LA MONJA Y MI PADRE

 

Mi padre, una persona trabajadora y gustosa de andar bajo los rayos de la luna, solía decir constantemente   “El andar rinde más   al no encontrarse con amigos ni labriegos por el camino que lo  detengan en el diálogo”.  Cuando decidía viajar del campo al  pueblo lo hacía pasada la noche.

Reynaldo Navarro Rueda laboraba donde la tía Lina, una finca de la vereda Santa Bárbara, cercana a la parte urbana en el municipio de Betulia Santander.  Un fin de semana como era costumbre le comentó a su patrona que le asignara  los salarios del mes porque había decidido pasar  unos días en el pueblo junto a su esposa e hijos  y viajaría esa noche aprovechando los fulminantes rayos de luna que iluminaban el sendero. Dicho y hecho, arregló sus cosas en una marusa de fique introduciendo allí las provisiones que la tía Lina le había dado para sus pequeños hijos que lo esperaban ansiosos. Se puso las  botas pantaneras, ajustó su machete al cinto y su sombrero de jipi japa, emprendiendo el camino hacia el pueblo en completo silencio y soledad, pero en compañía de la hermosa luna y un tabaco artesanal encendido, que no podía faltar en sus andanzas.

Caminó a pasos agigantados hablando con la soledad mientras escuchaba el especial de media noche en la radiodifusora nacional. El trayecto de la vereda el roble   hasta la zona urbana del pueblo era aproximadamente (un tabaco y medio) como decía mi padre, (el tiempo que le duraba un tabaco encendido en la boca).

La noche estaba hermosa, hacía días no llovía por esos lares y la luna resplandecía todo el paisaje dejando ver la carretera sin necesidad de encender la linterna.

Entre mascada y mascada de tabaco arribó al pueblo y pasando por el lado del Colegio Nuestra Señora de Lourdes, la única institución educativa de secundaría que existe en el pueblo fundada en el año 1958 por el padre Néstor Diaz Ballesteros y dirigido a comienzos de su creación  por las hermanas vicentinas, siendo normal de señoritas al inicio y muchos años después se integró a colegio mixto.

Reynaldo decidió sentarse un rato frente a la gruta de la virgencita que está ubicada en la quebradita que desfila por este sector, donde alumnos de la institución suelen  llevar flores en épocas de exámenes finales para que sus ruegos sean escuchados  y  obtener buenos resultados en sus calificaciones.

 

Estando allí sentado observó a una de las monjas salir por el portón principal del colegio; Traía consigo un bolso y una maleta, venía sola y a pasos muy pero muy lentos.  Muy sorprendido observó el reloj marcando en ese instante las doce en punto al son del repicar de campanas en las torres de la iglesia. Entonces, mientras llegaba la monjita a su lado, decidió encender otro tabaco y esperarla, aunque, venía a paso muy lento y al llegar frente a él ya se había gastado medio tabaco. Muy respetuosamente la saludó.

- ¡Buenas noches hermanita!, -

- ¡ese milagro! -

-Usted por aquí a estas horas -

 - ¿Hacia dónde se dirige? –

 La monjita no le contestaba nada, simplemente lo observaba detenidamente y en ese instante, el tabaco se apagó, cayó al suelo y una leve brisa lo condujo hacia la quebrada siendo evaporado por el agua.

 

 Reynaldo pensaba en silencio:

- ¿Esto será un espanto? –

- ¿Estaré soñando? –

Pero él no temía a los espantos,  en sus continuas andanzas nocturnas había lidiado con varios   

 -Parece una monja de verdad, -  Pensaba mentalmente. Aunque notaba algo extraño, la vestimenta era diferente a las hermanitas que  había visto en la misa del domingo  anterior cuando salió al pueblo.  Mil preguntas mentalmente aparecían sin atreverse a abrir la boca. Era una mujer muy joven, hermosa, lo que  podía observar en ese manto y la cornete que llevaba en su cabeza formada por un gran trozo de tela blanca almidonada que se plegaba  hacia arriba semejando  unos  cuernos sobre la cabeza,  observaba su cuello completamente envuelto en el mismo manto blanco,   y también  llevaba un hermoso hábito  de color negro,  una  sarga con tela plisada desde  el cuello y drapeado al suelo atado en el frente y con unas borlas de fajón bien planchado, unos hermosos rosarios en su ccintura, y unos zapatos que brillaban con los rayos de la luna.

Después de unos cuantos minutos en silencio, la monja lo miró y le sonrió diciendo:

-Gracias don Reynaldo, voy hacia el transporte que me llevará a   casa de mis padres-

 -Pero que extraño- “Pensaba Reynaldo en silencio” -esta monja conoce mi nombre y viajará, pero, a esta hora no hay transporte para ningún lado.  Entonces decidió preguntarle:  

-Perdone hermanita, pero a esta hora no encuentra usted carro alguno que la lleve a Bucaramanga-

 Ella sonriendo le dijo:

-Me está esperando en la concentración, allí me recoge porque no vendrá hasta el pueblo-

Reynaldo muy gentil se ofreció a llevarle las maletas, pero esta no accedió.

-Gracias, pero nadie debe cargar con el equipaje de otros, cada quien en este mundo debe cargar su propio equipaje sea liviano o pesado-

 

 Reynaldo observa nuevamente el reloj y marcaba las 12 en punto. - ¡Que extraño! - (pensaba), quizá se había dañado. Sentía que habían caminado un buen rato, pero apenas estaban frente a la casa donde vivía un profesor del colegio; El profesor cuchilla de matemáticas a quien todos los alumnos le temían.

 

 Reynaldo pregunta nuevamente:

-Hermanita y usted ¿por qué sale a esta hora del colegio? -

- ¿Por qué no esperó hasta el día martes que sale un bus   a las cuatro de la mañana directo a Bucaramanga? -

Ella inclinó la cabeza y dijo:

-Tenía que salir a esta hora, aunque fuese en contra de mi voluntad-

-La madre superiora me despidió del colegio, por cometer algo muy pero muy grave y cargaré   con esa culpa el resto de mi vida_

-No sé cómo enfrentar a mis padres por lo sucedido-

-A veces el amor es más fuerte que la devoción y el diablo te hace pecar de mil maneras-

-Quizá para muchos el amor es pecado y en el amor carnal se representa el diablo, pero cuando estamos enamorados actuamos sin medir errores-

 

  Asombrado por esas palabras Reynaldo le dijo:

- “Digo… Ese cuento”-

 - ¿Hermanita, ¿qué fue eso tan grave que usted cometió? - - ¿me está asustando? -

Ella le dijo: 

-Es una historia muy larga, no estoy segura que desee escucharla, pero me reconforta poder desahogarme con alguien, no me fue   permitido hablar y solamente me lapidaron y expulsaron cual más vil pecadora-

 Reynaldo chirrió un poquito los dientes y entrelazó una pequeña sonrisa medio burlona, ni él podía entender.  Jamás en su vida habló con monja alguna y aunque sus hijos estudiaban con hermanas vicentinas, el nunca visitó ese lugar, ni hablaba  con ellas y ahora esta monjita quiere contarle su más cruel secreto.

-Hable hermanita que yo la escucho hasta que llegue a la casa-

 Reynaldo observaba y sentía que el trayecto caminado era extenso, pero seguían en el mismo lugar como si los pasos no avanzaran y el reloj  marcando las doce  en punto, pero la conversa estaba interesante y el deseaba conocer de lleno la historia.

 

 La hermosa monja comenzó su relato: 

-Vivía en la finca con mis padres y al lado convivían unos vecinos enemigos por disputa de linderos, ellos tenían un apuesto hijo que estudiaba conmigo en la escuela rural, nos fuimos enamorando desde muy jóvenes pero mis padres no estaban de acuerdo con esa relación y por eso decidieron internarme en el convento para que el diablo me sacara, según ellos, los malos pensamientos.  Nos seguimos escribiendo y tan pronto teníamos oportunidad nos veíamos. Acordamos decir en las cartas escritas que era una prima y así no había problema en entregármelas. Cuando decidieron trasladarme a este municipio me dio tristeza porque no volvería a verlo, ni a escribirle, ya que la madre superiora de esta institución revisa minuciosamente la correspondencia dando lectura antes de entregarla a su destinatario. Entonces acordamos que el pasaría como una prima y así fue como un día recibí de visita a mi prima Rosa-

Reynaldo soltó una carcajada, porque no veía mayor gravedad en   eso que la hermanita contaba, él se imaginaba otra clase de pecados, quizá había robado, matado, cualquier otra cosa, menos esa historia tan pendeja como el solía decir.  Entonces la interrumpió y le dijo:

- ¿Cómo así hermanita? - ósea que su novio se hizo pasar por una prima? 

- ¿Y las monjas no se dieron cuenta? -

 Ella siguió su relato.

-Él adquirió una peluca, una ropa y zapatillas de mujer y cuando me visitaba decía estar afónico porque el frío le hacía daño, y así, la superiora le permitía dormir en mi cuarto compartiendo   mi cama porque no había más disponibles en nuestro dormitorio.   Fueron momentos muy bellos, era el amor, el amor por encima de todo-

  -Las locuras que uno hace por amor y estoy segura que Dios entiende mi actuar, mis sentimientos. Él sabe que no estoy haciendo mal, que es real esto hermoso que siente mi corazón.

La monjita suspiraba fuertemente y miraba al cielo como implorando perdón y seguía en su relato.

-En este último viaje  que hizo mi prima Rosa (mi novio) no pudo quedarse conmigo,  porque tenemos  de visita la madre superiora de la congregación nacional, entonces, le  conseguimos hospedaje en una casa del pueblo, pero allí sucedió lo que temíamos; Él se levantó en la noche  a orinar  en el patio, y la señora de la casa estaba en ese momento  recogiendo unas hierbas  aromáticas del huerto para hacer una toma al esposo enfermo  y se dio cuenta que Rosa  era un hombre; Fue tan desagradable su sorpresa que decidió irse para el colegio y poner al tanto a la rectora de lo sucedido, pero ella en el momento  no hizo nada evitando un escándalo ante la superiora  y esperando el momento de su partida  para   expulsarme del colegio-

 Reynaldo le pregunta un poco jocoso

 -Bueno hermanita y el Roso entonces ¿para donde se fue? -

-A él lo echaron del pueblo a golpes esa noche. Se fue a pie por la carretera y me está esperando escondido por los lados de la concentración-

-él presentía que sería expulsada del colegio-

-Lo merezco, los errores los pagamos de esta forma-

-El amor es más fuerte que todas las cosas del mundo-

Terminando la monja de hablar Reynaldo se dio cuenta que estaba en la esquina de su casa, algo extraño, no recordaba haber pasado por el parque, por la iglesia y por las calles que conducían a su casa y estaba en la esquina hablando aún con la monja y al observar el reloj,  nuevamente  seguía marcando las doce en punto; Chirrió los dientes y dijo mentalmente,

-maldito reloj, ya se le acabó la pila-

Al llegar frente a su casa, la monjita se despidió y este le indicó que había un camino subiendo por esa calle que la conduciría nuevamente a la carretera.

 

 No acababa de hablar cuando Emma su esposa abrió la puerta al escuchar su voz a lo lejos, y le dijo:

-Que hubo Reynaldo-

- ¿Usted con quién está hablando? -

Y él le dijo:

- ¡Que hay Emma! -

- ¿Cómo que con quién estoy hablando? -

- ¿Usted está ciega? -

-Pues con la monja que venía conmigo-

- ¿Cuál monja? -----preguntó Emma ----

 -Pues la monjita que me acompañó desde la quebrada del colegio hasta acá y siguió porque el novio la está esperando en la concentración-

 Emma lo miró impresionada. Y le dijo:

- ¿Cuál monja a estas horas? -

 -Eso debe ser un espanto -

- ¿Monja a estas horas y a pie? -

Reynaldo miró el reloj y marcaba la una y treinta de la madrugada. Un poco confuso e impresionado se sentó en la cama y le contó todo lo que había sucedido a su esposa. Ella lo escuchó en silencio y le hizo una toma aromática para que pudiera dormir tranquilo.  Emma iría a misa de cinco de la mañana donde participaban todas las monjitas del colegio y se daría cuenta si una de ellas no estaba presente. Aunque  estaba segura que se trataba de otro espanto, esos que siempre acompañaban a su esposo en las andanzas de media noche; Y lo podía comprobar en  la vestimenta que Reynaldo le había señalado llevaba la monja puesta,  no siendo la utilizada en las hermanas vicentinas  actuales,  era la descripción de un atuendo muy antiguo.  

A la mañana siguiente despertándose la aurora Emma se dirigió a la misa y cuál sorpresa se dio al ver entrar por la puerta de la Iglesia a las hermanas vicentinas del Colegio Nuestra Señora de Lourdes: Sor Leticia, Sor Imelda, Sor Morelia, Sor Isabel, eran las cuatro hermanas que en ese momento dirigían el colegio municipal.

 

Posdata: “Dicen que las apariciones son de personas que en verdad existieron, no estoy segura si esta monjita existió en Betulia, y no sé por qué se le apareció a mi padre” 

Las anécdotas de don Rey

Emna Codepi.

 

 

Visitas: 244

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Zúñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

292 Programas, +48,400 visualizaciones en Youtube y en Instagram.  Transmitidos por Radio Satelitevision, Chile.

________________

DE IMPORTANCIA A TODOS LOS MIEMBROS

En estos tiempos de crisis y para poder seguir trabajando en nuestro proyecto cultural, hemos acordado que a partir del 1ro de agosto, Creatividad Internacional va a trabajar las membresías en tres categorías  

https://www.creatividadinternacional.com/page/donaciones

MEMBRESIAS

______________

Una historia que no tiene fin

Ismael Lorenzo

Mis Memorias, y relatos sobre violencia y abuso sexual contra mujeres. En colaboración con 'Casa Azul Ediciones',  en Nantes, Francia

_______________

Antología de Relatos Breves

ANTOLOGIA DE RELATOS BREVES

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

EL SILENCIO DE LOS 12

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  Ya los hermanos Coen están llamando a mi papá por los derechos cinematográficos

SOY FELIPITO

_______________

Dos orillas un destino

Adela Soto

DOS ORILLAS Y UN DESTINO aborda, entre otros perfiles, lo social entrelazando recuerdos de la infancia, de su terruño de una forma ética y estética de su filosofía vivencia.  El esfuerzo diario, el deseo de continuar a pesar de la cruz que carguemos, y las piedras del camino, van transitando junto con su autora por los diferentes conflictos existenciales que tiene que enfrentar una muchacha provinciana que decide venir a vivir definitivamente como exiliada a Miami.

DOS ORILLAS Y UN DESTINO

_____________

RelaciónArte: Una actividad de riesgo

Mar Cantero Sánchez

Sé que una actitud negativa, mantenida en el tiempo, daña tu autoestima hasta tal punto que puede dejarte sin recursos ni libertad para hacer y deshacer a tu antojo, para vivir tu vida, tomar tus propias decisiones, y ser feliz.

RELACION  ARTE

_________________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2020'

Este año 2020 será en el Género de 'Novela'. Recibimos manuscritos desde el 1ro de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

CASA AZUL EDICIONES

Nantes, Francia

casaazulediciones@gmail.com

________________

Un humano cualquiera

Alonso De Molina

“…Escribir, de alguna manera, es transmitir a los demás aquello que llevamos dentro, un relámpago, quizá, o, tal vez, un hambre”. Hambre que en mí se despliega noche a noche con la lectura (antes de dormirme) de un poema, que bien pudo ser “Fue así que me parió mi madre” -que a mí también me parió mi madre no una noche de enero, sino un casi mediodía de febrero-

UN HUMANO CUALQUIERA

________________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: