El aviso lo trajo Máximo después de la siesta.

Por el oeste las nubes esperaban formando filas, ennegreciéndose y agitando festones de mil hilachas que el viento de las alturas desordenaba a su antojo.

Yo me lavaba la cara asomado a la ventana de la cocina, para felicidad del cerdo Candito, que se revolcaba riéndose, como se ríen ellos.

— Juanzote avisó que se va a ahogar en la laguna de Asiento Viejo, y quiere que vayamos a verlo.

— ¡No me jodas!

— En serio; ya los jimaguas y el negro Heleno salieron para allá hace rato. Dice que antes de que se lo coma el cáncer, que sea la laguna — Continuó Máximo a punto de pisar al cerdo Candito, que le apuntó a las pantorrillas.

—¿Y para qué coño quiere que vayamos a verlo?

— Bueno, el aviso lo está dando el moro Yire a todo el que pasa por su tienda. Parece que es su última voluntad.

Terminé de secarme y salí por el portal a paso largo para dar alcance a Máximo.

Cuando llegamos al callejón hondo, nos incorporamos a la procesión.

Allá delante reconocí la cabeza cana de Juanzote, separado unos veinte pasos de los jimaguas, después Heleno, Portieles y su mujer, y pisándole las huellas, como si ahorrara sus propios pasos, el moro Yire, quien había cerrado la tienda.

Éramos los últimos; digo, si no contamos al cerdo Candito, que de tan acostumbrado a ser mi perro, se inventaba unos ladridos como de mujer pariendo.

Casi dos kilómetros de callejón nos separaban de la laguna, así que tuve tiempo de pensar en las razones de Juanzote. Si era verdad lo que todos decían de que el cáncer se lo iba comiendo desde adentro, también era cierto que el proceso duraba más de cinco años, y yo lo veía igualito; si acaso con más canas y menos pelos, pero el mismo, colorado como un tomate, capaz de echarse un saco de doce arrobas debajo de cada brazo y subirlos a lo más alto del almacén del central azucarero.

Se lo había tomado muy a pecho, quizá porque el doctor Raúl era un médico chino, y porque él, Juanzote, no era hombre de medias tintas.

Lo hubiera podido ir dejando para mañana, siempre para mañana, desde aquel día en que lo gritó sobre el mostrador de la tienda, cuando le pagaba la cuenta del mes al moro.

— Aprovecha, Yire, que pronto no me vas a ver más. Ya me estoy cansando de esperar. Si alguien piensa que va a ir a limpiarme el culo hasta que me quede tieso, está muy equivocado. Solo vine a este mundo y solo me voy cualquier día.

Así que éste era el día, o la tarde, con tantos nubarrones desde el oeste: Mal presagio, que desde ahí siempre venían las peores tormentas.

— El muy cabrón cree que morirse es un teatro— Me dijo Máximo arrente al oído.

—Bueno, los bobos somos nosotros, pudiéramos haberlo dejado.

—Siempre estuvo enamorado de la laguna. Después de que se retiró, se pasa las tardes allí, acariciando el agua, robándole huevos a los patos y calibrando la hondura de la poceta por donde dicen que sale la madre de agua a tragarse todo lo que encuentra, cada viernes de menguante.

Según se fue acabando el callejón, donde ya los arbustos de ambas orillas dieron paso a los yerbazales, fue apareciendo la laguna, allá, a tres centenares de pasos, como una enorme carcajada azulosa salpicada de malanguetas y troncos a medio podrir, de cuando todavía no habían desviado el río Coco Solo hacia ella.

Nadie hablaba, Juanzote había llegado a la orilla, muy cerca del lugar más oscuro, donde se calculaba que la poceta se perdía tierra adentro, quién sabe si para conectarse con algún lago al otro lado del mundo, por la China.

Nos quedamos cerca, mirándolo con su ropa de trabajo y el machete al cinto. Se alisó las canas y se volteó para mirarnos uno a uno.

—Ahora van a ver cómo se muere un hombre.

Nos quedamos esperando, pero nada más dijo, y comenzó a caminar, ya dentro del agua, dándonos la espalda.

Los jimaguas se rieron de algo. El moro Yire le sacudió el hombro a Heleno, quien nos miró haciendo señas de que nos acercáramos.

Entonces oímos, desde arriba, el zumbido del viento desbaratando las nubes, y las primeras gotas dolieron como pedradas.

— ¡Coño!— Dijo Máximo sin despegarse de mí

Cuando restalló el primer trueno el cerdo Candito agarró rumbo a casa como una bala, repartiendo cagadas a diestra y siniestra.

Ya nadie se percataba de Juanzote, quien debía ir con el agua al pecho, imaginando que no lo perdíamos de vista, a punto de aquel orgasmo sobrecogedor.

— ¡Mira, mira lo que viene desde el callejón, madre mía!— Era Máximo temblando.

Y era pura verdad, como si fuera el último espectador, dando latigazos y girando, el rabo de nube se abalanzaba sobre nosotros, coronado por un carnaval de relámpagos.

Ya no llovía y todo era pólvora, y las vestiduras separadas de la piel por la succión.

Hicimos  como los jimaguas, quienes se echaron a tierra, y nos asimos de las manos sin querer mirar, pero mirando de reojo al enorme remolino que venía pelando la superficie y llevándose hacia el nuberío cuanta cosa encontraba. Por allá un árbol completo, unos latones de no sé dónde, un bando de gallinas despescuezadas y un bulto rosado que se me pareció a Candito.

— ¡Santa Bárbara bendita!

— ¡Santa sea!— Hice coro y me persigné comiendo tierra, casi cielo por la polvareda roja, porque el tornado nos lamía por el lado derecho y continuaba laguna adentro chupando peces y palos podridos.

Era tanto el escándalo del viento y el gargarismo, que la tronamenta pasó a ser un leve compás de fondo.

Puede que haya habido gritos, alguno meándose en los pantalones. Puede que Candito haya caído desnucado con todas las gallinas de la sitiería sobre el charquito mínimo de la alguna, allí, en la poceta, porque el rabo de nube había saciado su sed y ahora se relajaba las amarras a pocos pasos de nosotros, e iba dejando caer la mayor parte de su cosecha, hasta un coco que repartía pescozones.

Pero lo que sí fue cierto nos cayó en medio del grupo, que ya se soltaba las manos y comenzaba a pasar lista por si faltaba alguien.

Todo lo contrario, sobraba gente, porque ante de darnos cuenta, se fue incorporando Juanzote completamente desnudo, más blanco que una rana, y con aquella cosa erecta entre las patas, aquel órgano que en otro tiempo lo había hecho famoso más allá de la comarca.

— Ja ja ja… ¡La pinga!

Y como si no fuera con él, salió corriendo a trote largo, de regreso al batey, si quedaba batey después de todo aquello.

 

Pastor Aguiar

 

 

 

 

 

Visitas: 224

Respuestas a esta discusión

Muy bueno, con gran frescura en el tejido de la narración. De la incertidumbre sobre la real gravedad de Juanzote y la anecdótica procesión a verlo, pasando por el dramático suceso del tremendo rabo de nube y un desenlace en que se combina la picardía en cuanto a la referencia sobre la anatomía de Juanzote con el comentario en que con una línea se expresa la incertidumbre nada menos de si existe batey aún. No escapa a este lector si el título sobrte Juanzote también lleva jiribilla. 

Gracias, amigo. La jiribilla se le sale sola a los guajiros, je je je. Yo lo disfrute inventándolo; digo, inventando los hechos, porque el paisaje, la laguna, y algunos personajes, fueron reales. Un abrazo.

A lo que ustedes llaman jimaguas acá en México les decimos cuates. Por extensión es común decir cuates a los buenos amigos. Habrás visto que yo he usado el término.

Bueno, cuate, ¡Hasta pronto! 

Pastor Aguiar dijo:

Gracias, amigo. La jiribilla se le sale sola a los guajiros, je je je. Yo lo disfrute inventándolo; digo, inventando los hechos, porque el paisaje, la laguna, y algunos personajes, fueron reales. Un abrazo.

Bueno, jimaguas para nosotros eran como mellizos, o sea nacidos del mismo parto. Los cuates deben ser lo que llamamos socios, es pecie de amigos incondicionales. Otro abrazo.

Sí, he escuchado eso de "mira, mi socio..."

En México eso de cuates originalmente se aplicaba (y aplica fundamentalmente) a los mellizos, luego era aplicable a los grandes amigos (casi hermanos), y finalmente a lo que para ustedes son "socios". Incluso ha degenerado yse llega a decir, p. ej. "mira a ese cuate que está ahí..." y al sujeto ni lo conoce uno. Por eso en mis escritos igual he dicho que fulanito era mi cuate (mi buen amigo) que "los cuates de ... " aplicándolo a amigos, compañeros, o conocidos. Valga esto como "breviario cultural".    

Pastor Aguiar dijo:

Bueno, jimaguas para nosotros eran como mellizos, o sea nacidos del mismo parto. Los cuates deben ser lo que llamamos socios, es pecie de amigos incondicionales. Otro abrazo.

Gracias, amigo, aprendo mucho en estos intercambios donde aportas riquezas. Abrazo.

Maravilloso cuento donde todas las emociones confluyen aceleradamente en un escenario por dem[as pintoresco y autóctono. Me he divertido a lo grande y quiero felicitarte especialmente por el talento para descubrir en cada personaje esa veta que lo hace único e inolvidable. Gracias, querido por la fiesta de leerte.

Un beso!

Jeniffer Moore

Gracias, Jenita. Me regalas mucho aliento. Éste lo conocías y sé que te ha sacado sonrisas. Un beso grande.

RSS

Libros — Editores

E-mail: 

creatividadinternacional@gmail.com

_______________

Creatividad Internacional’, es una red abierta, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +17,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.  Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Alina Galliano R.I.P. Jorge Dominguez, Alonso de Molina,  José Ignacio Velasco, Lissette Rivas Ambrosio, Gloria Züñiga, Fabio Pabón.

Subdirectores

________________

'Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos publicados por sus miembros.

________________

PROGRAMACION RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

 209 Programas  y +34,500 vistas en Youtube. Martes y Jueves por Radio Satelitevision

_______________

Felipito busca novia

Ismael Lorenzo

 'Felipito busca novia' es una secuela de 'Soy Felipito', Y en esta secuela 'Felipito busca novia', participa en una investigación científica, junto con su papá, de unas misteriosas inflamaciones. Un libro lleno de humor sobre una realidad actual.' 

FELIPITO BUSCA NOVIA

______________

Tres Novelas

Ismael Lorenzo

Ya está disponible en las Amazon y en librerías afiliadas, la nueva edición de 'Tres Novelas', escritas en los años '70, con un prólogo de Reinaldo Arenas, —'Alicia en las mil y una camas' refleja de una manera dramática y poética de qué manera el totalitarismo corrompe y de hecho elimina hasta nuestros mitos infantiles.

TRES NOVELAS

_______________

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “CONSUELO SUNCÍN DE SAINT-EXUPÉRY”

Se lanza la primera edición del Premio CASA AZUL de Literatura Infantil y Juvenil

El Premio nace con la necesidad de fomentar la promoción de la lectura, buscamos fortalecer la campaña

Te Invito a leer” que tiene como principal objetivo

estimular el gusto por la lectura en los niños y jóvenes

I PREMIO CASA AZUL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL

_______________

Contamos con un grupo de profesionales entre editores, diseñadores, correctores, traductores.

Escríbenos a: casazulediciones@gmail.com
____________

La Trampa

Lázara Avila

La trampa es una saga histórica en la que algunos de los descendientes de las familias protagonistas de la novela cubana Llorar no cuesta, aparecen para dar continuidad al acercamiento que hace la autora a la realidad cubana contemporánea y al tema de la migración

LA TRAMPA

_______________

Saga

Carlos Rubio

Aplicar normas netamente realistas para apreciar el innegable valor literario de Saga es una tarea inútil y quizá hasta imposible.  La realidad que sobresale y la única que importa es la que vislumbra cada lector en su propia y particular lectura.  Y es aquí donde reside la maestría con que se ha compuesto este texto neobarroco, mágico, espejeante y sensual.

SAGA

_______________

Pinar Publisher

Editorial online. 

Los servicios editoriales necesarios para adaptar tu manuscrito a los estándares de la industria, tanto para libro en formato digital como impreso.  Tu manuscrito quedará listo para ser publicado bajo demanda en cualquiera de las plataformas que hoy permiten acercar el libro a los lectores.  1+ 912-342-0270 

servicioescritores@pinarpublisher.info.

https://pinarpublisher.com

______________

Rinconcito Tango

Fabio. M Pabon Curandero Tango

Un nuevo Grupo dedicado al tango, su historia y su música. 

Este grupo tiene como objeto, el de rendirle homenaje, respeto y amor, a una de las expresiones artísticas más bellas del mundo como lo es el tango.

Un arrullo febril y apasionado que estremece con ardor al corazón!!

RINCONCITO  TANGO

______________

Poetas en el recuerdo

Fabio. M Pabon Curandero Tango

Quizás alguna vez nos hemos encontrado con un poeta viviente o fallecido, por el cual sentimos una gran admiración o quizás nos hemos encontrado con un poema el cual ha dejado una huella indeleble en nuestras almas.  Pues en este grupo, tu puedes compartir a estos poetas y a su poesía

POETAS EN EL RECUERDO

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2019   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: