Fui llevado, por un pasillo no muy alumbrado, hasta el compartimiento llamado "el ablande" en la jerga policial.

Se trataba de un piezon cuadrado de unos cuatros metros de lado, con una pequeña claraboya bastante alta, cuatro filas de camas cuchetas dobles, una mesa y dos sillas. A un costado una pileta que en sus comienzos supongo debe haber sido blanca, un grifo que lloraba y cinco hombres que miraron con desprecio al nuevo inquilino.

En un momento dudé, pero mi educación casi me obligó a pronunciar, de mala gana, un delicado, -Buenas noches- al cual por supuesto nadie se dio por aludido.

No supe con certeza cual sería mi cama, me senté en una de las sillas, saqué el diario del bolsillo y decidí ignorar a mis compinches, que mi mala suerte que comenzó unas horas antes, me los trajo de regalo.

Mi decisión de evitar llamar la atención, a los pocos minutos resultó carente de eficiencia.

    -Pedazo de marmota, sepa que esa silla es mía, tómese el vuelo- me encaró un flacucho destartalado con ínfulas de dueño del circo.

Sin contestar me puse de pie y arrojé una cándida pregunta al aire enrarecido por una densa humareda de cigarrillos,-¿Es posible saber cuál es mi catre?

Un gordo, con cara de consecuente cliente de la casa, semi-acostado en una de las camas, escupió una colilla de cigarro apagado que colgaba de su boca, se enderezó, elevó sus más de ciento y pico de kilos, enfiló hacia donde yo estaba parado.

Quise creer que mi inocente consulta perturbó el placentero descanso del pequeño elefante que se plantó frente a frente, me sobró con descaro y con una voz similar a la del cowboy malo de las películas americanas, se esforzó y preguntó:

     -¿Quién quiere saber?

En forma sencilla y respetuosa, en voz baja, pronuncié mi nombre.

El golpe que recibió mi nariz y la cara detrás, se asemejó al embestir una pared en medio de una carrera perseguido por un león hambriento.

Tambaleé y llegué en un santiamén al mugriento suelo de la celda.

Las risotadas del público aburrido, llenaron el ambiente, repiqueteando en mi cerebro. Por decisión impuesta por las circunstancias, permanecí allí en el rincón, con intención de pasar, sin moverme en lo posible, de aquel lugar tan amablemente recibido, el resto de la noche.

Los ronquidos y olores de mis compañeros de pieza, consiguieron mantenerme alerta ante cualquier clase de eventualidad que se presente; por lo tanto no cerré ni por un instante mis cansados ojos.

A las seis de la mañana se nos repartió tazas de un líquido oscuro, tibio, difícil de catalogar, no obstante lo intenté al probar un corto sorbo.

Imposible. Abandoné mi taza sobre la mesa, y sobre ella se avalancha un lungo más alto que mástil de bandera. Se tragó el contenido sin pestañear.

Recordé que había comprado en el kiosco del cine, la noche anterior, durante el intervalo, un paquetito de obleas.

Las encontré un poco abolladas, pero era algo para engañar el estomago. Saqué una y deposité el resto sobre la mesa. Descuidé la mirada escasos segundos y esta vez fue el pequeño elefante que decidió probar las gustosas masitas; sin titubear se apoderó del paquete, retornó a su trono y se dedicó a terminar con el contenido.

A las seis y treinta, gritaron por un ruidoso altavoz el nombre de uno de los retenidos; un diminuto personaje salido de un cuento de niños, apresuró paso dirigiéndose a la puerta, en instantes se hicieron presente dos representantes del orden, sin pronunciar palabra se lo llevaron.

No atiné a preguntar, deduje que es parte del procedimiento acostumbrado, a la mañana se procede a interrogar a los detenidos y llenar los cargos correspondientes a la detención.

Mi turno llegó cerca de la diez. Fui conducido a la sala de los interrogatorios, así versaba el cartel, escrito a mano, que colgaba de un gancho al lado del marco sin puerta, dos bisagras herrumbradas acusaban sobre una anterior presencia de alguna.

Detrás de un precario escritorio, un oficial me nombró y ordenó sentarme frente a él.

     -¿Qué tiene que declarar en su favor?

    -No sé de qué se me acusa, es decir cuales son los cargos en mi contra.

    -No acepto prepotencias, limitarse a responder las preguntas, ¿Soy claro?

    -Por supuesto, y creo que yo también, por lo tanto repito, y si es usted tan servicial como aparenta, tenga a bien detallar cuales son los cargos a mi persona.

    -Según el parte policial- explicó el oficial de turno -en las horas de anoche, se encontraba con el grupo que participó en una refrenda frente al cine Rex, sito en la Avenida del Libertador, ocasionando disturbios, destrozos en los locales comerciales y por consiguiente perturbación en la vía publica.

Escuché los presuntos cargos. No conseguía dar crédito a mis oídos.

Aquello era como una maniobra preparada por alguien que deseaba afectar mi nombre, reputación y nivel en la sociedad.

    -Estimado, anoche concurrí acompañado de mi novia, a la última función del día del citado cinematógrafo. En el intervalo, salí a la acera para fumar un cigarrillo.

En verdad presencié junto a otros fumadores, los gritos, rencillas y manifestaciones de repudio entre dos bandos antagónicos. No alcancé a comprender siquiera el motivo, razón o causa de la discusión. A los pocos minutos apareció un camión celular y casi a golpes, fuimos introducidos en su interior y traídos a esta comisaría.

No tengo nada más que agregar.

    -Por lo que está informado en el expediente, muchos  de los manifestantes rehusaron en un primer momento a la detención, razón por la cual fue necesario aplicar cierta fuerza para lograr apaciguar a los enervados sujetos. Sus quejas y cargos, se le está permitido presentarlos al Juez de Turno, en su debido momento. No veo la necesidad, por ahora, de proseguir el interrogatorio, ¿Algo más que agregar, Sr.?

Volví, acompañado por supuesto, a mi albergue temporario.

Se acoplaron, durante mi ausencia dos jovencillos, muy bien vestidos, dudé en un primer momento cuál era el motivo de la visita a este especial lugar.

Como atraídos por un imán, mi persona, en instantes se acercaron y casi sin pedirlo, contaron, a media voz, su historia.

Según ellos viajaban en el coche del padre de uno de ellos; al llegar aun semáforo descompuesto, a entender por el tiempo que se mantuvo encendida la luz roja, ellos junto a otros vehículos cruzaron la intercesión dicha. De un patrullero estacionado al otro lado de la ruta, bajó un policía que les señaló detenerse a un costado de la carretera.

Las explicaciones fueron en vano, sumado a ello el resultado positivo de la prueba de alcohol, fueron motivos más que suficientes para encontrarse frente a mi en estos momentos.

    -Tiene visita de su abogado, ¿acepta?- Esto consultó un policía que se acercó a la entrada del compartimiento dirigiendo su mirada a mí.

    -Por supuesto, por supuesto- Contesté antes de que sea tarde.

    -Escúchame, Don busca problemas, no tenes cura, si no es por una es por otra, esta vez llegaste demasiado lejos, para ambos es la primera que nos toca visitar estos nada agradables lugares. Relátame con lujo de detalles lo acontecido, con tu noviecita ya conversé, esta aterrorizada, quédate tranquilo, conseguí calmarla, se fue a la casa de los tíos, cuando quede todo arreglado pásala a buscar. Ahora, dale, desembucha, te escucho...

De acuerdo a lo pedido, conté desde un principio lo sucedido, traté de no olvidar ningún punto que podría ser importante. Mi amigo el abogado, ducho en conflictos y querellas, tomó nota, guardó su libretita y me aseguró que en menos de una hora estaríamos rumbo a un café.

La espera duró un poco más de lo previsto. Recién a las cuatro fui conducido, por segunda vez al Juez de Turno. Me presenté. Un viejito simpático ocupaba el sillón detrás de la amplia mesa. Miró los papeles dentro de una carpeta, levantó la vista, me sonrió y continuó en la lectura, por lo visto interesante.

    -Estimado joven, por lo visto lo encontraron en el lugar y momento nada oportuno. No se esfuerce en explicar nada, quizás empeore las cosas. Considerando su legajo policial, el cual está vació por completo, y teniendo en cuenta su conducta correcta, lo pondré en libertad. A causa de los gastos ocasionados por su detención, me siento en la obligación de exigir el pago de los mismos, como única condición para llevar a cabo mi veredicto.

    -Muy agradecido, Sr. Juez, y lamento haberlo molestado.

Ya en el café, comentando mi experiencia policial, aseguré a mi fiel y abnegado abogado, que le podría hasta jurar que no existirá una segunda vivencia de este tipo.

 

||||||||||||||||||||||||

 

 

*Registrado/Safecreative N°130207455770

*Imagen de la Web

 

Visitas: 77

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Beto Brom el julio 24, 2019 a las 1:27am

Muy buena costumbre, MARGARIDA, pero a veces no es posible lograrlo.

Contento con tu visita, amigaza

Cariños van...

Comentario por MARGARIDA MARIA MADRUGA el julio 23, 2019 a las 6:18pm

De niño había mantenido el hábito de esquivar aglomeraciones energizadas.
¡Qué experiencia horrible!

Comentario por Beto Brom el julio 23, 2019 a las 6:55am

Comentario por Beto Brom el julio 20, 2019 a las 1:47am

Siempre es un privilegio recibir tus huellas, NURITA

Un ramillete de cariño va...

Comentario por Nuria el julio 19, 2019 a las 5:44pm

Excelente querido Neto. Me ha encantado. Un relato excepcional. Abrazos de luz

Comentario por Beto Brom el julio 18, 2019 a las 10:29am

Un gustazo enviartela, SHEISAN....

Comentario por Sheisan Angel el julio 18, 2019 a las 8:55am

Excelente narrativa. Logras llevar al lector por los vericuetos de un relato con tintes de jocosidad y también  ansiedad ante una situación por la que estoy cierta nadie desearía pasar.

Comentario por Beto Brom el julio 18, 2019 a las 7:46am

Por lo visto, en todos lados se cuecen habas ( a decir del dicho popular)

Agradezco tus huellas, JUAN IGNACIO.

Shalom 

Comentario por Beto Brom el julio 18, 2019 a las 7:43am

Por tu llegada y comentario, DIEGO.

Shalom

Comentario por Beto Brom el julio 18, 2019 a las 7:42am

Gracias mil por estar siempre cerca , JOSÉ IGNACIO, y así poder recibir tus exquisitos comentarios.

Shalom javer

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Zúñiga.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

 207 Programas  y +34,300 vistas en Youtube. Martes y Jueves por Radio Satelitevision

_______________

Felipito busca novia

Ismael Lorenzo

 'Felipito busca novia' es una secuela de 'Soy Felipito', Y en esta secuela 'Felipito busca novia', participa en una investigación científica, junto con su papá, de unas misteriosas inflamaciones. Un libro lleno de humor sobre una realidad actual.' 

FELIPITO BUSCA NOVIA

______________

Tres Novelas

Ismael Lorenzo

Ya está disponible en las Amazon y en librerías afiliadas, la nueva edición de 'Tres Novelas', escritas en los años '70, con un prólogo de Reinaldo Arenas, —'Alicia en las mil y una camas' refleja de una manera dramática y poética de qué manera el totalitarismo corrompe y de hecho elimina hasta nuestros mitos infantiles.

TRES NOVELAS

_______________

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “CONSUELO SUNCÍN DE SAINT-EXUPÉRY”

Se lanza la primera edición del Premio CASA AZUL de Literatura Infantil y Juvenil

El Premio nace con la necesidad de fomentar la promoción de la lectura, buscamos fortalecer la campaña

Te Invito a leer” que tiene como principal objetivo

estimular el gusto por la lectura en los niños y jóvenes

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL

_____________

Revista de artes literarias 'De Sur a Sur' #8

Poesia. Microrelato. Entrevistas. frases poéticas. Lyric Storm. Debates. Concursos. Se trata de un concepto de autogestión creativa. Este espacio estará abierto a poetas y escritores. Trimestrálmente nuestros redactores seleccionarán los contenidos más destacados para pasarlo  que será ampliamente difundida

DE SUR A SUR

_______________

Contamos con un grupo de profesionales entre editores, diseñadores, correctores, traductores.

Escríbenos a: casazulediciones@gmail.com
____________

La Trampa

Lázara Avila

La trampa es una saga histórica en la que algunos de los descendientes de las familias protagonistas de la novela cubana Llorar no cuesta, aparecen para dar continuidad al acercamiento que hace la autora a la realidad cubana contemporánea y al tema de la migración

LA TRAMPA

_______________

Saga

Carlos Rubio

Aplicar normas netamente realistas para apreciar el innegable valor literario de Saga es una tarea inútil y quizá hasta imposible.  La realidad que sobresale y la única que importa es la que vislumbra cada lector en su propia y particular lectura.  Y es aquí donde reside la maestría con que se ha compuesto este texto neobarroco, mágico, espejeante y sensual.

SAGA

_______________

Pinar Publisher

Editorial online. 

Los servicios editoriales necesarios para adaptar tu manuscrito a los estándares de la industria, tanto para libro en formato digital como impreso.  Tu manuscrito quedará listo para ser publicado bajo demanda en cualquiera de las plataformas que hoy permiten acercar el libro a los lectores.  1+ 912-342-0270 

servicioescritores@pinarpublisher.info.

https://pinarpublisher.com

______________

Rinconcito Tango

Fabio. M Pabon Curandero Tango

Un nuevo Grupo dedicado al tango, su historia y su música. 

Este grupo tiene como objeto, el de rendirle homenaje, respeto y amor, a una de las expresiones artísticas más bellas del mundo como lo es el tango.

Un arrullo febril y apasionado que estremece con ardor al corazón!!

RINCONCITO  TANGO

______________

Poetas en el recuerdo

Fabio. M Pabon Curandero Tango

Quizás alguna vez nos hemos encontrado con un poeta viviente o fallecido, por el cual sentimos una gran admiración o quizás nos hemos encontrado con un poema el cual ha dejado una huella indeleble en nuestras almas.  Pues en este grupo, tu puedes compartir a estos poetas y a su poesía

POETAS EN EL RECUERDO

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2019   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: