'Reinaldo Arenas, un gay cojonudo', relato de Ismael Lorenzo

A Reinaldo lo conocí en la Cinemateca de La Habana, donde los jóvenes con ciertas inquietud intelectual iban a refugiarse de los soporíferos filmes soviéticos, que eran usuales en los cines habaneros de los años ’60. Me lo presentó Delfín Prats, un joven poeta de gran talento luego sumido en el alcohol

 

Ya Reinaldo era toda una figura en aquella  época, porque había ganado un Premio de la Unión de Escritores por su novela ‘Celestino antes del Alba’, remembranzas de su niñez en la oriental ciudad de Holguín, traspasada a su estilo imaginativo.

Luego su segundo libro ‘El mundo alucinante’, sobre las persecuciones de la inquisición a Fray Servando Teresa de Mier, muy bien recibido por la crítica internacional y editado en Paris por Editions du Seuil, pero le trajo muchas sospechas a los comisarios del régimen de si se trataba de igualar los tiempos de Fray Servando con aquellos tiempos de represión ‘revolucionaria’.  También presentada al concurso de la UNEAC, Alejo Carpentier y José Antonio Portuondo, jurados, se negaron a darle el premio.

No le volvieron a editar en Cuba, pero ya tenía una dimensión internacional a través de Editions Du Seil, asesorada por  Severo Sarduy, otro escritor cubano ya en discreto exilio.

A través de todos los años ’70, coincidimos muchas veces en la Cinemateca y de ahí comenzamos a pensar en como escapar de aquella isla y el aislamiento a los escritores que no hacían el juego.

Mientras, el régimen tramaba como quitarse de arriba a un escritor ya con nombre internacional, pero que manifiestamente no simpatizaba con el régimen. Le tendieron una trampa y lo acusaron de molestar a un muchachito, lo pusieron preso y lo metieron en el Castillo del Morro, una tenebrosa prisión en una antigua fortaleza española del siglo XIX.

No recuerdo bien cuánto tiempo estuvo preso, fue como un año o dos, finalmente lo soltaron y recuerdo que me lo encontré en esa época por La Rampa, el centro de La Habana moderna. Estaba encorvado y extremadamente delgado, se había enfermado de un pulmón, y había perdido su trabajo en la Unión de Escritores. 

Pero gracias a todos sus contactos pudo conseguir una habitación en un hotelito, a 8 o 10 cuadras de donde yo vivía. Así que estábamos más cerca para hablar de nuestros planes de huir de aquella isla infernal. El no tenía teléfono ni yo tampco, estamos hablando de más de 40 años atrás. Las limitadas redes teléfonicas eran reservadas para los simpatizantes del régimen.

Durante años, cuando vivía por la playa de Miramar, Reinaldo se había entrenado en nadar, siempre pensando que por la Bahía de Guantánamo y su base de la Marina norteamericana a un costado, a la que se podía llegar por mar, era una vía de escape. Unos días antes de que cayera en prisión, llegó al piso habanero donde yo vivía, y me dijo que pensaba atravesar a nado la bahía para llegar hasta la base.  Como yo vivía a un par de cuadras de la Terminal de trenes, me pidió pasar la noche ahí. Mi esposa le preparó la cama en la habitación que fue de mi hermana, que había venido a Miami varios años antes.  Esa cama la había estado usando para dormir mi perro Pierre, no creo que oliera muy bien, pero pudo pasar la noche y salir temprano a coger el tren para Santiago de Cuba, en la provincia oriental, que salía a las 7 de la mañana. 

Dos o tres días después, cuando iba caminando cerca de la casa, y oigo que alguien me chiflaba quedamente, volví la cabeza y me sorprendió ver a Reinaldo. Subimos hasta mi casa y me contó que en Guantánamo llegó hasta meterse en el agua, pero no pudo atravesar porque había como unas cercas marítimas que le impidieron seguir hacia la base de la US Navy. 

Después no lo volví a ver hasta aquel día en La Rampa, recién salido de la prisión flaco y encorvado. Cuando le consiguieron aquella habitación en el Hotel Monserrate, como no estábamos lejos, a cada rato pasaba por la casa.  En esa época, ya un paria en la isla, muchos de quienes lo agasajaban antes, le habían vuelto la espalda.

Entre los que no le dimos la espalda, estaban también los hermanos Abreu. Quizás por eso somos los únicos de los que no habló mal en su libro autobiográfico ‘Antes que anochezca’, comenzado cuando perseguido se había escondido en el Bosque de La Habana y tenía que escribir durante el día. 

Mientras, ya instalado en aquel hotelito seguíamos pensando cómo escapar de la isla, Reinaldo a través de un contacto con una francesa, había podido enviarle los manuscritos de mis tres primeras novelas, ‘La ciudad maravillosa’, ‘Alicia en las mil y una camas’ y ‘La Hostería del Tesoro’, a Severo Sarduy en Paris, que me los guardó durante años.

En eso estábamos cuando sucedió lo de los 10,000 asilados en la embajada de Perú en un par de días, y  Castro dijo que todos los ‘gusanos’ podían abandonar la isla.  Mi hermana que ya estaba en Miami hacía un montón de años, pagó varios miles de dls. por mi pasaje, el de mi esposa y mi hijo de cuatro años en un bote pesquero de los centenares que fueron a la bahía del Mariel a buscar familiares. Solo me permitieron a mí entrar en aquel bote.  Los otros pasajeros era ‘escorias’ que se agregaban por la recomendación de los ‘Comités de Defensa de la Revolución’, uno en cada cuadra, para enviarlos hacia la Florida. Entre esos ‘escorias’ estaba Reinaldo Arenas, los comisarios del régimen se dieron cuenta muy tarde que se les había escapado un escritor de fama internacional.

No nos volvimos a ver hasta cerca de un año después, cuando viajando en un ‘subway’ neoyorquino, veo que enfrente de mí se había sentado alguien que me pareció conocido, lo mismo le pasó a él, los dos habíamos engordado. Y ya seguimos en contactos, por teléfono, en presentaciones de libros, hasta que en  noviembre del ’86 me salió un trabajo de profesor en California. Antes de irme,  almorzamos juntos en uno de los restaurantes cubanos del Village neoyorkino. No sabía que sería la última vez que lo vería, aunque de vez en cuando hablábamos por teléfono. Allá por el año ’89, de visita en Miami, Manolito Ballagas me dijo que Reinaldo, aún en New York, tenía SIDA.  

El 7 de diciembre de 1990, Manolito me llamó a California y me dijo que Reinaldo se había suicidado. Una fecha especial para los cubanos, un 7 de diciembre de 1896, durante la Guerra de Independencia, había muerto en combate el general Antonio Maceo. Así se veía Reinaldo Arenas, un combatiente contra el totalitarismo, había venido a Estados Unidos a gritar verdades y las gritó mientras tuvo vida.

© July 2017 by Ismael Lorenzo

Visitas: 988

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Matilde Maisonnave el diciembre 15, 2019 a las 12:43pm

Qué triste debe ser vivir en ese país, donde al turista se le muestra una cara

y los habitantes viven de una forma indigna.

Muchas gracias por exponer una realidad que nadie debiera ignorar.

Espero que aquí, con las idas y venidas de la Kirchner a Cuba y

Venezuela, no perdamos la patria por un "plan" que intuyo se ha

desparramado por los países, desde Ecuador hasta Chile.

El presidente es un engendro de un pasado vivido, atroz.

La K procesada por lavado de dinero, posesiones truchas

(hoteles) toda clase de emprendimientos que nunca se

hicieron... Comprobado todo. Jueces corruptos y una

ladrona suelta con fueros. Este país vacío recibió Macri.  

Sólo queda esperar lo que se viene. Adoro mi hermoso país

pero si pudiera me iría.

Comentario por Nuria el diciembre 10, 2019 a las 11:15am

Qué interesante Ismael. Me encanta saber cosas sobre la historia del mundo. Me fascina. Me ha encantado leerte de nuevo. Un abrazo y felices fiestas 

Comentario por juan ignacio arias anaya el febrero 27, 2018 a las 7:16am

Huau... 

Me encantó saber una vivencia de un escritor tan reconocido 

Saludos 

Ignacio 

Comentario por Trina Mercedes Lee de Hidalgo el octubre 29, 2017 a las 7:44pm

Un relato interesante, conmovedor, impresionante, que se vive desde el principio al fin. Un privilegio el haberlo conocido, compartido con él, tantos momentos gratos, inolvidables, de suspenso, ideales, anhelos de libertad,  trabajo literario, donde la casualidad o causalidad, permitíó a través del discurrir del tiempo, que siempre se encontraran. Es bueno conocer su vida, especialmente; cuando la promoción del concurso de poesía, lleva su nombre. Un abrazo de luz.

Comentario por juan ignacio arias anaya el octubre 26, 2017 a las 1:02pm

Reinaldo Arenas un escritor que soñó siempre en no dejarse vencer por el régimen

Saludos

Ignacio

Comentario por Ismael Lorenzo el octubre 25, 2017 a las 8:42pm

María Luisa, nos agradas que estés por aquí, por cierto eres un miembro muy antiguo de nuestra red, datas del año 2009, y sí nos gustaría recibir tus libros. Te voy a dar una dirección para que lleguen.  También te recomiendo un ensayo sobre Arenas, de Adelaine Soto, publicado hoy, puedes buscarlo en los blogs más detacado. Nos hablamos.

Comentario por hugo el octubre 25, 2017 a las 1:42pm

Hallé de gran interés tu relato sobre parte de la vida de Reinaldo Arenas, de la cual me estoy enterando gracias a ti, estimado Ismael. Eres privilegiado en haberlo conocido y tratado personalmente como nos cuentas que hiciste. Hombres como Reinaldo engrandecen al género masculino y a la Humanidad toda, no lo dudo. Abrazo agradecido por compartirnos información tan valiosa y didáctica de una fuente indubitable. 

Comentario por María Luisa Lázzaro el octubre 25, 2017 a las 1:29pm

Me conmovió muchísimo este escrito, Ismael, había leído muchas cosas sobre la vida de Reinaldo pero este pedacito de su nado para escapar no lo sabía. Amo su novela Celestino antes del alba, fue el primer libro de él que leí, del cual hice mi trabajo investigación para ascender a Profesora Titular en la universidad de Los Andes, Mérida, me gustaría hacertelo llegar, primero lo publicó el CDCHT de la ULA  Consejo de Desarrollo Científico  Humanistico y tecnológico en Mérida Venezuela, luego me lo publicó junto con la novela de la hice el estudio intertextual el Vicerectorado Administrativo de la ULA, son publicaciones muy limitadas, pero quiero mandarles dos ejemplares. En ese investigación observo que el abuelo de Celestino es Fidel, otras personas también lo percibieron, y esa novela ganó el máximo premio en Cuba, no se dieron cuenta de que era un crítica total al sistema... luego comenzaron a perseguirlo. Por favor por mi mail una dirección fiable. Por los momentos me encuentro en Barcelona España, pero a partir del 16 de noviembre estaré en casa... en el desastre que han hecho de mi hermoso país vuelto una desgracias... perdoncito por expresarlo así.

Me emocionó ese escrito Ismael...

Un abrazo grande a todos y todas las compañeros de este lugar tan activo... gracias gracias

Marial

Comentario por Ismael Lorenzo el octubre 25, 2017 a las 11:34am

Me alegro que les haya ayudado en algo en la visión de una realidad oculta por más de medio siglo.  Y una mirada a la difícil vida de un gran escritor.

Comentario por José Ignacio Velasco Montes el octubre 25, 2017 a las 10:05am

Qué cosas, qué vidas. Bueno, no había leído nada en ese extremo de supervivencia, visualización y su visión en un entorno que muchos, o al menos algunos no conocemos.

Gracias >Ismael por permitirme ver algo de un mundo del que sabía muy poco y que nunca  estorba saber a un escritor, para no poder opinar, como se dice en España, SOBRE BARBECHO.

Gracias.

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

252 Programas  y +42,700 vistas en Youtube.  Retransmitidos por ivoox y Radio Satelitevision.

_______________

Matías Pérez de viaje por el Caribe

Ismael Lorenzo

La cuarta parte de una tetralogía comenzada un par de décadas atrás,   con ‘Matías Pérez entre los locos’,  ‘Matías Pérez regresa a casa’ y 'Matías Pérez en los días de invierno', que pensábamos era la última novela de la serie, pero ha surgido esta nueva e inesperada conclusión.

MATIAS PEREZ DE VIAJE POR EL CARIBE

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia.  Desde una niña de 12 años violada por una escuadra de Marines en el Líbano hasta jóvenes abusadas por profesores en la Sorbone. Una historia que no tiene fin. Un libro que debe leerse por su tema que nunca termina y que muchos prefieren ignorar. 

EL SILENCIO DE LOS 12

______________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2019'

Nosotros, los que huimos

(o, los mil y un intentos)  

Libro ganador del Premio Reinaldo Arenas 2019

María Milnne (Yulki Sánchez Molina)E

Entrega de los premios: Sábado  7 de diciembre, 2019, en conmemoración del XXIX Aniversario de la muerte de Reinaldo Arenas.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

El Otoño del Poeta

Mención de Honor Premio Reinaldo Arenas 2919

Ale Marrero

________________

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “CONSUELO SUNCÍN DE SAINT-EXUPÉRY”

Nos complace informar los ganadores del Premio "Consuelo Suncín de Saint-Exupéry". Modalidad libro infantil y juvenil 2019. 

Primer lugar “Peñasco” -Delia Fiallo

Segundo lugar “Cómo encender una llama - Alberto Pocasangre

”Tercer lugar “El viaje del sapito sapitón” - Adela Soto

_______________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

Le juro que fue la luna

Oscar Mtz. Molina

Ina colección de cuentos con los que, el autor, nos lleva por distintos lugares, partiendo desde la nostalgia de su pueblo natal, Yajalón, envuelto en los olores y sabores del café. 'Salto de agua' es el pueblo de la adolescencia y en éste lugar se manifiesta el despertar a la sensualidad.  La colección de cuentos pasa obligadamente por la Ciudad de México, esa gigantesca urbe

LE JURO QUE FUE LA LUNA 

_______________

La Literatura en nuestros tiempos

Robert Allen Goodrich

La literatura en nuestros tiempos es un excelente  libro de ensayos prologado por Ismael Lorenzo. Este libro sobre ‘La literatura y los géneros literarios’ nos guía como en los últimos años con esa abundacia literaria que se asoma por tantas partes ‘Hemos destrozado literalmente hablando el idioma y muchos no conocen y suelen confundir los géneros literarios’.De venta en Amazon y otras redes

LA LITERATURA EN NUESTROS TIEMPOS

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: