El teléfono sonaba insistentemente. Susana dio un salto en la cama. Eran las cuatro de la madrugada
- ¡Diga! ¿Quién es?
La voz sonó fría al otro lado:
- ¿Es Vd. la madre de Juan?
Temerosa y aturdida aún por el sueño Susana le preguntó a su vez:
- ¿Y Vd. quien es?
Insistente y sin contemplaciones el hombre le dijo:
- Soy de la Policía y si su hijo es Juan, ¡está detenido!
Tras decir esto la comunicación se cortó.
Desesperada, despertó a Roberto con quien vivía desde hacía cinco años. ¡No podía llorar! ¡Ahora no!
Con palabras entrecortadas por el dolor y la rabia le contó lo que pasaba. Había tenido una discusión con Juan ese día mientras él estaba en su trabajo. Su hijo le había pedido dinero para colocarse y entre gritos e insultos se había ido dando un gran portazo. Sus últimas palabras fueron:
- Si no me das dinero madre, ¡cometeré una locura!
Había sido capaz de callar, disimular incluso ante sus otros hijos. Por la tarde cuando fue a verla la mayor, Isabel, le había dicho:
- Madre, hoy estás poco habladora. ¿Te sucede algo?
Ella le había respondido como una autómata pensando en las palabras de Juan que acababa de marcharse:
- Lo siento hija. Hoy tengo un mal día.
Mientras iban en el coche hacia la Comisaría, Susana no despegó los labios. Roberto la miraba de vez en cuando. A manotazos se apartaba las lágrimas y el cabello de la cara.
Se sentía inmensamente desgraciada. A través de la ventanilla divisó el cielo cada vez más oscuro. Pronto comenzaría a llover.
Sus pensamientos vagaban perdidos en otra oscuridad muy distinta, la de su amarga y destrozada vida desde los dieciséis años.
Conoció al que fue su marido a esa edad. Sus padres se oponían a que le viera porque era una cría y a su madre con cuatro hijas más le importaba demasiado el que fueran objeto de murmuraciones y críticas. Cansada de no poder ver a ese muchacho que le había robado el corazón, se escapó de casa y se fue con él y su familia. Dijo que su padre le daba palizas de muerte para justificar su huída. Vivió allí hasta que se casó. El día de su boda fue uno de los más tristes de su vida porque solamente asistió una de sus hermanas.
Casi sin darse cuenta se encontró con cuatro hijos a los que cuidar en una casa en la que faltaba de todo y lo más importante era que no tenían ni para comer. Su marido era la persona más insensible que había conocido jamás. Casi nunca trabajaba y lo único que le gustaba era pavonearse todo el día por el pueblo e irse con otras mujeres pagándoles sus favores si hacía falta.
Había sido maltratada físicamente, humillada profundamente y se había apoderado de ella un vacío tan grande, un hastío y un cansancio que a veces rayaba en la depresión que traicionera y agazapada en la oscuridad de su alma, vigilaba un momento de debilidad para apoderarse por completo de todo su ser.
Cada día, al levantarse, rescataba su fortaleza mirando a sus hijos y repitiéndose una y otra vez que tenía que sacarlos adelante como fuese. Aprovechaba todos los trabajos que le ofrecían, incluso los de costura aunque para ello tuviese que estar levantada hasta rayar el alba.
Había intentando muchas veces dejar a su marido pero no encontraba la fuerza necesaria para hacerlo. No quería hacer daño a sus hijos abandonándole pero sabía que también les haría daño si no le abandonaba. Estaba en un callejón sin salida.
Poco antes de morir su padre le había dicho:
- Hija mía, para ser feliz tendrás que coger al toro por los cuernos.
No supo dónde encontró el valor ni la decisión pero se separó de él. Ahora estaba inmensamente agradecida a su padre porque sabía que le había dicha las palabras oportunas que se grabaron en lo más profundo de su cabeza y ellas fueron el motor que la impulsó. A los pocos meses de la muerte de su padre, se separaron y lo mejor de todo es que tuvo el incondicional apoyo de todos sus hijos.
El coche estaba ya entrando en el patio de la Comisaría y Susana tuvo que hacer un gran esfuerzo para volver a integrarse en ese mundo cruel cuya realidad superaba a la ficción. Entraron presurosos pero se llevó la gran decepción de que a su hijo lo habían pasado ya a una celda y sólo podía verle a través de los cristales. ¡Ahora si lloró Susana! Los sollozos la convulsionaban desgarradoramente hasta llevarla a sobrepasar los límites del dolor y el desconsuelo. Próxima a dejarse llevar por el dulce sueño de la inconciencia Roberto no sabía que hacer. La abrazó con cuidado, secándole las lágrimas e infundiéndole valor con palabras dulces. Poco a poco, ella volvió en sí y apretando fuertemente la mandíbula para anular el temblor que se había apoderado de su boca le dijo a Roberto:
- No te preocupes, ya puedo controlarme. Diles que ya pueden avisar a Juan.
Pasaron a una especie de sala grande donde al fondo había un cristal separado en compartimentos y en cada uno de ellos una silla.
Cuando Susana vio a su hijo frente a ella, avergonzado y sujetándose la cara entre las manos para evitar que le temblara, toda su entereza estuvo a punto de venirse abajo. Si le hubieran clavado un puñal en su herida ya abierta no le dolería tanto como ver al más pequeño de sus hijos de esa manera frente a ella. ¡Separados por un cristal!
Detrás de él su hijo encarcelado. No sólo su cuerpo sino también sus sentimientos, su locura por lo que había hecho permanecían en su mente perdida, desorientada y no queriendo volver a la realidad de su comportamiento. La acusadora palabra de “atraco” se hizo añicos en su cabeza y se incrustó en su corazón. ¡Juan no podía hablar! Permanecía callado con su cara asustada y atrapada entre sus manos, solamente asentía de vez en cuando a las palabras de su madre
- Hijo, haré todo lo posible por sacarte de aquí. ¡Aguanta! Todo saldrá bien. No te metas en líos. He buscado ya un abogado. Moveré cielos y tierra para sacarte. ¡Ten confianza y valor!
Cuando Juan se levantó para marcharse no quiso volver la cara atrás. Levantó su mano en un adiós sin palabras. La puerta se cerró.
Susana volvió a mirar el cristal queriendo rescatar la imagen de su hijo que con sus dedos inquietos, mientras hablaba con él, había dejado perfilada. Quería quedarse allí, pegada a ese asiento para que así el tiempo pasase más deprisa y volver a verle de nuevo.
Aquella noche no pudo dormir. Estuvo colmada de pesadillas. Iba a abrazar a su hijo y de repente un muro caía del cielo y se interponía entre ellos separándolos. Los brazos quedaban extendidos, las manos casi tocándose. El muro se alejaba deprisa y la distancia entre ellos se hacía tan grande que acababan por ser dos puntos diminutos en el horizonte.
En cuanto aparecieron las primeras luces del alba Susana comenzó a preparar todo lo que debía hacer. Le esperaba aún un gran camino que recorrer para poder liberar a su hijo no solamente de la cárcel sino también de la esclavitud de las drogas. ¡Su lucha no había hecho más que comenzar!

Visitas: 38

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por María Ascensión el junio 24, 2009 a las 6:45pm
Angels muchas gracias. La vida es dura para estas personas de la historia y ¿sabes qué? Es una historia real. Un abrazo: Ascen.

Libros – Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

__________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores. Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  Alejo Urdaneta, Liss Rivas Clisson, Gloria Zúñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

_______

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros. Materiales infringiendo Copyright serán retirados.

_________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2021'

En el año 2021 será en el Género de 'Poesía'. Recibimos manuscritos desde el 1r0 de septiembre al 15 de octubre.

PREMIO REINALDO ARENAS

_________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

375 Programas radiales, +59,800 vistas en Youtube, Pag en FB, Twitter y en Instagram. Retransmitidos los miércoles a las 3 PM Hora del Este USA por Radio Satelitevision

_________

Radio Creatividad Internacional online

Radio Creatividad Internacional online

Podcasts en Spotify. Todos invitados a participar __________

La memoria del alma

Susana Fernández Gabaldón

“La memoria del alma” nos presenta dos tramas, una que se desarrolla a finales del siglo XVIII y otra en la actualidad. Son dos romances que se salen de lo común  en el género romántico o histórico

La Memoria del Alma

__________

Años de sobrevivencia

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra de Jaime Bellechasse, Manuel Ballagas y un prólogo de Roberto Madrigal. Este es su libro número 14.

Años de sobrevivencia

________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

El silencio de los 12

________

El Muro

Marta Oliveri

Una temática dentro de  la pandemia y el marco histórico en que se desarrolla, sus consecuencias individuales y colectivas

EL MURO

_________

Matías Pérez en los días de invierno

Ismael Lorenzo

'Matías Pérez en los días de invierno’ es la tercera novela de una tretalogía comenzada con ‘Matías Pérez entre los locos'

Matías Pérez de en los días de invierno

_________

Soy Felipito

Ismael Lorenzo

Soy Felipito' las aventuras y desventuras de un gato enamoradizo, actor, autor y con pretensiones de alcaldegato.  "Mi papá lo ha preparado.  Tengo que confesar que en la portada he quedado bellísimo, aunque Uds. piensen que la opinión viene de muy cerca.  

SOY FELIPITO

__________

CONVERSANDO CON LISS

Casa Azul Ediciones

Diseño, edición e impresión
Consultoría Editorial Comercialización
 Libro en formato E-book e impreso en cantidades y en bajo demanda

___________

Desnudando mi alma

Victoria Cuesta Prieto

Esta recopilación dividida en tres partes, nace de la necesidad de expresar sensaciones marcadas a fuego en mi alma.

DESNUDANDO MI ALMA

___________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2021   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: