Me sentía afortunada ser la sobrina del único elaborador de dulces de Villa de Fuente, y no era para menos, cada recreo me ponía en alerta para abordarlo antes de que entregara los caramelos en la cooperativa de mi escuela Centenario, en la que cursé hasta quinto grado de educación primaria antes de irnos a radicar a Piedras Negras, en el Estado de Coahuila. 

Mi tío me entregaba tres bolsas de caramelos, una de charamuscas otra de paragüitas y la última de pirulines o viceversa, los que repartía en el recreo a mi tropa de primos quienes me perseguían hasta que les fuera entregada la porción, dos o tres según fuera mi buen o mal humor. 

Mi tío Antonio primo hermano de mi padre era un hombre de complexión delgada y de andar apresurado, siempre se le miraba contento. Él distribuía sus dulces en las cooperativas de las escuelas. 

Me gustaba ver cuando agregaba el azúcar y los colorantes artificiales al cazo el cual ponía al fuego y no dejaba de mover con un utensilio grande de madera moldeado por él mismo, movía y revolvía apresuradamente hasta alcanzar el punto de hebra dura para luego dejar enfriar e ir vaciando en moldes de papel acerado, según fuera el diseño del dulce. Aunque recuerdo que la charamusca se elaboraba de diferente forma, 

¡cuánto gozaba el paladar del delicioso sabor de azúcar quemado y anís de las mismas!

Entre primos y hermanos transcurrió la etapa más feliz de mi vida, mi inolvidable infancia. Aún recuerdo los nombres de algunos de mis compañeros de la escuela primaria, no recuerdo haber convivido con amigos, sólo mi entrañable y única amiga Silvia, la güera Elizalde como le decíamos de cariño, de quien nunca más volví a tener noticias, pero la llevo por siempre en mi corazón y mi pensamiento. Era tan numerosa mi familia que con mis primos me bastaba para corretear por todas esas calles de mi amada Villa de Fuente.

Lo asemejaba a un paraíso por sus frondosos árboles de nogal, y esos dulces de leche con nuez que mi madre nos preparaba con su deliciosa cosecha.
Recuerdo también la frondosa higuera de fruto color azulado y negro de suave y muy dulce sabor que se encontraba en el patio de la casa, y para llegar hasta ella tenía que atravesar una angosta acequia que cruzaba por en medio del terreno, en tanto tenía que atravesar un pequeño puente para llegar a la gigantesca higuera con riesgo de caerme y que me arrastrara la fuerza de la corriente, y yo trepaba las gruesas ramas con canasta en mano hasta alcanzar los deliciosos higos, aparte de llenarla después de selectas granadas sembradas a un lado de la poza.

Cuidando de no ser vista por mi madre quién me tenía estrictamente prohibido subir, porque también me gustaba trepar a las ramas de los gigantescos nogales, colgarme, y ya arriba sujetada de los brazos estiraba mis piernas balanceándome para luego pasar mi cuerpo por entre las mismas y la rama, hasta dar de bruces y caer parada. Cuanto placer me causaba subirme a los troncos de los árboles y mecerme de sus ramas, no me importaba la reprimenda que mi madre me daba, valía la pena.

Me gustaba aquella casa donde pasé mi infancia, estaba rodeada de callecillas de Tierra, con gigantescos árboles de nogal y en medio la gran noria cubierta con madera que escalábamos para asomarnos y lanzar piedras pequeñas al interior. 

Cuanta emoción nos causaba escuchar cómo iban haciendo ruido al chocar con la pared hasta escucharse a lo lejos caer a lo profundo de la poza y por entre las ranuras, mis primos y yo nos asomábamos sin lograr ver más qué una abisal oscuridad. Luego nos sentábamos a un lado de la noria a fantasear contando historias de terror donde los duendes y las hadas eran los principales protagonistas de nuestras espontaneas narraciones, tanta simpleza nos hacía sentir los niños más felices del universo.

En esa calle mina quedo arrinconada mi inocencia, y aún me parece escuchar el sonoro ruido del río escondido arrastrando las piedras corriente abajo, como un vibrante canto de libertad. 

Soberanía que disfrutamos los niños de antaño entre juegos y sueños que lamentablemente ha sido coartada a los chicos de hoy en día debido a la violencia que impera en mi pobre País. 

Albores que entre silencios añoran y guindan en medio de nostalgias, suspiros y sueños de lo que fue un día mi infancia feliz.

Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Derecho de autor 1204100589178

 

Visitas: 74

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Comentario por Ma. Gloria Carreon Zapata el marzo 29, 2019 a las 8:00am

Gracias queridos amigos y grandes maestros de las letras Maria Emilia Fuentes E. y Beto Brom. Me siento honrada con sus motivadores comentarios. Dios los bendiga, un fraterno abrazo desde México.

Comentario por Beto Brom el marzo 22, 2019 a las 3:23am

He disfrutado tus andanzas en esa tan rica infancia que me has permitido acompañarte.

GUSTÉ LEERTE!!

Abrazotes, amigaza

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

250 Programas  y +42,300 vistas en Youtube.  Retransmitidos por ivoox y Radios online.

_______________

Matías Pérez de viaje por el Caribe

Ismael Lorenzo

La cuarta parte de una tetralogía comenzada un par de décadas atrás,   con ‘Matías Pérez entre los locos’,  ‘Matías Pérez regresa a casa’ y 'Matías Pérez en los días de invierno', que pensábamos era la última novela de la serie, pero ha surgido esta nueva e inesperada conclusión.

MATIAS PEREZ DE VIAJE POR EL CARIBE

_______________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia.  Desde una niña de 12 años violada por una escuadra de Marines en el Líbano hasta jóvenes abusadas por profesores en la Sorbone. Una historia que no tiene fin. Un libro que debe leerse por su tema que nunca termina y que muchos prefieren ignorar. 

EL SILENCIO DE LOS 12

______________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2019'

Nosotros, los que huimos

(o, los mil y un intentos)  

Libro ganador del Premio Reinaldo Arenas 2019

María Milnne (Yulki Sánchez Molina)E

Entrega de los premios: Sábado  7 de diciembre, 2019, en conmemoración del XXIX Aniversario de la muerte de Reinaldo Arenas.

PREMIO REINALDO ARENAS

_______________

El Otoño del Poeta

Mención de Honor Premio Reinaldo Arenas 2919

Ale Marrero

________________

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “CONSUELO SUNCÍN DE SAINT-EXUPÉRY”

Nos complace informar los ganadores del Premio "Consuelo Suncín de Saint-Exupéry". Modalidad libro infantil y juvenil 2019. 

Primer lugar “Peñasco” -Delia Fiallo

Segundo lugar “Cómo encender una llama - Alberto Pocasangre

”Tercer lugar “El viaje del sapito sapitón” - Adela Soto

_______________

Aromas de Café: Colección de cuentos

Oscar Martínez Molina

Aromas de café, es una recopilación de cuentos en torno a una taza de café, obra primaria que traté de enriquecer con algunos otros relatos. Mezcla de nostalgia, despedidas, perdidas, añoranzas. Particularmente una fotografía del pueblo, Yajalón, tan de cafetos

AROMAS DE CAFE

________________

Le juro que fue la luna

Oscar Mtz. Molina

Ina colección de cuentos con los que, el autor, nos lleva por distintos lugares, partiendo desde la nostalgia de su pueblo natal, Yajalón, envuelto en los olores y sabores del café. 'Salto de agua' es el pueblo de la adolescencia y en éste lugar se manifiesta el despertar a la sensualidad.  La colección de cuentos pasa obligadamente por la Ciudad de México, esa gigantesca urbe

LE JURO QUE FUE LA LUNA 

_______________

La Literatura en nuestros tiempos

Robert Allen Goodrich

La literatura en nuestros tiempos es un excelente  libro de ensayos prologado por Ismael Lorenzo. Este libro sobre ‘La literatura y los géneros literarios’ nos guía como en los últimos años con esa abundacia literaria que se asoma por tantas partes ‘Hemos destrozado literalmente hablando el idioma y muchos no conocen y suelen confundir los géneros literarios’.De venta en Amazon y otras redes

LA LITERATURA EN NUESTROS TIEMPOS

________________

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2020   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: