Ni los santos entienden los pensamientos humanos,

ni los demonios tientan y sugieren el mal

a los hombres.

 

El relato es una especie de expiación. Una búsqueda al mea culpa pero, primero contar cómo llegó a mí.

En agosto del dos mil diecinueve, mi mujer y yo hicimos un viaje a España. Concretamente recalamos una tarde en una plácida calle de Granada. Por la mañana la espléndida visita a la Alhambra. Dormiríamos en la ciudad así que, mucha prisa, tampoco había. Después de la comida, el café y una copa de jerez. El guía pendiente de nosotros.

-usted me ha dicho que quizás algún libro con la firma autógrafa de Federico García Lorca, dijo

-Bueno, solamente una especie de curiosidad, respondí.

Me presentó con un librero de viejo.

-A pocas calles de acá, dijo el librero.

Me enseñó concretamente cinco libros que tenían en efecto la firma autógrafa del poeta granadino. Los costos a mi forma de ver un tanto elevados.

-¿y si la firma es falsa?

Terminé por comprar cuatro libros, no los firmados, claro, con el fin de no dejar a aquel hombre entre ascuas. Y al fondo una fotografía de Federico, tamaño oficio, muy bien conservada. Firmada por el fotógrafo. La compré también.

-¡Por algo! La respondí a mi mujer cuando me preguntó que por qué la había comprado.

El resto del viaje, sin novedad alguna.

Literal, - dónde vas a poner esa porquería, dijo mi mujer señalando la fotografía. A lo que yo, como dijera mi abuela, le eché unos ojos de saca rifle.

Con todo cuidado despegué el marco y dejé a un lado la foto para llevarla a enmarcar ¡Y allí el hallazgo! Entre la foto y el soporte de respaldo que, eran dos delgadas hojas de madera, unos pliegos de viejo papel, delgados y amarillentos.

A vuelo de pájaro la escritura era de castellano antiguo.

Ahora el cómo llegaron esos antiguos papeles hasta allí. Una breve nota del fotógrafo, también allí.

-Herencia de familia. Generación tras generación. Poco honrosa. Etcétera. Mil novecientos cuarenta y uno, la fecha.

Aquí finalmente, la transcripción del relato... 

< Agora, de mi padre y de mi abuelo habré seguido los oficios, las creencias y las mañas. De los oficios el de mercader o comerciante o tendero como vuesa merced quiera ver en nosotros y que, nos ha ido pasando la mano de uno en uno, hasta dejarlo yo a mis fijos. De las creencias solamente las que nos ha llegado de Dios eterno, por miras de las interpretaciones de don Pedro Valdo, mercader, nuestro padre y preceptor primero, de la pobreza de los santos Evangelios -uno no mira ni la posesión ni la riqueza, ni lo mío ni lo tuyo, todos somos nosotros, todos somos los más pobres de entre los pobres. Y de esto lo dijo allá por el año de mil ciento y sesenta, cuando Dios eterno iluminó su entender, y que, sus prédicas oídas por mi abuelo, las enseñó después a mi padre y éste a mí.

Valdenses que así fue como fuimos conocidos, por ser éste don Pedro Valdo nuestro guía. Y cuyos preceptos fueron, el abandono de los bienes, el vivir de las limosnas, el censurar los dineros, la prédica directa en nuestras casas sin intermediación alguna por los clérigos, la palabra decía que, un sacerdote en pecado, era peor que un vulgo en pecado. Y la pobreza nos hizo llevar desnudos los pies en su parte de arriba, cortadas las puntas de los zapatos en señal de ser muy pobres. Y de allí que también nos conocieran como pobres de León, porque León fue nuestra cuna, y también como Insabattatos, por lo que he dicho de nuestros zapatos rotos. Pero nada de esto pudo parar aquel despertar, sólo el rechazo que, de las autoridades eclesiásticas, hicimos en nuestros preceptos.

Ni mi abuelo ni mi padre, ni ninguno de aquellos tomaron alguna vez arma alguna, ni buscamos pelear y derramar sangre. La comunión era boca a boca y mano a mano entre nosotros, y la misa la hacíamos en lengua vulgar y no en el latín que nadie entendía. De comunistas y laicos nos tildaron, de revoltosos sociales, pero sobre todo de secta contraria a la iglesia Católica y Romana.  

Fue en los tiempos de mi abuelo, en el año del mil ciento ochenta y uno con el edicto del papa Lucio III y Bernardo, arzobispo de Narbona en que, además de secta contraria a la iglesia católica, nos declararon herejes.

Tal condición nos hizo mirar de reojo a la iglesia, acudíamos a las misas de la catedral de León y no tan sólo oíamos la palabra sino que, recibíamos la hostia en la eucaristía, por guardar las apariencias pero, en secreto y en nuestras casas, renegábamos lo mismo de la una que de la otra. Catedral, misa y eucaristía, nos eran ajenas. Nos acusaron como a los cátaros, de negar la existencia del Dios del viejo testamento, y no tan sólo de negarlo sino de decir que él era el mismo satanás. En esos años la catedral de León era de piedra y con arcos romanos, era también la segunda construida en esos mismos terrenos. Por esos años también, un poco antes o después, vuesa majestad Pedro II de Aragón, apodado el Católico, se hace perseguidor de herejes y justiciero de la iglesia de Roma y emite: «Sépase que si alguna persona noble o plebeya descubre en nuestros reinos algún hereje y le mata o mutila o despoja de sus bienes o le causa cualquier otro daño, no por eso ha de tener ningún castigo: antes bien, merecerá nuestra gracia.»

Fueron tiempos ya de mi padre cuando en el año del mil doscientos y doce, y, bajo el mandato de Inocencio III se pide la reconsideración del ministerio valdense para que fuese reconocida, sin embargo, el mismo papa en el concilio de Letrán, vuelve a condenarnos como herejes.       

Nuestras creencias pues se ven así acorraladas, y hombres y mujeres conocidos como pobres de León o Insabattatos somos perseguidos y ajusticiados como herejes. Bajo las leyes que nos señalan que: El hereje impenitente será entregado al brazo secular. El heresiarca o dogmatizante convertido será condenado a cárcel perpetua. Los credentes haereticorum erroribus, es decir, simples afiliados, harán penitencia solemne, asistiendo el día de Todos los Santos, la primera Dominica de Adviento, el día de Navidad, el de Circuncisión, la Epifanía, Santa María de Febrero, Santa Eulalia, Santa María de Marzo y todos los Domingos de Cuaresma, en procesión a la Catedral, y allí, descalzos, in braccis et camisia, serán reconciliados y disciplinados por el Obispo o por el párroco de la iglesia. Los jueves, en la misma forma, vendrán a la iglesia, de donde serán expelidos por toda la Cuaresma, asistiendo sólo desde la puerta a los Oficios. El día cenae Domini, descalzos y en camisa, serán públicamente reconciliados con la Iglesia. Harán esta penitencia todos los años de su vida, llevando siempre en el pecho dos cruces, de distinto color que los vestidos.

Son tiempos convulsos y de guerras, son también tiempos de condena y disputa entre el papa Inocencio III y los condes de Tolosa y Foix, aliados de los albigenses y valdenses; si bien muy joven ya estoy yo en conciencia de esa época.  Vuesa majestad Pedro II de Aragón que, bajo otras condiciones, hubiese quemado vivos a los albigenses y valdenses, mediador primero y guerrero después, empujado por la cercanía en amistad y parentesco con los condes, participa en la batalla de Muret.  

-Eu so'l reis, dicen que gritaba, habiéndose colocado al frente de sus hombres y tomando parte protagónica, según nos hicieron ver las crónicas de aquellos días:

«Y fué tan malamente herido, que por medio de la tierra quedó esparcida su sangre, y a la hora cayó tendido y muerto, dice el cronista. Los otros, al verle caer, tuviéronse por vencidos, y comenzaron a huir sin resistencia... Muy grande fué el daño, el duelo y la pérdida cuando el rey de Aragón quedó cadáver ensangrentado, y con él muchos barones: duelo grande para la Cristiandad fué el de aquel día.»   

Hasta aquí entonces los oficios y las creencias de nosotros. ¿Caído el rey caerán los edictos?

En el día siete de febrero del año mil y doscientos y treinta y tres, el rey Don Jaime El Conquistador, promulgó las constituciones en Tarragona, que a la letra dice. 

1.ª Que ningún lego disputase, pública o privadamente, de la fe católica, so pena de excomunión y de ser tenido por sospechoso de herejía.

3.ª Que ningún hereje, convicto o sospechoso, pudiese ejercer los cargos de…

6.ª El que en sus tierras o dominios, por interés de dinero o por cualquiera otra razón, consintiese habitar herejes, pierda ipso facto, y para siempre, sus posesiones, aplicándose a su señor si fueren feudos, confiscándose para el real erario si fueren alodios. El baile o veguer que pecase de consentimiento o negligencia, sería privado in perpetuum de su oficio. 

Si alguno fuere hallado después de este término, será quemado vivo, y de su hacienda se harán tres partes: una para el denunciador, dos para el fisco. Y otra vez, vuelta a la medida del rey Don Pedro el Católico, II de Aragón.  Y firmado en el año del mil y ciento y noventa y siete. Las cosas quedaban entonces no tan sólo igual, sino que mejor que antes. 

¿Y de las mañas?  

La memoria solamente alcanza para llegar al padre de mi abuelo, de oficio ocasional carbonero y mendigante de tiempo completo y sin duda, aquella vida sería la del abuelo y la del padre y la mía y la de mis fijos, por supuesto. De insabattatos ni pensarlo, no tenían zapatos, y de pobres entre los pobres lo tenían más que bien ganado. De limosnas vivía ya el abuelo y de desdeñar los dineros ni falta que hacía. Nunca había en sus manos una moneda por muy sucia que ésta fuera. Lo de don Pedro Valdo con sus prédicas y lo de hacerse valdense no era hacer otra cosa más, que ponerse el nombre. Y así vino a montarse el abuelo en aquella burbuja de más miseria que la que ya tenía. Y entonces el prodigio del enojo de los sacerdotes y clérigos y, el edicto de don Pedro El Católico que, se iba pasando de boca en boca.

Las primeras denuncias que hizo el abuelo, le trajeron comida y ropa que, aunque viejas, cumplían la función de abrigar en tiempos de nieve. Fueron los tiempos de hacerse la vida de sufrimiento dentro de una discreción y un silencio de santo. Albigenses y valdenses confluyeron en León, Don Lucas de Tuy, cronista dio cuenta de ello. Y allí, León, se hizo centro de persecución, y transcribo aquí. 

 1.º Que Jesucristo y sus santos, en la hora de la muerte, no asistían a consolar las almas de los justos, y que ninguna alma salía del cuerpo sin grande dolor.

2.º Que las almas de los santos, antes del día del juicio, no iban al cielo, ni las de los inicuos al infierno.

3.º Que el fuego del infierno no era material ni corpóreo.

Y por allí seguía la lista de faltas.

El corifeo de los herejes era un tal Arnaldo, conocido del abuelo. Se empeñaba siempre en copiar y alterar los escritos para adaptarlos a sus creencias de pobreza, igualdad, laicismo y comunismo. Los tratados más breves de San Agustín, San Jerónimo, San Isidoro y San Bernardo, pasaron por sus manos y por sus mañas para alterarlas. Mezclando con las sentencias de los Doctores otras propias y heréticas. Se inventaban actos de milagros. El abuelo y mi padre participaban como voluntarios, pagados en secreto. Se hacían pasar por ciegos o cojos o enfermos, acudían y bebían aguas sucias y con sangre en casas levantadas como templos. Y recibían el pago, y en silencio denunciaban. Y se iban haciendo dueños del tercio de las posesiones, de los terrenos, de las casas, y hacían voto de extremo silencio y sobre todo de extrema discreción.

-ya llegaran los tiempos para hacer de todo esto, nuestro, decía mi abuelo y también mi padre. Para entonces ya tenían zapatos, y ya los tenían cortados de las puntas, ya sus dedos y la parte de adelante de los pies, estaban descubiertos, ya eran reales insabattatos. No pobres desde luego.

Muchos fueron desterrados, muchos se vieron obligados a seguir los mandatos que dictaban las leyes eclesiásticas, la renuncia a la herejía y la entrega de los bienes. Muchos otros cayeron bajo el celo de San Fernando conocido desde Castilla, para todo albigense y valdense. «De los herejes era tan enemigo, se dice, que no contento con hacellos castigar a sus ministros, él mismo, con su propia mano, les arrimaba la leña y les pegaba fuego.»

Delator o denunciante, la maña del abuelo se la pasó a mi padre y de éste la recibí yo, y de mi la pasé a mis fijos. Hernaldo era mi acompañante y, de alguna manera, mi amigo, mercader como tantos, recalcitrante valdense, feroz guía. De sus actos y hechuras di tan puntuales señales que, en tanto su cuerpo ardía entre estertores abrazado por la hoguera, el propio obispo de León dignose ordenar que, en vez de uno, fueran dos tercios los que de sus posesiones me fuesen dadas. Aun en silencio aunque cada vez con menor discreción, mis rentas crecían.

De los hechos de mi abuelo y de mi padre fui testigo, de mis hechos, confeso un mea culpa. Fueron muchos los hombres y las mujeres llevados al destierro o a la hoguera por mi boca. Fueron también las órdenes y mi obediencia a los edictos reales y a las peticiones de nuestros santos sacerdotes. Los bienes terrenales los recibí según eran los mandamientos y las constituciones, no robé, ni maté, ni por mi boca ni por mi propia mano a hombre alguno. Mis hijos heredaran de mí, además de los bienes, ordenanzas con las que, dejamos de ser carboneros y mendigantes, y nos convertimos en mercaderes y personas de bien.

A todo esto, mi conciencia está tranquila, el mea culpa deberá ser compartida con el Dios que, según las sagradas escrituras ha estado al tanto de cada uno de mis actos. Y ruego a dios por mi alma, que así sea.

Fechado en el año del mil doscientos y cuarenta y dos>.

 

© 2020 by Oscar Mtz. Molina

 

Con textos de apoyo: Marcelino Menéndez Pelayo › capítulo II: (siglo XIII) Albigenses, Cátaros. —Valdenses, pobres de León            

Visitas: 59

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Oscar Martínez Molina el junio 18, 2020 a las 1:56pm

Insabattatos, pobres de León. 

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Zúñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

292 Programas, +48,200 visualizaciones en Youtube y en Instagram.  Transmitidos por Radio Satelitevision, Chile.

________________

 En estos tiempos de crisis y para poder seguir trabajando en nuestro proyecto cultural, hemos acordado que a partir del 1ro de agosto, Creatividad Internacional va a trabajar las membresías en tres categorías  

https://www.creatividadinternacional.com/page/donaciones

MEMBRESIAS

______________

Una historia que no tiene fin

Ismael Lorenzo

Mis Memorias, y relatos sobre violencia y abuso sexual contra mujeres. En colaboración con 'Casa Azul Ediciones',  en Nantes, Francia

_______________

Antología de Relatos Breves

ANTOLOGIA DE RELATOS BREVES

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

EL SILENCIO DE LOS 12

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  Ya los hermanos Coen están llamando a mi papá por los derechos cinematográficos

SOY FELIPITO

_______________

Dos orillas un destino

Adela Soto

DOS ORILLAS Y UN DESTINO aborda, entre otros perfiles, lo social entrelazando recuerdos de la infancia, de su terruño de una forma ética y estética de su filosofía vivencia.  El esfuerzo diario, el deseo de continuar a pesar de la cruz que carguemos, y las piedras del camino, van transitando junto con su autora por los diferentes conflictos existenciales que tiene que enfrentar una muchacha provinciana que decide venir a vivir definitivamente como exiliada a Miami.

DOS ORILLAS Y UN DESTINO

_____________

RelaciónArte: Una actividad de riesgo

Mar Cantero Sánchez

Sé que una actitud negativa, mantenida en el tiempo, daña tu autoestima hasta tal punto que puede dejarte sin recursos ni libertad para hacer y deshacer a tu antojo, para vivir tu vida, tomar tus propias decisiones, y ser feliz.

RELACION  ARTE

_________________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2020'

Este año 2020 será en el Género de 'Novela'. Recibimos manuscritos desde el 1ro de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

CASA AZUL EDICIONES

Nantes, Francia

casaazulediciones@gmail.com

________________

Un humano cualquiera

Alonso De Molina

“…Escribir, de alguna manera, es transmitir a los demás aquello que llevamos dentro, un relámpago, quizá, o, tal vez, un hambre”. Hambre que en mí se despliega noche a noche con la lectura (antes de dormirme) de un poema, que bien pudo ser “Fue así que me parió mi madre” -que a mí también me parió mi madre no una noche de enero, sino un casi mediodía de febrero-

UN HUMANO CUALQUIERA

________________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: