del que dispongo. ¿Sigue con la misma opinión? ¿Está dispuesto a colaborar?

--Naturalmente --indica alzándose con una sonrisa prepotente-- sigo convencido que conmigo no podrá usar sus trucos.

--La hipnosis no admite trucos. O se pierde el control de uno o no se pierde. No hay estados intermedios.

Mientras avanza por el pasillo, pleno de vanidad y seguridad en sí mismo, fatuo en su comportamiento, saluda exultante a las personas que hay en el patio de butacas. Desde el escenario, Andrés con una sonrisa que apenas se nota por el maquillaje, se pregunta una vez más como es posible que el humano se valore exacerbadamente como lo hace. Es manifiesto que muchas personas no son conscientes que hay muchas cosas que ni conocen, ni aceptan, pero que es obvio que existen. Y mirando en su interior, se incluye. Siempre ha sido un escéptico para casi todo, con una autoestima del más alto nivel, y sin embargo, se reconoce, todo ha sido trastocado por la situación que vive desde que, se relajara y aceptara fumar en aquella ocasión, acto que ha cambiado por completo su vida. Se nota insatisfecho con lo que se encuentra haciendo. Debe pensar en ello, pero más adelante.

 

Visitas: 87

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Zúñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

292 Programas, +48,200 visualizaciones en Youtube y en Instagram.  Transmitidos por Radio Satelitevision, Chile.

________________

 En estos tiempos de crisis y para poder seguir trabajando en nuestro proyecto cultural, hemos acordado que a partir del 1ro de agosto, Creatividad Internacional va a trabajar las membresías en tres categorías  

https://www.creatividadinternacional.com/page/donaciones

MEMBRESIAS

______________

Una historia que no tiene fin

Ismael Lorenzo

Mis Memorias, y relatos sobre violencia y abuso sexual contra mujeres. En colaboración con 'Casa Azul Ediciones',  en Nantes, Francia

_______________

Antología de Relatos Breves

ANTOLOGIA DE RELATOS BREVES

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

EL SILENCIO DE LOS 12

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  Ya los hermanos Coen están llamando a mi papá por los derechos cinematográficos

SOY FELIPITO

_______________

Dos orillas un destino

Adela Soto

DOS ORILLAS Y UN DESTINO aborda, entre otros perfiles, lo social entrelazando recuerdos de la infancia, de su terruño de una forma ética y estética de su filosofía vivencia.  El esfuerzo diario, el deseo de continuar a pesar de la cruz que carguemos, y las piedras del camino, van transitando junto con su autora por los diferentes conflictos existenciales que tiene que enfrentar una muchacha provinciana que decide venir a vivir definitivamente como exiliada a Miami.

DOS ORILLAS Y UN DESTINO

_____________

RelaciónArte: Una actividad de riesgo

Mar Cantero Sánchez

Sé que una actitud negativa, mantenida en el tiempo, daña tu autoestima hasta tal punto que puede dejarte sin recursos ni libertad para hacer y deshacer a tu antojo, para vivir tu vida, tomar tus propias decisiones, y ser feliz.

RELACION  ARTE

_________________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2020'

Este año 2020 será en el Género de 'Novela'. Recibimos manuscritos desde el 1ro de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

CASA AZUL EDICIONES

Nantes, Francia

casaazulediciones@gmail.com

________________

Un humano cualquiera

Alonso De Molina

“…Escribir, de alguna manera, es transmitir a los demás aquello que llevamos dentro, un relámpago, quizá, o, tal vez, un hambre”. Hambre que en mí se despliega noche a noche con la lectura (antes de dormirme) de un poema, que bien pudo ser “Fue así que me parió mi madre” -que a mí también me parió mi madre no una noche de enero, sino un casi mediodía de febrero-

UN HUMANO CUALQUIERA

________________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: