Un ángel flota en el discurso

 

Por Jesús Chávez Marín

Es regocijante asistir a la aparición de un nuevo libro de Alejandro Caro Rascón, un escritor muy productivo en la plena madurez de su oficio literario. Su obra tan fecunda inició con un volumen de aforismos y relatos breves titulado Permíteme comentarte donde desde el título establecía más que un monólogo una conversación amable con lectores, los que ha ido ganando uno por uno con su extraordinaria simpatía y amabilidad, con sus textos siempre elegantes, emocionantes y pulidos, y con su constante disciplina de publicaciones empeñando su tiempo, su singular talento y también desde luego, ya que estamos en Chihuahua y no hay de otra, su dinero, que no le sobra y también jamás le falta, como hombre disciplinado y laborioso.

Su segundo libro fue una extraordinaria novela que se llama Perseverancia, donde Alejandro despliega un hermoso discurso narrativo y con toda serenidad y gracia construye la épica de un comerciante ejemplar desde su niñez hasta su muerte, temple de bondad y fortaleza que logró construir un emporio comercial sin abandonar sus principios de justicia y solidaridad. Esta novela se inscribe en el género del hiperrealismo a manera del escritor inglés Harold Pinter y del mexicano Vicente Leñero, pues está muy cercana al personaje histórico que la inspiró y desde ahí alza su vuelo simbólico hasta cristalizar en una estética firme y de grande belleza.

Luego siguieron tres libros de poemas que merecen todo un ensayo en su conjunto, ya que están compuestos con un estilo muy definido y de gran expresividad. Cada uno de ellos es distinto a los demás libros de Alejandro Caro, pues él siempre procura ofrecer puntos de vista novedosos, estructuras que antes no había ensayado y personajes nuevos; cada libro suyo que sale es una verdadera novedad, una sorpresa. Tal es el caso del libro que hoy se presenta, Petro, que se inscribe en el género de la novela breve, el cual suele ser muy apreciada por los estudiantes de preparatoria cuando se ven en la exigencia de leer un libro completo para acreditar cada cuatrimestre y buscan los libros más delgaditos, de tal manera que de seguro se venderá como pan caliente en esos ambientes escolares. Me consta porque fui profesor de literatura en el Colegio de Bachilleres y les aseguro que las novelas breves son muy apreciadas y escasas.

En esta novela el autor se arriesga a construir una estructura afianzada en dos pilares, dos discursos. Por un lado cuanta con claridad una anécdota realista y discreta, sin aspavientos ni momentos grandilocuentes, sin drama ni tragedia, la simple vida cotidiana de unos personajes que viven como todos. En otro discurso, el personaje en el que se centra el punto de vista, o sea Petro, se desplaza por el mundo hablando como un ángel, algo así como un iluminado que se expresa todo el tiempo con imágenes y versos, que reflexiona lo mismo en cantinas que en sacristías y no le importa si alguien lo escucha o se bota de la risa o se conmueve hasta las lágrimas.

Como estrategia para hacer que embonen los dos lenguajes en un solo producto estético, el autor no se arriesga a desplazar a su personaje en el Chihuahua de la época actual, sino cien años antes, en los tiempos en que reinaba, bueno, gobernaba el presidente Adolfo López Mateos; con lo cual se cura en salud, porque una mujer de hoy, tenga la edad que tenga, tendría un ataque de carcajadas incontenibles si un pretendiente le dijera muy emocionado: “Violeta, áncora de mi existencia, impulsas mi razón de ser. Tenerte a mi lado es saber que aún existo en el perene esplendor de la esperanza”. Aquellos eran tiempos más inocentes y definitivamente, para  bien y para mal, ya pasaron.

La otra de las dos bandas del discurso, la realista, cuenta la historia extrañamente fascinate de un escritor de provincia, una especie de mezcla entre de Avelino Pilongano y Ramón López Velarde llamado Petro que tiene un grupo de fans que son sus amigotes de cantina, donde se juntan en aquellas bohemias de los años cincuentas del siglo pasado y recitaban poemas, ensayaban filosofías domésticas, pedían canciones de rompe y rasga y también de vez en cuando se daban tiempo de planear sus vidas y organizar los propios pensamientos en la lucidez instantánea del alcohol.

Uno de aquellos sábados de tertulia Petro les platica que va a vender su  carro Ford para irse de gira literaria por tierras de Jerez, Zacatecas y Guadalajara, donde piensa participar en un concurso literario para ver si se compone por un rato su precaria economía. Él es un viudo cuarentón ya muy desaminado de la vida que carga el dulce recuerdo de su linda esposa Alondra, quien murió a los dos años matrimonio y ahora es su musa desde el cielo pues le dice en voz alta sentidos poemas ante la tumba fría, le cuenta sus planes etcétera.

Voy a dejarlos con la duda de si gana o no gana el concurso, solo les adelanto que se pasó 8 meses en Guadalajara donde un amigo de otra cantina, esta vez de Guadalajara, le consiguió un puesto de bibliotecario y de inmediato apareció una novia joven que lo amó con locura y tentación, pues él era encantador, culto y guapo, a pesar de la diferencia de edades.

Una vez que el autor entra en el ritmo, la atmósfera y el pacto narrativo del libro, va desplazándose por un mundo muy loco y raro en muchos niveles, y a la vez afianzado por un texto narrativo de gran belleza. Hallamos por ejemplo piezas descriptivas fascinantes como esta: “Sobre tres tableros que penden atrás de la barra en el muro figura una colección de botellas de vino y de cervezas fabricadas en diferentes épocas y, a la proximidad del lado derecho cuelga un cuadro de ligeras fisuras y tenues ondulaciones que acusa los estragos del tiempo, sin faltar la humedad de la vieja pared”. Ese solo fragmento bastaría para probar que cuando un poeta escribe prosa, escribe una prosa de mayor calidad sin duda que los otros escritores, y ese es el caso de Alejandro Caro.

La mirada burlona del autor es pródiga en frescura y pensamiento que llega como flecha, raudo y certero, como este donde define en dos líneas todo lo que pudiera ser el alcoholismo: “Se observa a decepcionados en amores y muy variados traumas quienes al calor de las copas se sienten liberados de sus penas, cuya utopía es breve, en razón a la medida del tiempo que les dura el efecto del alcohol y su presupuesto”.

Esto y muchos ángulos más es Petro, novela escrita con extraordinaria capacidad de síntesis y con la presencia de varias regiones de significado y, sin duda, con un personaje inolvidable.

 

Caro, Alejandro: Petro. Edición de autor, México, 2017.

Visitas: 99

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

252 Programas  y +42,700 vistas en Youtube.  Retransmitidos por ivoox y Radio Satelitevision.

_______________

Matías Pérez de viaje por el Caribe

Ismael Lorenzo

La cuarta parte de una tetralogía comenzada un par de décadas atrás,   con ‘Matías Pérez entre los locos’,  ‘Matías Pérez regresa a casa’ y 'Matías Pérez en los días de invierno', que pensábamos era la última novela de la serie, pero ha surgido esta nueva e inesperada conclusión.

MATIAS PEREZ DE VIAJE POR EL CARIBE

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia.  Desde una niña de 12 años violada por una escuadra de Marines en el Líbano hasta jóvenes abusadas por profesores en la Sorbone. Una historia que no tiene fin. Un libro que debe leerse por su tema que nunca termina y que muchos prefieren ignorar. 

EL SILENCIO DE LOS 12

______________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2019'

Nosotros, los que huimos

(o, los mil y un intentos)  

Libro ganador del Premio Reinaldo Arenas 2019

María Milnne (Yulki Sánchez Molina)E

Entrega de los premios: Sábado  7 de diciembre, 2019, en conmemoración del XXIX Aniversario de la muerte de Reinaldo Arenas.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

El Otoño del Poeta

Mención de Honor Premio Reinaldo Arenas 2919

Ale Marrero

________________

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “CONSUELO SUNCÍN DE SAINT-EXUPÉRY”

Nos complace informar los ganadores del Premio "Consuelo Suncín de Saint-Exupéry". Modalidad libro infantil y juvenil 2019. 

Primer lugar “Peñasco” -Delia Fiallo

Segundo lugar “Cómo encender una llama - Alberto Pocasangre

”Tercer lugar “El viaje del sapito sapitón” - Adela Soto

_______________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

Le juro que fue la luna

Oscar Mtz. Molina

Ina colección de cuentos con los que, el autor, nos lleva por distintos lugares, partiendo desde la nostalgia de su pueblo natal, Yajalón, envuelto en los olores y sabores del café. 'Salto de agua' es el pueblo de la adolescencia y en éste lugar se manifiesta el despertar a la sensualidad.  La colección de cuentos pasa obligadamente por la Ciudad de México, esa gigantesca urbe

LE JURO QUE FUE LA LUNA 

_______________

La Literatura en nuestros tiempos

Robert Allen Goodrich

La literatura en nuestros tiempos es un excelente  libro de ensayos prologado por Ismael Lorenzo. Este libro sobre ‘La literatura y los géneros literarios’ nos guía como en los últimos años con esa abundacia literaria que se asoma por tantas partes ‘Hemos destrozado literalmente hablando el idioma y muchos no conocen y suelen confundir los géneros literarios’.De venta en Amazon y otras redes

LA LITERATURA EN NUESTROS TIEMPOS

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: