Cuarto capítulo


Abrí los ojos.

Me costó un poco. No entendía porqué estaba tan oscuro; sentí frío.

Los tres empezaron a lamerme, ahí comprendí que recién me despertaba, siempre lo hacen cuando esto ocurría.

Traté de levantarme, la cabeza me pesaba en forma. Al principio creí que algo me impedía ponerme en pie, me toqué la cabeza y sentí un dolor terrible en la frente, me desplomé, el sufrimiento era inaguantable.

Entonces recapacité: ¡La piedra! De seguro el golpe, al caer, me produjo el desmayo.

Empecé con todo tipo de cálculos y deducciones.

Cuando caí era mediodía, fue después de terminar la construcción de la pared, en dicho momento era de noche, bastante avanzada la hora, las estrellas titilaban en su esplendor.

Al lograr sentarme y observar a mi alrededor aprecié el regocijo de mis perros, estaban contentos, iban y venían. Al conseguir levantarme, pese al fuerte dolor en la frente, noté el molde de mi cuerpo en el terreno, allí donde estuve acostado, ello me dio la pauta de las largas horas que duró mi postración.

Me dirigí a la cabaña, el trío tras mio. Conocedor de sus modales, deduje que bastante tiempo transcurrió desde mi caída. La puerta estaba abierta, muy extraño pensé en aquél momento. Al acercarme me llamó la atención varias manchas de barro seco sobre ella. ¿Cuando tiempo estuve desvanecido?

El dolor aumentaba, entré y me senté.

Mechón, el más travieso, se paró frente al armario de la comida, raspó la puerta una y otra vez, preguntando en su idioma -¿Cuando recibiré mi ración? – Acto seguido los otros corrieron a imitarlo.

Me acerqué a la hoguera, que por suerte no se apagó. La mantenía siempre encendida, manteniendo un gran tronco encendido, lo cual me solucionaba la falta de fósforos y líquido de combustión alguno.

Encendí una antorcha colocándola cerca del armario bendito. Extraje de allí el recipiente con la comida seca, almacenada en cantidad por cualquier eventualidad, y repartí una buena porción en los respectivos tazones de los hambrientos. Se abalanzaron como flechas sobre el alimento, devorándolo en un santiamén.

Se dieron vuelta, mirándome, y a juzgar por sus facciones quedaron insatisfechos.

    –Lo lamento amigos, no se puede comer tanto de golpe, mañana será otro día, ahora a descansar, vamos, vamos...

No les gustó el asunto, pero al ver que no me volví atrás en mi decisión, optaron por irse cada uno a su rincón a pasar la noche.

En el tronco semi-ahuecado que me servía de lavabo puse un poco de agua, que volqué de otro tronco más pequeño que cumplía las funciones de depósito; al tratar de lavarme la cara noté trozos de hojas y demás suciedades pegadas, empezaron a caer pequeñas gotitas de sangre, palpé y sentí una herida en el costado izquierdo de la frente, ello era la causa del dolor. Decidí dejar el asunto de la limpieza allí. Al día siguiente, con  luz natural, estudiaría mejor lo ocurrido.

En vano traté de dormir. El dolor me impidió consolidar el sueño. Opté por levantarme, y mantenerme sentado. Pretendía amortiguar un poco las puntadas en la cabeza utilizando tal posición. 

Es de suponer que logré mi cometido, pues al despertar las luces del amanecer me saludaron, y tres cabezotas apoyadas sobre el borde de la cama esperaban el primer movimiento mío, para dar comienzo a un nuevo día.

Me levanté, decidí darme un buen baño.

El agua fresca del riachuelo me ocasionó un escalofrío.

Ya de vuelta a la cabaña revisé detenidamente la herida. Era un nada agradable tajo de unos seis o siete centímetros que comenzaba justo encima de la ceja. Dos o tres puntitos aun no habían cicatrizado, alrededor de ellos una costrita amarillenta. Con seguridad, infección.

Era muy lógico y además muy serio, teniendo en cuenta los escasos recursos a mi disposición para el tratamiento de estos problemas. Me conformé con un poco de pomada para quemaduras, así lo creí, que unté sobre una franja de sábana vieja, pero limpia. La convertí en turbante alrededor de la cabeza. Rogué que unos días serían suficientes para la curación.

Repartí la comida a los pichichos, desesperados como siempre, y me dediqué a preparar el desayuno, pues sentí que desde hace tiempo no probaba bocado.

El resto de aquella mañana, la dediqué a revisar el flamante dique.

Mientras en ello estaba, el cielo empezó a ennegrecer, aparecieron unas decenas de apresuradas nubes, con seguridad proveedoras del preciado líquido. A los pocos minutos decidieron arrojar su contenido.

CONTINUARÁ

|||||||||||||

Visitas: 36

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Beto Brom el octubre 22, 2019 a las 7:44am

Queridas MARGARIDA y GINIMAR, ya las estoy esperando en el quinto y último capítulo, ¿vienen?

Comentario por MARGARIDA MARIA MADRUGA el octubre 21, 2019 a las 10:31am

Vivir en la naturaleza es maravilloso, pero al menos debe ser un buen boy scout.

Comentario por Ginimar de letras el octubre 21, 2019 a las 4:04am

Interesante historia por capítulos que muestra las dos caras de vivir en la naturaleza. Te felicito amigo Beto. Un abrazo :)

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Lissette Rivas Ambrosio, José Ignacio Velasco, Gloria Zúñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

288 Programas, +47,200 vistas en Youtube y en Instagram.  Transmitidos por Radio Satelitevision, Chile.

________________

Para enfrentar los aumentos en los costos de mantenimiento de ‘Creatividad Internacional’ y de los proyectos a realizar, estamos recibiendo ‘Donaciones’, que pueden enviarlas a través de PayPal

https://www.creatividadinternacional.com/page/donaciones

______________

Una historia que no tiene fin

Ismael Lorenzo

Mis Memorias, y relatos sobre violencia y abuso sexual contra mujeres. En colaboración con 'Casa Azul Ediciones',  en Nantes, Francia

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

EL SILENCIO DE LOS 12

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  Ya los hermanos Coen están llamando a mi papá por los derechos cinematográficos

SOY FELIPITO

_______________

Dos orillas un destino

Adela Soto

DOS ORILLAS Y UN DESTINO aborda, entre otros perfiles, lo social entrelazando recuerdos de la infancia, de su terruño de una forma ética y estética de su filosofía vivencia.  El esfuerzo diario, el deseo de continuar a pesar de la cruz que carguemos, y las piedras del camino, van transitando junto con su autora por los diferentes conflictos existenciales que tiene que enfrentar una muchacha provinciana que decide venir a vivir definitivamente como exiliada a Miami.

DOS ORILLAS Y UN DESTINO

_____________

RelaciónArte: Una actividad de riesgo

Mar Cantero Sánchez

Sé que una actitud negativa, mantenida en el tiempo, daña tu autoestima hasta tal punto que puede dejarte sin recursos ni libertad para hacer y deshacer a tu antojo, para vivir tu vida, tomar tus propias decisiones, y ser feliz.

RELACION  ARTE

_________________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2020'

Este año 2020 será en el Género de 'Novela'. Recibimos manuscritos desde el 1ro de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

CASA AZUL EDICIONES

Nantes, Francia

________________

Los hilos de la demencia

Adela Soto Alvarez

LOS HILOS DE LA DEMENCIA, es la recopilación de poemas de diferentes épocas entrelazados en una temática donde se encierra una pasión excéntrica repleta de tropos literarios donde la fuerza poética es un fuerte eslabón que los ata.

LOS HILOS DE LA DEMENCIA

_______________

Un humano cualquiera

Alonso De Molina

“…Escribir, de alguna manera, es transmitir a los demás aquello que llevamos dentro, un relámpago, quizá, o, tal vez, un hambre”. Hambre que en mí se despliega noche a noche con la lectura (antes de dormirme) de un poema, que bien pudo ser “Fue así que me parió mi madre” -que a mí también me parió mi madre no una noche de enero, sino un casi mediodía de febrero-

UN HUMANO CUALQUIERA

________________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: