Tetuán, fotografía Oscar Mtz. Molina. Septiembre 2019

Aquel asunto seguía dando vueltas y vueltas en su cabeza y por más distracciones que buscaba, al final del día estaba de nuevo allí. Lo fugaz de la mirada, ese breve instante en el que, a pesar de aquel velo que cubría su cara, descubrió sus ojos. El brillo desprendiéndose de aquellos aceitunados ojos vistos al paso. La medina en Tetuán, los callejones, aquí sí, muy estrechos, laberintos que se entretejen en un sinfín, laberintos que se enredan en el infinito. Paredes blancas con algunos destellos en azul, el piso ancestral, desgastado. El paso fugaz, recordaba el. Las blancas manos descubiertas, pero sobre todo, la mirada. Por encima de todo aquellos ojos y entonces, la sorpresa. Ella también había visto los ojos de aquel hombre, ella también los vio en ese instante tan breve para después, continuar su camino. Dos o tres pasos después de aquel encuentro, él se detuvo a seguirla con la mirada y ella en contra de todas las leyes, detuvo su andar y volteó también a verlo. Enseguida retomó su camino.

La medina de Tetuán se le enredó entonces y en un arranque de inconsciencia, dejó el grupo y al guía y resuelto, se dio a la tarea de encontrarla. Desandó el camino, tomaba callejones al azar, ora a la derecha, ora a la izquierda, ora para arriba, ora para abajo. Hombres vistiendo sus túnicas, que se cruzan. Mujeres cubiertas de pies a cabeza. La ansiedad haciendo mella en su alma. El barrio musulmán, el mercado con las calles sucias, los puestos de frutas con aquel inenarrable colorido, pescados y mariscos, aceitunas, todos los puestos atendidos por hombres, venta de teléfonos móviles caducos, herramientas y tapices. La locura de los compradores, la caravana de turistas orientales, otras mujeres con túnica y velo, otras manos blancas, otros ojos esquivos a su mirada. El suspiro doloroso y profundo al saberla perdida.

¡Así la vida!

Tetuán se quedó dormida entre el mar mediterráneo y el océano Atlántico, arropada en la lejanía por las montañas del Rif, se quedó dormida con sus mezquitas y con las puntuales llamadas a orar, gritos del almuecín. Tetuán se quedó enredada entre sus propias callejuelas y ciegos laberintos.

De vuelta a la vida alocada de Málaga, mujeres y hombres desplazándose por las calles y plazas, como hormigas. La alegría de una guitarra española junto al teatro romano. Sentado en la barra, la taberna, la copa de vino tinto en la mano, la melancolía en el corazón, la nostalgia en el alma.

Silencio brutal. Cómo eran aquellas manos, cómo eran aquellos ojos que sin saber porqué han calado tan hondo.

Esta vez el camino será en solitario. A las ocho de la mañana el ferry de Algeciras a Ceuta, esta vez el penoso peregrinar para cruzar el paso fronterizo de Marruecos.

Tetuán, la paloma blanca, la puerta a la medina. Esta vez el camino será en solitario y cada calle que se bifurca en decenas más, cada aire que corre por los oscuros pasillos, cada hombre que se cruza, miradas que interrogan, cada mujer que evita mirarlo. Horas y horas de espera, de dar una, y otra, y otra vuelta por los mismos callejones, las mismas puertas, las mismas ventanas, calles que se abren a pequeñas plazas, a calles del mercado, a mezquitas que se llenan y se vacían, hombres que hacen un alto a sus labores al tiempo de orar. El paso de las horas. El sol declina.

Esta vez el camino será en solitario, y así también, esta soledad en el pequeño hotel, el cigarrillo en los labios.

Mañana de nuevo a comenzar desde el principio.

La puerta de la medina, los callejones, el aire por los pasillos, hombres y mujeres que se cruzan, hordas de turistas. El añorado encuentro, las blancas manos saliendo de las mangas de la túnica, el velo cubriendo la cabeza y la cara, los ojos verde aceituna.

Al final del día el infructuoso trajín de hallarla, la fatiga en el cuerpo, el dolor en el alma. Y así por una semana, por quince días, por un mes y nada.

Volver de nuevo a la rutina diaria del trabajo, la ciudad y sus tardes de copas, el recuerdo cada vez más lejano del viaje a Tetuán.

Y allí entre todo ese enjambre de calles, callejones, pasillos y blancas casas, ella duerme y sueña repetidamente, el grupo de turistas, el guía, hombres y mujeres de occidente, aquel hombre y aquellos ojos vistos fugazmente. Cómo pude detenerme dice muy temprano, mientras se viste, empeñada en caminar de nuevo por aquel laberinto interminable.

¿Y si él decide volver, y si volvemos a cruzarnos, y si sus ojos me ven, y si se detiene, y si me detengo?

Y entonces retira el velo de la cabeza y se queda detrás de la puerta, dentro de su casa, en silencio.

Afuera, el resplandor del sol matutino en los blancos muros de Tetuán.

 

©2019 by Oscar Mtz. Molina

Visitas: 63

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Oscar Martínez Molina el septiembre 21, 2019 a las 9:04am

Saludos cordiales Beto Brom. Grata experiencia haber visitado Tetuán 

Comentario por Beto Brom el septiembre 20, 2019 a las 2:02am

Sin duda otorgo mis ¡¡DOUZE POINTS!!

Shalom amigazo

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

280 Programas, +45,700 vistas en Youtube y en Instagram.  Transmitidos por Radio Satelitevision, Chile.

______________

Una historia que no tiene fin

Ismael Lorenzo

Mis Memorias, y relatos sobre violencia y abuso sexual contra mujeres. En colaboración con 'Casa Azul Ediciones',  en Nantes, Francia

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

EL SILENCIO DE LOS 12

_______________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  Ya los hermanos Coen están llamando a mi papá por los derechos cinematográficos

SOY FELIPITO

_______________

RelaciónArte: Una actividad de riesgo

Mar Cantero Sánchez

Sé que una actitud negativa, mantenida en el tiempo, daña tu autoestima hasta tal punto que puede dejarte sin recursos ni libertad para hacer y deshacer a tu antojo, para vivir tu vida, tomar tus propias decisiones, y ser feliz.

RELACION  ARTE

_________________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2020'

Este año 2020 será en el Género de 'Novela'. Recibimos manuscritos desde el 1ro de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

CASA AZUL EDICIONES

Nantes, Francia

________________

Los hilos de la demencia

Adela Soto Alvarez

LOS HILOS DE LA DEMENCIA, es la recopilación de poemas de diferentes épocas entrelazados en una temática donde se encierra una pasión excéntrica repleta de tropos literarios donde la fuerza poética es un fuerte eslabón que los ata.

LOS HILOS DE LA DEMENCIA

_______________

Ni político ni correcto

Francisco Sanz Navarro

NI POLÍTICO, NI CORRECTO es un libro que recoge 149 comentarios publicados en Facebook en la página de Pedagogía Política durante 2017, 2018 y 2019 y que corresponden a la opinión personal del autor acogiéndose a la Libertad de Expresión, artículo 20/1 de la Constitución Española.

NI POLITICO NI CORRECTO

________________

Un humano cualquiera

Alonso De Molina

“…Escribir, de alguna manera, es transmitir a los demás aquello que llevamos dentro, un relámpago, quizá, o, tal vez, un hambre”. Hambre que en mí se despliega noche a noche con la lectura (antes de dormirme) de un poema, que bien pudo ser “Fue así que me parió mi madre” -que a mí también me parió mi madre no una noche de enero, sino un casi mediodía de febrero-

UN HUMANO CUALQUIERA

________________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: