Lau

Tímidamente

 Primavera

 

I

¡Tímidamente! / Después de una larga semana de llovizna y frío / ¡humedad que cala huesos, cabellos, pestañas! / El sol aparecía alguna mañana.

El sendero iba abriéndose ante nosotros / en alguna espesura de arbustos, / entre pinos y abetos.

La figura de mi mujer asomaba entonces, / entre aquella niebla densa. / De mi alma el aliento en un suspiro, / cerrado escalofrío.

Me remontaba entonces / a las calles calurosas y descampadas de Tampico, / el sonido de algún viejo pregón, / ofreciendo helados, / o plátanos fritos, / o buñuelos con azúcar, / o mangos medio verdes / o medio maduros con sal y chile, / o sueños.

Ella corría entonces de un lado para otro, / trompicándose con los añorados amigos del barrio. / Blanca y con el cabello de oro, / subía y bajaba por callejas de polvo / ¡tardes de hilvanar sonrisas y desenredar enredos! Delgada y menuda de hombros, / acurrucada en los brazos de la abuela, / esculcando entre cacerolas / de aluminio y barro, / manos de cangrejo, / cuerpos de langostinos. / ¿Suspirabas entonces ya, por mi lejana presencia? / ¿Me hallaba ya enredado en tus ilusiones?

II

Noches de soledad y tristeza, / de ir atando cabos a diestra y siniestra / ¡Camino de pasos titubeantes! / Noches eternas de insomnio. / De cuestionarle al universo / y al tiempo, / y al alma tanta ausencia, / tanta melancolía, / tanta impaciencia.  ¡Días floridos! De alegría plenos. / Días de cantos y poesías. / Días de apacible silencio / y de risas explosivas. / Y de baile y de canto. / Días de encenderse de rojo las mejillas, / de danzar hasta bien entrada la noche. / De arremolinarse tranquila y quieta / ante una taza de café caliente.

III

La tarde comienza a menguar, / al horizonte el sol cayendo. / Los ojos perdidos en aquellas tardes de volver a casa, / el paso lento y la cintura en ritmo. / Delgada y frágil como tus pensamientos. / Menuda y de mirada inquieta. / Las manos, / mariposas en vuelo. / Qué extraña manera de comerle monedas al tiempo. / De volver una vez, / y volver de nuevo, / y de nuevo, / y así, volver en un eterno circulo. / Así te pienso, / menuda, delgada, sonriente, inquieta. / A sabiendas que, / en algún recodo de este universo infinito, / justo al doblar una esquina, / te estaba esperando.

IV

Tampico te regalaba en aquellas primaveras / el sol y el calor, / el norte que lo invadía de viento y lluvia, / de sofocos. / Tampico te regalaba la dicha / de la fresca lluvia mojando tu cuerpo, / haciendo que corrieras / a guarecerte bajo el ala del tejado, / agua fresca que mojaba tus cabellos, / tu espalda, tus caderas, tus pies. / Que hacía desprenderse de tus labios / la risa estridente y de júbilo. / El guiño de tus ojos por algún pretendiente, / por algún enamorado / perdido. / Lejos, muy lejos, / a cientos de kilómetros. / La misma lluvia y los mismos vientos, / hacían que yo viera hacia el cielo / en busca de las nubes / que mojaban tu cuerpo.   

V

Melancólica y frágil / como gotas de rocío. / Al cenit de tu vida. / La música alegrando tus sentidos. / Eran los tiempos de Bosé, / y de Camilo Sesto. / Eran tiempos también / de Parchís y de timbiriche. / Tardeadas de bailes y paseos de domingo. / Eran tardes eternas de ir y venir / al centro de Tampico. / Quizás también de alguna perdida serenata. / eran tiempos para mí / de Led zepelín / y Black Sabbat / y Santana / y Bread / y por supuesto, del eterno Elvis / ¡Arena y mar acariciando tus pies! / Eran aquellos, los tiempos de reventar los capullos. / Cuerpo de mujer saltando las olas, / y saboreando las aguas saladas, / marinas. / Eran también tiempos / de ir con paso lento, / con pisadas serenas y tranquilas. / De volver la vista atrás, / y dar los brazos al frente. / Y así, una de esas tardes ciudad de México. / Una de esas tardes quizás / de frío. / Tú y yo, y el universo entero. / Jamás volvería la vida / a ser la misma. / Una mirada basta para cambiarle a uno el rumbo. / Una mirada basta para también, / dejar atrás las añoranzas / y abrazarse / a un vasto camino. / ¡Infinito universo!

IV

¡Tímidamente! / Y después de intentarlo muchas veces, / hoy me atrevo. / Te conocí de antaño, / de niña persiguiendo sueños. / Delgada y menuda / como las hojas al viento. / Recorriendo las calles de Tampico, / de uniforme a clases, / de canciones que me dices que cantabas, / de bailes que me cuentas que bailabas. / De los antojos que solías tener / en aquellas andanzas. / De los caminos que anduviste / con tus amigos y tus hermanos, / de las noches persiguiendo luciérnagas, / de los días atrapando cangrejos / de la alegría con tu abuela, / De tantas y tantas cosas / que pasaste en tu vida. / De la ilusión de volver a tu tierra.

Tímidamente / apenas comienzo a asomarme / enredado en la madeja de tus días.

Tímidamente / me abrazo a tu cintura estrecha / y te tomo de la mano / y me apresto a caminar contigo. / En algún recodo de tu mente, / parece que también me asomo / dando vuelta a la esquina. / Es tu casa en Tampico, / es tu barrio, / eres una niña de escasos doce años, / tu cabello dorado, / tu blanca piel, / tus delgadas piernas, / tus manos arrebatándole al aire sus aromas. / Eres una niña que, / en una carrera, doblará la esquina / y se encontrará de frente conmigo, / y me sonreirás al paso, / así como si nada, / así como si todo, / así como si me pidieras vivir / eternamente a tu lado.

¡Tímidamente!

Tímidamente / entenderás también que, / toda mi vida, / lo pasé acechando tus pasos / ¡lobo solitario! / ¡Lobo de estepa!

 

 

Intermezzo

 

 

¡Íntimamente! Laura

La primavera abrió a plenitud esta mañana / este par ahora, estos dos que son uno solo / esta alborada silente, quieta, profundamente / ansiada / ¡Maravillosamente luminosa!

Plena de tus ansias, de tus angustias ajena / rodar y dar eternas vueltas / sonreír sin una sola pena / caminar y volver a las raíces secas / y retornar bañada de tus lágrimas / de tus recuerdos, de tus añoranzas / ¡Melancólica! Unción de palabras / vanas palabras, ciegas, mudas.

Parir sueños y recoger los frutos de la vida / hijos uno a uno / vacío, tempestad, abismo / uno somos los dos / este par / hoy mismo.

 

 

 

Verano

 

Domingo

Como si fuera hoy / como si de este mismo día / se tratara / domingo por la mañana / tu mirada / eterno sol del alma mía.

Primeros escarceos / después de ungirnos dios y el hombre / marido y mujer / eternamente unidos.

Así comenzó todo / así se fue enredando / tu camino / en el mío.

Domingo por la mañana / una jarra de jobitos / silvestres frutos / las gorditas de quiénsabequién / y el gran milagro / el gran dios del universo / el gran tesoro de Pánuco / zacahuil / fue entonces que / mis ojos brillaron.

 

Mientras tanto

Quiero ver cómo rompen las olas en las escolleras, / sentarme allí y escuchar el bufido mientras, millones de saladas gotas / se dispersan. / Hombres sin camisa, pescan, / echan el cordel y la caña. / El sol apenas despunta, / una hilera de delfines hace giros y piruetas. / respiro el salitre ¡olor del viento! Te miro, me miras.

El aire revolotea tu vestido, enmarca tu silueta / te hace frágil, bella. / Ni siquiera intento abrir, las páginas del libro, / también revolotean, con el aire. / Vendrán tiempos propicios para la lectura. Sonríes, sonrío.

Qué afán por ver amanecer aquí, en la playa, / por caminar uno junto al otro. / Qué afán por buscar estar los dos, a solas. / Tan cálida la cama, tan fresca, la mañana. / así se iría después la vida, así, con nuestra soledad, acompañada. / Tú y yo, así la vida.

Por el Pánuco, en su desembocadura, barcos, / dispuestos a la pesca. / El adiós con sonidos de sirenas. / son escasamente las ocho y treinta, los calores. / De reojo tus mejillas sonrojadas, / tu cabello largo que, siempre te he pedido, no cortarlo.

¡Los barcos! Nuestros ríos, nuestros mares, el barco nuestro, / de cada día. / El pan, pecado del hombre. / atado a su cordura.

Cuántos caminos habremos andado solos. / Cuántos silencios nos hemos compartido. / Cuántas miradas, cuántas caricias, cuántos suspiros.

Mi lectura, tu lectura, nuestros refugios. / Tu pintura, mi palabra escrita. / Las noches escuchando música. / Tus acaloradas pláticas, las copas de vino tinto, / acurrucada en mi pecho, / mis manos y mi locura ¡encendidos fuegos!

Quiero ver cómo rompen las olas en las escolleras, / quiero ver de nuevo, / cómo ríes para mí, / cómo despiertas cada mañana, / cómo peinas tus cabellos, / cómo suspiras, / cómo pintas tus cuadros, / cómo te quedas en silencio, mirándome, / mientras leo.

Quiero ver cómo rompen las olas en las escolleras, / mientras tanto, sólo esperar a ver qué ocurre.

 

 

Otoño

 

Lau

Intento escribir sobre ti, acerca de ti / de cualquier instante que me hable de ti / una sonrisa, aunque sea velada / una mirada de reojo / algo que me diga que sigues allí / para mí.

Y me remonto al instante en que / sin saber ni cómo / ni por qué / nuestros pasos se fueron enredando.

Aquí estás tú / aquí estoy yo / aquí estamos / de nueva cuenta / solos los dos.

Justo como todo empezó / mayo o abril de mil novecientos ochenta y algo.

A veces como ahora / me pregunto / por qué razón / después de tantos años / me sigues / embrujando.

 

El asombro

Recuerdo el asombro en tus ojos, el silencio eterno / ¡vivir juntos! / La exclamación que se quedó / enredada en tus sueños.

El espantoso revolotear / mariposas y renacuajos / dando vueltas y tumbos / del corazón al cerebro / la precipitada propuesta / el latido sin fin / del cielo al infierno.

Cuatro meses y son muchos / seis para ser preciso / y te tomé de la mano / y me bebí las estrellas / de tus labios.

Y comenzamos a rodar / como aros encendidos / como aros de cenizas / como aros de fuego.

El futuro quedó atrás / el pasado / es lo que día a día / iremos viviendo.

 

Ni una sola idea

Ni una sola idea de los árboles y las flores / que me rodean.

Reconozco a las rosas por sus espinas / del resto / nada sé.

Sicomoros / geranios / violetas.

A las bugambilias me las bebo / en un té / en noches aciagas de tos / y calenturas.

Leo bajo la sombra de los arboles / y bajo el calor húmedo / es tu tierra / son tus aires.

Leo y bebo cerveza / y como botana / ceviche de pescado / camarones frescos.

Leo mientras tú me ves / desde la ventana de tus sueños.

Y caminas en torno mío / y te acercas en silencio / y te acurrucas a mi lado / y sonríes / y me besas.

Hace tanto tiempo / hacen tantas lunas / y tantas madrugadas / y tantas angustias / y por suerte también / tantas alegrías.

A veces dormito y suelto el libro / a veces despierto de súbito / y apareces de pronto / y te sonrió / y suspiro.

Y doy gracias al dios de los libros / por el libro / y al dios de la lectura / porque leo / y al dios de la botana / porque como / y al dios de las cervezas / porque bebo / y al dios de los perdidos / porque estás aquí / a mi lado.

Yo también te quiero

¡Yo también te quiero!

Dijiste así sin más / una fresca mañana de invierno, / y también así sin más / emparejaste el ritmo de tus pasos / a los míos. / Era invierno, lo sé / era también la ciudad de México. / Era Chapultepec y eran los voladores de Papantla, / y era el museo de Antropología, / y eran las esculturas de Leonora Carrington, / en paseo de la Reforma / y era el caporal tamborilero en la punta del palo / y eran los hombres-pájaro volando de cabeza / contra el suelo / ¡Yo también te quiero! / Dijiste así sin más. / Era invierno pero también / pudo haber sido otoño, / o primavera, / o quizás verano. / Hace ya tantos años

¡Yo también te quiero!

Y mi memoria salta de estación a estación, / y de año en año. / ¡Tormenta y nubarrones! / ¡Alborada y brisa fresca! / Clamor en mi alma / ¡tú sonrisa!

/ ¿De qué color están hechos / nuestros recuerdos? / De todos los colores, desde los grises / al negro, / y de toda la paleta del arco iris. / Tus manos hacedoras de sueños.

/ Hubo un día en que, atrevido, traspasé / de una vez por todas / tu mirada, / y me bebí de un sorbo / tu silencio. / ¡Qué manera de iluminar mi sino! / ¡Qué modos de gritar al mundo / tu presencia!

¡Yo también te quiero!

Y eran los celos de Dios / al vernos. / Y era la lluvia mojando tus cabellos, / y fueron mis ojos descubriéndote.

 

 Invierno 

Habrá una tarde / ansiada como todas las tardes / en que recostado sobre tus muslos / mesaras mis cabellos.

Esperaremos atentos / a que la noche caiga / a que nos envuelva / con su terso manto / a que nos acaricie / con sus tibias manos.

Después / volveré a verme en tus ojos / y todo quedará en silencio / en silencio / en silencio.

¡Quizás! Ya no alcances a escuchar / decir de mis labios / te amo.   

 

©2019 By Oscar Mtz. Molina

Visitas: 99

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Oscar Martínez Molina el julio 25, 2019 a las 9:01pm

Y doy gracias al dios de los libros / por el libro / y al dios de la lectura / porque leo / y al dios de la botana / porque como / y al dios de las cervezas / porque bebo / y al dios de los perdidos / porque estás aquí / a mi lado.

Comentario por Oscar Martínez Molina el julio 24, 2019 a las 10:28pm

Y eran los celos de Dios / al vernos. / Y era la lluvia mojando tus cabellos, / y fueron mis ojos descubriéndote.

 

 

 

Comentario por Sheisan Angel el julio 24, 2019 a las 3:30pm

Da gusto encontrar tan soberbia escritura. Mis Felicitaciones!

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

 214 Programas  y +35,100 vistas en Youtube. _______________

Felipito busca novia

Ismael Lorenzo

 'Felipito busca novia' es una secuela de 'Soy Felipito', Y en esta secuela 'Felipito busca novia', participa en una investigación científica, junto con su papá, de unas misteriosas inflamaciones. Un libro lleno de humor sobre una realidad actual.' 

FELIPITO BUSCA NOVIA

______________

Tres Novelas

Ismael Lorenzo

Ya está disponible en las Amazon y en librerías afiliadas, la nueva edición de 'Tres Novelas', escritas en los años '70, con un prólogo de Reinaldo Arenas, —'Alicia en las mil y una camas' refleja de una manera dramática y poética de qué manera el totalitarismo corrompe y de hecho elimina hasta nuestros mitos infantiles.

TRES NOVELAS

_______________

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “CONSUELO SUNCÍN DE SAINT-EXUPÉRY”

Se lanza la primera edición del Premio CASA AZUL de Literatura Infantil y Juvenil

El Premio nace con la necesidad de fomentar la promoción de la lectura, buscamos fortalecer la campaña

Te Invito a leer” que tiene como principal objetivo

estimular el gusto por la lectura en los niños y jóvenes

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL

_______________

Contamos con un grupo de profesionales entre editores, diseñadores, correctores, traductores.

Escríbenos a: casazulediciones@gmail.com
____________

Contra Todos los inviernos

Adela Soto Alvarez

Este es un nuevo poemario de la escritora cubanoamericana Adela Soto Álvarez, esta vez con una temática intimista muchísimo mas fuerte que a la que nos tiene acostumbrado.  Podría decirse que un desdoblamiento a puro grito, sin recovecos ni complejos lingüísticos, mucho menos contextuales. 

CONTRA TODOS LOS INVIERNOS

_____________

La Trampa

Lázara Avila

La trampa es una saga histórica en la que algunos de los descendientes de las familias protagonistas de la novela cubana Llorar no cuesta, aparecen para dar continuidad al acercamiento que hace la autora a la realidad cubana contemporánea y al tema de la migración

LA TRAMPA

_______________

Saga

Carlos Rubio

Aplicar normas netamente realistas para apreciar el innegable valor literario de Saga es una tarea inútil y quizá hasta imposible.  La realidad que sobresale y la única que importa es la que vislumbra cada lector en su propia y particular lectura.  Y es aquí donde reside la maestría con que se ha compuesto este texto neobarroco, mágico, espejeante y sensual.

SAGA

_______________

Pinar Publisher

Editorial online. 

Los servicios editoriales necesarios para adaptar tu manuscrito a los estándares de la industria, tanto para libro en formato digital como impreso.  Tu manuscrito quedará listo para ser publicado bajo demanda en cualquiera de las plataformas que hoy permiten acercar el libro a los lectores.  1+ 912-342-0270 

servicioescritores@pinarpublisher.info.

https://pinarpublisher.com

______________

Rinconcito Tango

Fabio. M Pabon Curandero Tango

Un nuevo Grupo dedicado al tango, su historia y su música. 

Este grupo tiene como objeto, el de rendirle homenaje, respeto y amor, a una de las expresiones artísticas más bellas del mundo como lo es el tango.

Un arrullo febril y apasionado que estremece con ardor al corazón!!

RINCONCITO  TANGO

______________

Poetas en el recuerdo

Fabio. M Pabon Curandero Tango

Quizás alguna vez nos hemos encontrado con un poeta viviente o fallecido, por el cual sentimos una gran admiración o quizás nos hemos encontrado con un poema el cual ha dejado una huella indeleble en nuestras almas.  Pues en este grupo, tu puedes compartir a estos poetas y a su poesía

POETAS EN EL RECUERDO

________________

Poesía Gótica

Fabio A. Pabón

Poesía Gótica, Curandero Tengo

POESIA  GOTICA

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2019   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: