Rapsodia

                                                           Martha Estela Torres Torres

Es una brizna de hierba que mueve el viento, tan ligera y sensible como las partículas volátiles de la flor de león. Se endulza con los recuerdos y con el reflejo de la luna. Ella lleva un estigma oculto, una brasa sobre su pecho. Nada ni nadie puede arrancar el dardo injertado entre las fibras de sus músculos. Nadie descubrirá el misterio de su quebranto ni la profundidad de sus suspiros mientras transcurre el tiempo en certera incertidumbre.

“No supe por qué el amor creció de tal manera que rompió sus pilares, esos que nos sostenían hasta en los duros inviernos, pero tarde me di cuenta que él pretendía apagar mis sueños, envolverlos en papel estraza para que no trasmitiera su luz. Me dejó al margen de las cosas importantes, y temerosa de su voz, ya no tendía redes de defensa ni siquiera en los agravios más fuertes, sin embargo jamás cultivo en mí, la flama del odio. Ahora solo lamento no poder expresarme, no alcanzar a trasmitirle mis sentimientos, tal vez por eso nunca lo convencí de obrar con sinceridad ni con franqueza, y tampoco me di cuenta en qué momento se empezó fragmentarse el amor ni cuál fue la mayor causa, tal vez la culpa ingrata del tiempo o la naturaleza fuerte del carácter que a veces fomenta la separación.”

Finalmente se dio el rompimiento y fueron adquiriendo la rigidez de las esculturas pues el cariño se convirtió en piedra, en dureza de roca, en impenetrable oscuridad, en amargo silencio filtrado día a día hasta las raíces de la alianza que sin remedio compartían por costumbre. Fueron muchos años de inercia, y muchos más de indolencia, refrescados a veces por un viento ligero.

“Llegó el día que abarrotamos la vida como vagabundos que van por las calles retorcidas por la desgracia. Así, solos, abandonados a nuestras miserias, arraigados en infructuoso egoísmo en necio afán por imponer cada uno su voluntad, por conservar la cordura y demorar el golpe  definitivo, sobrevivimos juntos los últimos años.”

Él persiste endurecido por la nieve que todo quema con su brasa de hielo. Se sostiene en la vera del camino: distante, obstinado y terco en la exigencia del amor como si fuera levadura para incrementar su poder. Es ahora un hombre abandonado en la coyuntura del odio, no le queda más remedio que rumiar la ingratitud de su destino al lado de una sombra, porque ella es ahora solo un espectro que vive a su lado sin sonreír. Solo cuando llegan familiares o amigos parece que una tenue luz ilumina su rostro y olvida por momentos la triste realidad de todos los días. Es ahora guardián de esa casa que se quiebra y se hunde también en la soledad y aunque el sol penetra a raudales parece que los muros absorben la luz porque jamás reflejan ni el calor ni la iluminación que recibe.

     “Jamás creí que el desaliento me disminuyera ni que los desplantes de tristeza dejarán al margen, mis mejores sueños. No pensé entrar en el laberinto de los días con esta apatía incrustada en los cartílagos. Su indiferencia ya no me hiere ni me causa molestia, su incisivo rencor no me taladra los huesos ni sus reclamos me quitan el sueño. Simplemente me dejo dormir practicando la laxitud de las gladiolas que mueren lentamente desdeñando la vitalidad del sol. Ahora me invaden las termitas.”

Un día más, un día más de perder el tiempo mirando el reflector del aparato virtual. Un día más cerca del fuego y sobre el escritorio. No hay ni viento ni destellos ni luz. La casa firme se convierte en el castillo desolado donde la princesa espera inútilmente lo inesperado y soporta la soledad en compañía, mirando siempre el exterior entre las cortinas que caen rendidas hasta el suelo.

    “Es cierto que ya no estallo como las olas frenéticas del mar contra las rocas ni los acantilados, ya no irrumpo desafiando las fuerzas del universo con reclamos al cielo. Es cierto que he dejado de llorar por los rincones y ya no tiemblo ante los recuerdos durante las noches de escarcha ni me sumerjo en la blanca oceanía de las sábanas tratando de encontrar sus brazos. Ya no me quedo inmóvil mirando el  viaje de las estrellas que alumbran más su alejamiento. Ni me quedo atrapada en el iris cambiante de sus palabras.”

                                                                                      *

“Han pasado meses y años y el tiempo inexorable nos ha preparado para una prueba de madurez al considerar posible que aún haya tiempo para dar paso a una reconciliación. ¿Será posible olvidar ofensas y germinar al estado primitivo del amor, del que tan poco se sabe y se presiente si ni siquiera vislumbramos a tiempo la amargura o la dulzura de sus frutos?”

 acantiladosdelanoche@hotmail.com

 

 

Visitas: 55

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Martha Estela Torres Torres el agosto 14, 2019 a las 1:30pm

Queridos colegas, muchas gracias por sus comentarios. Les envío un abrazo.

Comentario por hugo el agosto 13, 2019 a las 11:09pm

¡Canejo! Del poema "Cuadro pintado en un lienzo sin eco" de Beatriz Susana, a este relato potente y desgarrador (como aquél es, sin duda alguna), transcurro en la lectura de dos obras literarias extraordinarias. ¡Qué noche ésta!

P.S.: agradezco compartir, Martha Estela, esta "Rapsodia" en la que pintas con prolija y solvente mano una historia de desamor que hace reflexionar sobre las humanas conductas e invita a aprender de los errores. Abrazo y mis buenas energías para ti, Beatriz Susana Ojeda, Laura C. y cuanto lector requiera de las mismas, pues. 

Comentario por BEATRIZ SUSANA OJEDA el agosto 13, 2019 a las 9:00pm

¡Qué excelentemente has pintado una historia tan dolorosa! Felicitacione!

Con respecto a tu pregunta, diría que para mí sería imposible volver a sentir amor por alguien que me ha lastimado tanto. Tampoco hubiera esperado tantos años para salir de esa vida, que posterga todos los sueños. Yo no hubiera podido soportarlo. Madurar es poder ver lo que nos daña y modificar nuestro comportamiento para estar en paz y vivir felices. Cariños.

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

269 Programas, +44,500 vistas en Youtube y en Instagram.  Retransmitidos por Radio Satelitevision.

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  Ya los hermanos Coen están llamando a mi papá por los derechos cinematográficos

SOY FELIPITO

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia.  Desde una niña de 12 años violada por una escuadra de Marines en el Líbano hasta jóvenes abusadas por profesores en la Sorbone. Una historia que no tiene fin. Un libro que debe leerse por su tema que nunca termina y que muchos prefieren ignorar. 

EL SILENCIO DE LOS 12

______________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2019'

Nosotros, los que huimos

(o, los mil y un intentos)  

Libro ganador del Premio Reinaldo Arenas 2019

María Milnne (Yulkie Sánchez Molina)

Entrega de los premios: Sábado  7 de diciembre, 2019, en conmemoración del XXIX Aniversario de la muerte de Reinaldo Arenas.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

Ni político ni correcto

Francisco Sanz Navarro

NI POLITICO NI CORRECTO

________________

Un humano cualquiera

Alonso De Molina

“…Escribir, de alguna manera, es transmitir a los demás aquello que llevamos dentro, un relámpago, quizá, o, tal vez, un hambre”. Hambre que en mí se despliega noche a noche con la lectura (antes de dormirme) de un poema, que bien pudo ser “Fue así que me parió mi madre” -que a mí también me parió mi madre no una noche de enero, sino un casi mediodía de febrero-

UN HUMANO CUALQUIERA

_______________

Los Azotes del Exilio

Adela Soto alvarez

LOS AZOTES DEL EXILIO es un conmovedor relato de la escritora cubanoamericana Adela Soto Álvarez, sobre los avatares de todo emigrante cuando llega a un país de diferentes costumbres, plagado de contradicciones a causa de las disímiles leyes y etnias que conforman la sociedad, incluyendo el idioma.

LOS AZOTES DEL EXILIO

________________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

Le juro que fue la luna

Oscar Mtz. Molina

Ina colección de cuentos con los que, el autor, nos lleva por distintos lugares, partiendo desde la nostalgia de su pueblo natal, Yajalón, envuelto en los olores y sabores del café. 'Salto de agua' es el pueblo de la adolescencia y en éste lugar se manifiesta el despertar a la sensualidad.  La colección de cuentos pasa obligadamente por la Ciudad de México, esa gigantesca urbe

LE JURO QUE FUE LA LUNA 

_______________

La Literatura en nuestros tiempos

Robert Allen Goodrich

La literatura en nuestros tiempos es un excelente  libro de ensayos prologado por Ismael Lorenzo. Este libro sobre ‘La literatura y los géneros literarios’ nos guía como en los últimos años con esa abundacia literaria que se asoma por tantas partes ‘Hemos destrozado literalmente hablando el idioma y muchos no conocen y suelen confundir los géneros literarios’.De venta en Amazon y otras redes

LA LITERATURA EN NUESTROS TIEMPOS

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: