[size=12][font="Courier New"]Ella se quita rápido la ropa, está apurada por terminar. Él, está preocupado; no sabe si va a poder. A su alrededor un hombre con una camiseta de futbol puesta, andaba corriendo furioso botella de vidrio en mano a un pobre infeliz que se escapaba como podía mientras que a su derecha, una patota tenía rodeado a uno y comenzaron a patearlo en el suelo al tiempo en que él, termina de quitarse el pantalón. Ella se le acerca, ya desnuda al completo y sin ninguna timidez, comienza con su mano a masturbarlo mientras lo mira fijo a los ojos, sin besarlo; cuando dos policías montados pasaron a todo galope muy cerca de ellos y blandiendo sus sables de un lado al otro del caballo intentaban disipar inútilmente la muchedumbre hasta que uno de ellos, cayó al suelo fruto de una pedrada en el casco y a él, no se le para. Ambos aún de pie, ella deja de usar sus manos, para agacharse y comenzar a usar su boca: la chupa, carnosa y blanda como está la introduce toda en su boca, cuando alguien pasó corriendo a su lado con una bandera del equipo contrario flameando en su puño derecho cual trofeo y mientras corre y los rebasa, la ondeante bandera les roza cara y miembro saliendo de su boca mojada, y la introduce de nuevo; gustosa ella de sentirla como se va poniendo dura, bien dura en su boca cuando se escucha un disparo. Y lo retiene, lo aprieta ahora entre sus labios carnosos, cálidos y con su lengua,  -mientras le salpicaba en la cara la sangre del muchacho de la bandera que cae-, lame pija y sangre con gusto y a él, por fin se le termina de parar.
Bien dura, firme y venosa la tenía y les había costado mucho a ambos, así que se apuraron. Ella se pone en cuatro patas mientras él la toma por detrás y se acomoda, como lo hacían los granaderos que formaban fila también a sus espaldas, con sus escudos transparentes eran una muralla que a golpes avanza, firme, penetra y se introduce machucando la carne de esa pobre gente que sentía el rigor del palo duro, como ella, que gime y grita y goza el granadero cuando golpea, y también él goza, viéndola gozar a ella que se estremece cuando el ruido de una botella quebrada a su lado, anuncia que todo está por terminar y entonces se la saca del culo, para metérsela en la boca de nuevo y se acaba, se acaba todo bien adentro…

-¡Corten… corten…!, afuera pelotudo, le tenés que acabar afuera: ¡que se vea… que se vea!  -quedaron todos paralizados, eran unos treinta en total y todos lo miraban a él.
El pobre viejo quedó mudo y estaba agitado, muy agitado. La adolescente comenzó a vestirse.
(Ya es de día, mucha luz para seguir filmando y además, si este viejo se toma otra viagra igual se muere, mejor seguimos mañana; voy a despedir al personal).
-Atención todos… ya está bien, quedará así, váyanse a casa; vos Andrea estuviste muy bien… volvé mañana; pero vos Carlos, con 73 años… te vas a morir a delante de la cámara carajo; para mañana traeremos algún otro viejo, vos hacete un favor y no vuelvas más

Carlos se alejó de allí, caminando, la calidez de ese sol de invierno abrigaba su perfil y bajó las escaleras sintiéndose triunfante. Había hecho todo lo que tenía que hacer allí atrás, y lo había hecho bien. Recordó todas las horas, días meses… años entregados a este servicio y rebosante de alegría: (ya no tendré que volver), pensaba, mientras terminaba de bajar esas escaleras y giró a su derecha, puso rumbo al sol con la mano en el bolsillo y todo su júbilo, se transformó en una carga, ahora es jubilación, y por eso decidió no sacar la mano del bolsillo; no sea cosa que lo roben todavía.
Andrea le hizo señas a un taxi y salió corriendo, al primero que pasó por la avenida y suenan sus tacones yendo tras el porque le frenó más adelante. Abrió la puerta trasera, se acomodó con su carterita en la falda y cerró de un portazo.
-A casa… rápido
-La dirección… Señorita
-Calle siempre viva, 2121
Al llegar, abrió la puerta de calle que da al salón de su casa, donde se encuentra también la cama, la cocina, y menos el baño, la casa entera en una única habitación: para ver a juan y a su pequeño hijo de edad escolar, durmiendo abrazados; ella corrió al baño a ducharse. Luego se acostó con ellos y juan se despertó al sentir su presencia.
    -Vamos al baño –le dijo con ojos cómplices
    -Estoy muy cansada
    -Lo sé, pero yo soy tu compañero… y te necesito
Ambos se encerraron en el baño, pequeño, mientras el niño dormía y aunque las todas prendas estaban limpias, pusieron a funcionar el lavarropa. Juan comienza a desvestirla y por cada prenda que le quita, recorre esa parte de su cuerpo primero con sus manos grandes y ásperas, luego con su boca suave y cálida y por primera vez, ella comienza a sentir algo de cariño… y se deja llevar; ya no está apurada. Para cuando ambos estuvieron desnudos, el lavarropa comienza a centrifugar y Juan, tomándola por la cintura la sienta sobre el. Lento al principio, penetra con su miembro en ella al tiempo que el aparato vibra, se sacude, y ella se reclina hacía atrás apoyando sus manos donde termina el lavarropa mientras él,  ahora con movimientos más rápidos y enérgicos entra y sale de su cuerpo al tiempo que besa apasionado esos pechos de pezones duros y ambos, se acabaron juntos, al momento en que el lavarropa dejó de vibrar.
Al viejo Carlos, todavía le quedaba un largo trecho para llegar a su casa en el asentamiento, donde vivía con su hijo, la mujer de este, y sus tres nietos: doce, catorce y diez y seis años respectivamente. Cuando se terminó el pavimento y comenzó el barro, supo que estaba cerca de llegar y se sentó, a quitarse los zapatos, las medias, y remangarse el pantalón. Un carro a caballo repleto de basura guiado por un niño pasó junto a él. Comienza el rancherío y dobló a su izquierda metiéndose entre los pasajes tan estrechos, que ningún auto podría entrar. Al llegar a casa se encontró con su nuera llorando y los tres niños que la abrazaban: les habían robado lo poco que tenían y según esta le dijo, fue un muchacho del barrio; su único hijo, Esteban –que trabaja de policía- salió hace un rato con su revolver a buscarlo.[/font] [/size]

[align=right][b]Continuará[/b][/align]

[align=center]Cuentista: DCF
http://telocuentoconmusica.blogspot.com[/align]

Visitas: 74

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros – Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

__________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores. Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Liss Rivas Clisson, Gloria Zúñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

_______

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros. Materiales infringiendo Copyright serán retirados.

_________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2021'

En el año 2021 será en el Género de 'Poesía'. Recibimos manuscritos desde el 1r0 de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

384 Programas radiales, +60,400 vistas en Youtube, Pag en FB, Twitter y en Instagram. Retransmitidos los miércoles a las 2 PM Hora del Este USA por Radio Satelitevision

_________

Radio Creatividad Internacional online

Radio Creatividad Internacional online

Podcasts en Spotify. Todos invitados a participar. 

________

La memoria del alma

Susana Fernández Gabaldón

“La memoria del alma” nos presenta dos tramas, una que se desarrolla a finales del siglo XVIII y otra en la actualidad. Son dos romances que se salen de lo común  en el género romántico o histórico

La Memoria del Alma

________

Años de sobrevivencia

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra de Jaime Bellechasse, Manuel Ballagas y un prólogo de Roberto Madrigal. Este es su libro número 14.

Años de sobrevivencia

________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

El silencio de los 12

________

El Muro

Marta Oliveri

Una temática dentro de  la pandemia y el marco histórico en que se desarrolla, sus consecuencias individuales y colectivas

EL MURO

_________

Matías Pérez en los días de invierno

Ismael Lorenzo

'Matías Pérez en los días de invierno’ es la tercera novela de una tretalogía comenzada con ‘Matías Pérez entre los locos'

Matías Pérez de en los días de invierno

_________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  

SOY FELIPITO

__________

CONVERSANDO CON LISS

Casa Azul Ediciones

Diseño, edición e impresión
Consultoría Editorial Comercialización
 Libro en formato E-book e impreso en cantidades y en bajo demanda

___________

Desnudando mi alma

Victoria Cuesta Prieto

Esta recopilación dividida en tres partes, nace de la necesidad de expresar sensaciones marcadas a fuego en mi alma.

DESNUDANDO MI ALMA

___________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2021   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: